imagotipo

Real Madrid requiere toda su experiencia

  • Agencias
  • en Deportes

El Real Madrid, vigente campeón de la Champions League, regresa a su competición preferida, aunque en una eliminatoria peligrosa, pues enfrenta a un Napoli prácticamente sin experiencia en esta instancia, pero con un gran paso en la Liga italiana.

El estadio Santiago Bernabéu se prepara para enterrar las rencillas con jugadores como Karim Benzema, y crear ese ambiente especial de noche europea que impulse al equipo merengue en una eliminatoria más dura de lo que se pensó el día del sorteo. El paso de los meses ha ido rebajando la fiabilidad del Real Madrid e incrementando la de un Napoli que llega lanzado a la cita.

Los dirigidos por Zinedine Zidane pasaron de ser invencibles, con una racha de 40 partidos sin perder, a convertirse en vulnerables con derrotas que le afectaron en lo psicológico y le costaron la primera eliminación, en la Copa del Rey de España. Pero justifican que la Champions League es diferente, la competición que dio forma a una leyenda que quieren hacer crecer aún más, convirtiéndose en el primer equipo que repite éxito.

En el momento que su bajo rendimiento más ruido genera, y con Zidane justificando su falta de gol por las virtudes que hacen mejor a los que le rodean, Benzema necesita un gol en un día importante como el que se presenta, en el que Cristiano Ronaldo también quiere una nueva marca personal, a dos goles de ser el primero en alcanzar el centenar en la Champions League.

Real Madrid busca sus séptimos cuartos de final consecutivos, olvidada aquella maldición de octavos de hace seis años. Por el contrario, Napoli pisa por segunda vez esta instancia y sueña con alcanzar la siguiente ronda por primera vez. Llega a la cita en un gran momento y con las ganas de medir su valor real contra el vigente campeón.

Las grandes actuaciones del Napoli en los últimos encuentros, y el encanto del duelo ante el equipo más ganador de Europa, generaron gran expectación en todo el entorno de los azzurri, que llegarán a Madrid acompañados por casi 10,000 aficionados.

Regresarán a la que fue su casa dos jugadores queridos por el madridismo, como José Callejón y Raúl Albiol. Ganaron la Liga española con la camiseta merengue y dejaron grandes recuerdos.

La delantera del Napoli es el principal punto de fuerza del equipo. Dries Mertens, Lorenzo Insigne y Callejón llevan 31 goles en la Liga italiana y destacan por su gran afinidad.

Napoli regresará al Bernabéu 30 años después. La última vez se remonta a 1987, cuando el Real Madrid, que lo dirigía Leo Beenhakker, se impuso 2-0. La larga espera ha merecido la pena. El espectáculo de la Champions League regresa al Bernabéu con un gran duelo de dos equipos ofensivos con buen gusto por el futbol.