/ miércoles 17 de abril de 2019

¡Realidad supera a la ficción! Reviven células en el cerebro de un cerdo muerto

Un grupo de científicos ha logrado restaurar actividad celular y circulatoria en el cerebro de un cerdo que llevaba cuatro horas muerto

Un grupo de científicos ha logrado restaurar actividad celular y circulatoria en el cerebro de un cerdo que llevaba cuatro horas muerto, un hallazgo que podría contribuir al tratamiento de enfermedades cerebrales, según un estudio publicado este miércoles en Nature.

Los expertos de la Universidad de Yale (E.U.) utilizaron el cerebro de un cerdo muerto extraído de una fábrica de envasado de carnes y observaron cómo al aislarlo y emplear una solución química específica, detectaban muchas funciones celulares básicas.

Previamente se creía que esas actividades terminaban segundos o minutos después de cesar el flujo sanguíneo y de oxígeno.

"El cerebro intacto de un mamífero grande retiene una capacidad -previamente no apreciada- de restauración de la circulación y ciertas actividades moleculares y celulares, múltiples horas después de la parada circulatoria", resaltó Nenad Sestan, profesor de Neurociencia, Medicina Comparativa, Genética y Psiquiatría.

Foto: @NatureNews



Si embargo, en la investigación se detectó también que el cerebro analizado carecía de cualquier señal eléctrica global reconocible asociada a la función cerebral normal.

"En ningún momento observamos el tipo de actividad eléctrica organizada, asociada a la percepción o consciencia", apuntó Avonimir Vrselja, experto en neurociencia.


Vrselja matizó que "clínicamente, esto no es un cerebro vivo, pero es un cerebro celularmente activo".

Normalmente, la muerte celular dentro del cerebro se considera un proceso irreversible, pues al ser privada de oxígeno y suministro sanguíneo la actividad eléctrica cerebral y las señales de consciencia desaparecen en cuestión de segundos, mientras que las reservas energéticas se agotan en cuestión de minutos.

Sin embargo, los expertos del laboratorio de Sestan, que se centran en investigación del desarrollo y evolución cerebral, observaron aquí que muestras de pequeños tejidos con los que trabajaban de manera rutinaria sí reflejaron señales de viabilidad celular, incluso cuando el tejido llevaba varias horas muerto.

En el órgano del cerdo sometido a análisis que llevaba cuatro horas muerto, este equipo científico halló preservada integridad celular neural y restauró cierta funcionalidad de las células vasculares y neuronales.

Foto: Yale School of Medicine



Los expertos creen que este hallazgo podría resolver un problema complejo: la incapacidad para aplicar ciertas técnicas al estudio de la estructura y función del cerebro intacto de un mamífero grande.

"Previamente, solo hemos podido estudiar células en cerebros de grandes mamíferos bajo condiciones estáticas o mayoritariamente bidimensionales, empleando pequeñas muestras de tejido fuera de su entorno nativo", observó el científico Stefano G. Daniele, que formó parte de este estudio.

Daniele agregó que ahora, por primera vez, se puede "investigar el cerebro grande en tres dimensiones, lo que incrementa la "capacidad de estudiar interacciones celulares complejas y su conectividad".

Si bien este avance no tendrá una aplicación clínica inmediata, sí representa una nueva plataforma que podría, en el futuro, ayudar a los médicos a encontrar maneras con las que rescatar funciones cerebrales en pacientes de apoplejías, o probar la eficacia de nuevas terapias.

Un grupo de científicos ha logrado restaurar actividad celular y circulatoria en el cerebro de un cerdo que llevaba cuatro horas muerto, un hallazgo que podría contribuir al tratamiento de enfermedades cerebrales, según un estudio publicado este miércoles en Nature.

Los expertos de la Universidad de Yale (E.U.) utilizaron el cerebro de un cerdo muerto extraído de una fábrica de envasado de carnes y observaron cómo al aislarlo y emplear una solución química específica, detectaban muchas funciones celulares básicas.

Previamente se creía que esas actividades terminaban segundos o minutos después de cesar el flujo sanguíneo y de oxígeno.

"El cerebro intacto de un mamífero grande retiene una capacidad -previamente no apreciada- de restauración de la circulación y ciertas actividades moleculares y celulares, múltiples horas después de la parada circulatoria", resaltó Nenad Sestan, profesor de Neurociencia, Medicina Comparativa, Genética y Psiquiatría.

Foto: @NatureNews



Si embargo, en la investigación se detectó también que el cerebro analizado carecía de cualquier señal eléctrica global reconocible asociada a la función cerebral normal.

"En ningún momento observamos el tipo de actividad eléctrica organizada, asociada a la percepción o consciencia", apuntó Avonimir Vrselja, experto en neurociencia.


Vrselja matizó que "clínicamente, esto no es un cerebro vivo, pero es un cerebro celularmente activo".

Normalmente, la muerte celular dentro del cerebro se considera un proceso irreversible, pues al ser privada de oxígeno y suministro sanguíneo la actividad eléctrica cerebral y las señales de consciencia desaparecen en cuestión de segundos, mientras que las reservas energéticas se agotan en cuestión de minutos.

Sin embargo, los expertos del laboratorio de Sestan, que se centran en investigación del desarrollo y evolución cerebral, observaron aquí que muestras de pequeños tejidos con los que trabajaban de manera rutinaria sí reflejaron señales de viabilidad celular, incluso cuando el tejido llevaba varias horas muerto.

En el órgano del cerdo sometido a análisis que llevaba cuatro horas muerto, este equipo científico halló preservada integridad celular neural y restauró cierta funcionalidad de las células vasculares y neuronales.

Foto: Yale School of Medicine



Los expertos creen que este hallazgo podría resolver un problema complejo: la incapacidad para aplicar ciertas técnicas al estudio de la estructura y función del cerebro intacto de un mamífero grande.

"Previamente, solo hemos podido estudiar células en cerebros de grandes mamíferos bajo condiciones estáticas o mayoritariamente bidimensionales, empleando pequeñas muestras de tejido fuera de su entorno nativo", observó el científico Stefano G. Daniele, que formó parte de este estudio.

Daniele agregó que ahora, por primera vez, se puede "investigar el cerebro grande en tres dimensiones, lo que incrementa la "capacidad de estudiar interacciones celulares complejas y su conectividad".

Si bien este avance no tendrá una aplicación clínica inmediata, sí representa una nueva plataforma que podría, en el futuro, ayudar a los médicos a encontrar maneras con las que rescatar funciones cerebrales en pacientes de apoplejías, o probar la eficacia de nuevas terapias.

Policiaca

Hallan cuerpo desmembrado en un auto abandonado cerca del penal de Coatzacoalcos

El vehículo fue reportado por testigos que vieron el momento en que dos hombres, aparentemente armados, lo abandonaban

Local

Necesario atender patrimonio cultural en la región: Miranda

El investigador del INAH dijo que sí hay interés en las autoridades, pero para trabajar en ello, tienen que empatar los tiempos de gestión de recursos y prioridades con lineamientos de conservación

Local

Derribo de exfábrica Cocolapan, mayor crimen contra memoria histórica de Orizaba: Rivera

La investigadora Eulalia Rivera Carbó, mencionó que trabajó por el rescate de la exfábrica en organismos internacionales

Futbol

México no tuvo piedad y aplastó a Cuba en la Copa Oro

México arrancó a paso de gigante y se enfoca en Canadá

Política

Confía Monreal en “amplio consenso” para aprobar T-MEC este miércoles

Dijo que el que se haya aprobado en comisiones es una lectura positiva en los mercados internacionales

Gossip

Diana Bovio muestra los Pecados de Bárbara

Actualmente está por terminar el rodaje de Los pecados de Bárbara una serie dramedy

Sociedad

Campesinos de Guerrero se niegan a liberar al subdelegado

Productores de Guerrero advirtieron que no cederán hasta tener el fertilizante; morenistas marchan en Tlapa para que liberen al funcionario

Doble Vía

Creativos mexicanos competirán en Cannes

Vieri Figallo e Iván Wacha Gutiérrez, ganaron este año el Grand Prix y dos oros en el Círculo Creativo en Innovación, por el diseño de una esfera contra incendios

Sociedad

Guardia Nacional va tras migrantes; despliegue inicia el 30 de junio

Según Alfonso Durazo, seis mil elementos se desplegarán a partir del Istmo de Tehuantepec hacia el sur para detener a migrantes ilegales