imagotipo

América ganó en la copa MX y ahora va por las Chivas

  • ESTO
  • en Deportes

POR JAVIER JUÁREZ

Las Águilas agitaron levemente las alas y lograron levantar el vuelo. América tomó un respiro a unos días de visitar al chiverío en una edición más del Clásico Nacional. El cuadro emplumado encontró en la copa el alivio a su dolor, 1-0 final.

La reconciliación con su gente llegó en pleno día del amor y la amistad. La relación continúa grave pero ya dieron el primer paso para seguir adelante. Michael Arroyo volvió y logró el único picotazo del cotejo. El “Gambetita” reapareció para salvar a los azulcremas. Marchesín atajó otro penalti y también cooperó para el triunfo. La copa quedó atrás. Los azulcremas por ahora comparten el liderato del grupo 6.  Es tiempo de Clásico.

EL PARTIDO

Coras buscó echar a las Águilas del torneo de copa y de paso dejarlas adormecidas para que el chiverío les cortara las alas el sábado en el Clásico Nacional. El cuadro nayarita intentó repetir lo acontecido en la Arena Cora. Neira exigió a Marchesín muy pronto. El portero desvío el esférico a tiro de esquina. El ánimo de los nayaritas duró poco. Michael Arroyo de lejos logró abrir el marcador. El picotazo de los azulcremas provocó que Coras se echara para atrás. El vuelo de los amarillos comenzó.

Nápoles intentó organizar a sus compañeros y crear jugadas de peligro por el lado izquierdo. El “Zippo” pocas veces lo logró. América tomó el control total del juego. Arroyo una vez más disparó de lejos, Arana respondió para contener el balón.

La Volpe le dio juego a elementos con pocos minutos en la liga como: Burón, el “Puma” Pimentel, Güémez, Pérez y el debut con el primer equipo de Cristhian Paredes.

El descanso llegó. Al volver al campo La Volpe decidió darle más desequilibrio a su ataque con el ingreso del “Chivo” Rosel. Las Águilas atacaron a Coras y sin fijarse dejaron espacios atrás. El equipo nayarita atacó. Guzmán tuvo la oportunidad de emparejar el marcador a través de un penalti pero Marchesín volvió a ponerse la capa de héroe. El juego fue parejo, el equilibrio estuvo en todo el campo. En la agonía del juego el “Zippo” Nápoles tiró de lejos. Marchesín voló para desviar el fogonazo. No hubo más en el Azteca. América movió levemente las alas y le alcanzó para igualar a Coras en el liderato del grupo tres.