/ jueves 27 de junio de 2019

Cuitláhuac: lunes negro

El pasado lunes 24, aparte de la filtración de las actas de nacimiento y de defunción de sus familiares para evidenciar el nepotismo del que se le ha venido acusando por el nombramiento de su presunto primo Eleazar Guerrero Pérez como subsecretario de Finanzas y Administración de la Sefiplan, el gobernador Cuitláhuac García fue plantado además por el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, quien supuestamente vendría a Ixtaczoquitlán para encabezar una reunión con empresarios y autoridades municipales agobiados por los secuestros en ese corredor industrial de la zona centro de Veracruz.

El golpe documentado contra sus familiares erróneamente ha sido minimizado por el mandatario estatal de Morena, cuando era una coyuntura para sacudir a su gabinete y deshacerse de su parentela y de otros colaboradores cuya ineptitud le ha representado también un alto costo político en estos primeros siete meses de su gestión.

Sin embargo, lo más preocupante es el desaire de Durazo, de cuya visita estaban tan seguros que del mismo Palacio de Gobierno filtraron que era “un secreto a voces o un secreto muy mal guardado” que hasta “algunos alcaldes de la zona se presentaron en el Palacio Municipal de Ixtaczoquitlán para intentar mantener un diálogo y hacer sus siempre pertinentes peticiones, aunque sin fruto (porque) la reunión no se efectuó ahí.”

Según la versión que divulgaron, “la reunión privada” entre Cuitláhuac y Durazo “tendría lugar a las 17:00 horas en las instalaciones de Talleres y Aceros”, donde el gobernador y el titular de la SSPC hablarían “sobre la operatividad, el reforzamiento y la distribución de la Guardia Nacional en la entidad veracruzana.”

Varios medios dieron por hecho la presencia del alto funcionario federal en la zona centro de Veracruz. Inclusive un diario porteño, cercano al ex gobernador Yunes, publicó que la visita de Durazo a Ixtaczoquitlán “sirvió como marco” para que Cuitláhuac García y el Fiscal General del estado, Jorge Winckler, “firmaran ‘la pipa de la paz’ y se comprometieran a trabajar juntos.”

Sin embargo, el martes 25, Yeraldinne Navarrete Alcántara, subdirectora de Medios de Información de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, aclaró a través de un comunicado que “el titular de la SSPC no viajó el día de ayer al estado de Veracruz, ni tampoco tenía una reunión programada con autoridades estatales y federales”, aunque destacaba “que el Secretario Alfonso Durazo ha creado grupos de trabajo con distintos sectores para atender temas prioritarios de interés para los empresarios y la ciudadanía, y Veracruz no será la excepción.”

El pasado lunes 24, aparte de la filtración de las actas de nacimiento y de defunción de sus familiares para evidenciar el nepotismo del que se le ha venido acusando por el nombramiento de su presunto primo Eleazar Guerrero Pérez como subsecretario de Finanzas y Administración de la Sefiplan, el gobernador Cuitláhuac García fue plantado además por el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, quien supuestamente vendría a Ixtaczoquitlán para encabezar una reunión con empresarios y autoridades municipales agobiados por los secuestros en ese corredor industrial de la zona centro de Veracruz.

El golpe documentado contra sus familiares erróneamente ha sido minimizado por el mandatario estatal de Morena, cuando era una coyuntura para sacudir a su gabinete y deshacerse de su parentela y de otros colaboradores cuya ineptitud le ha representado también un alto costo político en estos primeros siete meses de su gestión.

Sin embargo, lo más preocupante es el desaire de Durazo, de cuya visita estaban tan seguros que del mismo Palacio de Gobierno filtraron que era “un secreto a voces o un secreto muy mal guardado” que hasta “algunos alcaldes de la zona se presentaron en el Palacio Municipal de Ixtaczoquitlán para intentar mantener un diálogo y hacer sus siempre pertinentes peticiones, aunque sin fruto (porque) la reunión no se efectuó ahí.”

Según la versión que divulgaron, “la reunión privada” entre Cuitláhuac y Durazo “tendría lugar a las 17:00 horas en las instalaciones de Talleres y Aceros”, donde el gobernador y el titular de la SSPC hablarían “sobre la operatividad, el reforzamiento y la distribución de la Guardia Nacional en la entidad veracruzana.”

Varios medios dieron por hecho la presencia del alto funcionario federal en la zona centro de Veracruz. Inclusive un diario porteño, cercano al ex gobernador Yunes, publicó que la visita de Durazo a Ixtaczoquitlán “sirvió como marco” para que Cuitláhuac García y el Fiscal General del estado, Jorge Winckler, “firmaran ‘la pipa de la paz’ y se comprometieran a trabajar juntos.”

Sin embargo, el martes 25, Yeraldinne Navarrete Alcántara, subdirectora de Medios de Información de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, aclaró a través de un comunicado que “el titular de la SSPC no viajó el día de ayer al estado de Veracruz, ni tampoco tenía una reunión programada con autoridades estatales y federales”, aunque destacaba “que el Secretario Alfonso Durazo ha creado grupos de trabajo con distintos sectores para atender temas prioritarios de interés para los empresarios y la ciudadanía, y Veracruz no será la excepción.”

martes 12 de noviembre de 2019

Orizaba-Ixtac: abusos letales

martes 13 de agosto de 2019

Cuitláhuac en la FGR

lunes 01 de julio de 2019

Zenyazen: no ve ni oye

viernes 28 de junio de 2019

Negociazo en tecnológicos

jueves 27 de junio de 2019

Cuitláhuac: lunes negro

martes 11 de junio de 2019

Veracruz: ¿continuará la 4T?

lunes 10 de junio de 2019

Nassón: sus otras ‘víctimas’

viernes 07 de junio de 2019

Yunes: a rendir cuentas

miércoles 05 de junio de 2019

Infiltrados en Veracruz

miércoles 29 de mayo de 2019

Cazarín veta a Portilla

Cargar Más