/ jueves 10 de junio de 2021

¿Solo dos plurinominales al PRI?; ¿Y si entra un tercero debe ser mujer?

El presidente Andrés Manuel López Obrador desayuna, come, cena y duerme haciendo política...

Por eso, aunque hizo como que no le importa y expresó que no tienen razón los que afirman que perdió la mayoría que actualmente le permite mandar en la Cámara de Diputados, sabe perfectamente que no es así, nos hacen ver políticos que lo conocen bien. Tan sabe que no es así que el martes lanzó un dardo envenenado, tapado con una fina envoltura, a sus enemigos de la oposición, nos indican.

En la mañanera del martes, el Presidente declaró esto: “Bueno, si se quisiera tener mayoría calificada, que son dos terceras partes, se podría lograr un acuerdo con una parte de legisladores del PRI o de cualquier otro partido, pero no se necesitan muchos para la reforma constitucional”.

Dardo envenenado, les dicen unos, porque de esta forma pretende abrir un boquete en la alianza opositora.

Al respecto, ayer, en entrevista la exgobernadora de Yucatán y actual diputada Dulce María Sauri Riancho, puntualizó losiguiente:

“A mí me parece que en el lenguaje beisbolero que le gusta al señor Presidente, fue un bola ensalivada que aventó, porque pudo haber mencionado a cualquiera de los otros partidos que formamos parte de la oposición, pero escogió al PRI; por eso le digo bola ensalivada. Y, además, una manera para tener una sombra sobre el partido, sobre el importante logro que la alianza opositora tuvo en relación a restablecer los equilibrios en la Cámara de Diputados y de alguna manera señalar al PRI como si fuera el judas de la ciudadanía mexicana que optó por la pluralidad, y no somos judas definitivamente.

“Divide y vencerás, y la primera parte para la división es sombrar la sospecha.

Podemos decirle bola ensalivada, podemos decirle beso del diablo, pero el hecho es que va hacia sembrar sospecha y esto de ninguna manera podemos permitirlo quienes somos priistas y estamos convencidas y convencidos de que el voto del pasado domingo 6 de junio fue a favor de la pluralidad de la ciudad y ese es nuestro compromiso”, declaró Sauri.

En ese sentido, experimentados políticos concluyen que los priistas, por las razones que usted quiera, no podrían cometer peor error que aliarse con el Presidente. ¿Por qué afirman esto?, porque los votos que la gente le dio, fue para que sean oposición de verdad, no aliados. Allá los tricolores si terminan por cavar su tumba, nos comentan.

En varios distritos y municipios veracruzanos se pelean por cada voto, en unos casos porque unos cuantos sufragios hacen la diferencia entre ganar o perder (Orizaba es un ejemplo, son alrededor de 50 para la diputación federal) y en otros porque al final de cuentas, haya triunfos o derrotas, todo suma para el conteo final, nos indican conocedores de los temas electorales.

Por cierto que esos especialistas nos apuntan que, de acuerdo a su apreciación y por el número de votos que hasta ahora tiene a su cuenta el Partido Revolucionario Institucional, éste solo alcanzaría dos diputaciones locales por la vía de la representación proporcional o plurinominal.

Esto, traducido al lenguaje político jarocho, significaría que, de acuerdo a la lista registrada por el PRI ante el OPLE, solo llegarían a la Legislatura el actual presidente del PRI estatal, Marlon Ramírez, y la diputada federal con licencia Anilú Ingram.

Se afirma que, según estas cuentas de votos, Héctor Yunes Landa no alcanzaría a entrar al Congreso local, pero que, si finalmente los votos dieran, por paridad de género deberá ser llamada una mujer priista. ¿Cómo la ve, qué le parece?, estimado lector.

El presidente Andrés Manuel López Obrador desayuna, come, cena y duerme haciendo política...

Por eso, aunque hizo como que no le importa y expresó que no tienen razón los que afirman que perdió la mayoría que actualmente le permite mandar en la Cámara de Diputados, sabe perfectamente que no es así, nos hacen ver políticos que lo conocen bien. Tan sabe que no es así que el martes lanzó un dardo envenenado, tapado con una fina envoltura, a sus enemigos de la oposición, nos indican.

En la mañanera del martes, el Presidente declaró esto: “Bueno, si se quisiera tener mayoría calificada, que son dos terceras partes, se podría lograr un acuerdo con una parte de legisladores del PRI o de cualquier otro partido, pero no se necesitan muchos para la reforma constitucional”.

Dardo envenenado, les dicen unos, porque de esta forma pretende abrir un boquete en la alianza opositora.

Al respecto, ayer, en entrevista la exgobernadora de Yucatán y actual diputada Dulce María Sauri Riancho, puntualizó losiguiente:

“A mí me parece que en el lenguaje beisbolero que le gusta al señor Presidente, fue un bola ensalivada que aventó, porque pudo haber mencionado a cualquiera de los otros partidos que formamos parte de la oposición, pero escogió al PRI; por eso le digo bola ensalivada. Y, además, una manera para tener una sombra sobre el partido, sobre el importante logro que la alianza opositora tuvo en relación a restablecer los equilibrios en la Cámara de Diputados y de alguna manera señalar al PRI como si fuera el judas de la ciudadanía mexicana que optó por la pluralidad, y no somos judas definitivamente.

“Divide y vencerás, y la primera parte para la división es sombrar la sospecha.

Podemos decirle bola ensalivada, podemos decirle beso del diablo, pero el hecho es que va hacia sembrar sospecha y esto de ninguna manera podemos permitirlo quienes somos priistas y estamos convencidas y convencidos de que el voto del pasado domingo 6 de junio fue a favor de la pluralidad de la ciudad y ese es nuestro compromiso”, declaró Sauri.

En ese sentido, experimentados políticos concluyen que los priistas, por las razones que usted quiera, no podrían cometer peor error que aliarse con el Presidente. ¿Por qué afirman esto?, porque los votos que la gente le dio, fue para que sean oposición de verdad, no aliados. Allá los tricolores si terminan por cavar su tumba, nos comentan.

En varios distritos y municipios veracruzanos se pelean por cada voto, en unos casos porque unos cuantos sufragios hacen la diferencia entre ganar o perder (Orizaba es un ejemplo, son alrededor de 50 para la diputación federal) y en otros porque al final de cuentas, haya triunfos o derrotas, todo suma para el conteo final, nos indican conocedores de los temas electorales.

Por cierto que esos especialistas nos apuntan que, de acuerdo a su apreciación y por el número de votos que hasta ahora tiene a su cuenta el Partido Revolucionario Institucional, éste solo alcanzaría dos diputaciones locales por la vía de la representación proporcional o plurinominal.

Esto, traducido al lenguaje político jarocho, significaría que, de acuerdo a la lista registrada por el PRI ante el OPLE, solo llegarían a la Legislatura el actual presidente del PRI estatal, Marlon Ramírez, y la diputada federal con licencia Anilú Ingram.

Se afirma que, según estas cuentas de votos, Héctor Yunes Landa no alcanzaría a entrar al Congreso local, pero que, si finalmente los votos dieran, por paridad de género deberá ser llamada una mujer priista. ¿Cómo la ve, qué le parece?, estimado lector.