/ jueves 6 de junio de 2024

Sus almas aún cuidan los surcos; leyenda de los cortadores de caña de Pánuco

Leyendas que pasan de generación en generación hablan de los fantasmas en cañaverales de Veracruz

Córdoba, Ver.- Los cañaverales de Veracruz, desde el norte hasta el sur, los campesinos siempre han contado historias que pasan de generación en generación, algunas pueden ser reales mientras que otras pueden caer en lo exagerado.

Pero una cosa es verdad, estas historias tienen su origen en Veracruz y algunas se han mantenido vigentes al paso de los años, esto gracias a que los abuelos las cuentan a sus nietos y las leyendas e historias de los cañaverales que sorprenden a más de uno.

Te puede interesar: ¿Qué le piden a la Santa Muerte en Córdoba? Su culto está creciendo en la ciudad

Existen relatos en donde se dice que en una granja del sur de Veracruz un niño vivía con sus padres, quienes se dedicaban al campo y en cada época de cosecha su principal temor eran los cuervos ya que estos se alimentaban del maíz, por ello es que decidieron instalar dentro del campo una imagen de un “espanta pájaros”.

Esta imagen se supone espantaría a las aves durante el proceso de producción y cosecha de maíz, y al parecer este muñeco sí cumplió con su función y ese año los granjeros obtuvieron una cosecha “jugosa” la cual venderían y obtendrían suficiente dinero para atender las necesidades de la granja.

Pero al escuchar esto algunos ladrones decidieron ir a robar la cosecha a los granjeros, y una noche comenzaron con su plan para cometer la fechoría, y el niño descubrió a los ladrones, quienes al verse sorprendidos procedieron a capturar al niño.

Mientras los ladrones hacían su trabajo de la nada apareció una sombre y comenzó a golpear a los ladrones y libero al infante, gracias a esta sombra se impidió el robo de la cosecha, pero al preguntar al niño quién lo había liberado él respondió que había sido el espantapájaros.

Desde esa fecha se considera que los espanta pájaros son protectores del campo y las cosechas, pero se les debe dar un pago por sus servicios, ya sea un tributo como alimento o algún juguete para que siga realizando su tarea y todo salga bien durante la cosecha.

La leyenda de los cortadores de caña de Pánuco

Ahora bien, en la zona norte de Veracruz también existe otro relato relacionado con el campo, se trata de los cañaverales de Pánuco.

Síguenos en nuestro nuevo canal de WhatsApp y recibe toda la información de Veracruz en tu celular ¡Es gratis!

Está historia cuenta que hace varios años trabajar en los campos de caña era muy pesado, ya que los caciques explotaban a los hombres de campo, haciéndolos trabajar largas jornadas bajo los rayos del sol, con sueldos miserables.

Los hombres no tenían otras opciones para trabajar y ganar dinero para mantener a sus familias, así que muchos aceptaban estas jornadas extenuantes y agotadoras, además de que en el campo se llegaron a registrar varias muertes, algunas por accidentes con las herramientas de trabajo y otras por el cansancio y enfermedades.

Te puede interesar: Brujas y nahuales serán llevados a la pantalla con la serie "La Red del Terror" realizada en Córdoba

De acuerdo con pobladores, en aquellos años los cañeros muertos en el trabajo eran enterrados en el campo con una cruz señalando el lugar donde perdieron la vida, pues no había dinero para realizar todo un funeral.

Algunos cañeros han perdido la vida dentro del campo y se dice que sus almas no descansan en paz por ello se les puede ver en las noches rondando entre las cañas / Foto: Margarito Pérez / Cuartoscuro.com

Se dice que muchas de las personas que fallecieron en estas terribles condiciones, sus almas no han alcanzado la paz, es por ello que algunos espíritus siguen rondando los campos de caña, pero enojados por haber muerto en terribles circunstancias.

Hay relatos que aseguran que aquellos valientes que suelen ingresar a los campos de caña durante la noche, han visto fantasma de los trabajadores o en su caso escuchado voces lamentándose y pidiendo justicia por los malos tratos que recibieron en vida.

Es por ello que a la fecha si visitas los campos de caña en Pánuco, los pobladores son los que te dicen que no debes ingresar en ellos durante la noche para evitar ser asustado por un fantasma.

Es más hay algunas personas que siguen acudiendo en el día a rezar en los campos, para pedir por las almas en pena y que paren de asustar a los vivos en las noches.

Ahora que ya sabes estas historias ¿te atreverías a entrar a los cañaverales de Pánuco durante una noche?

Córdoba, Ver.- Los cañaverales de Veracruz, desde el norte hasta el sur, los campesinos siempre han contado historias que pasan de generación en generación, algunas pueden ser reales mientras que otras pueden caer en lo exagerado.

Pero una cosa es verdad, estas historias tienen su origen en Veracruz y algunas se han mantenido vigentes al paso de los años, esto gracias a que los abuelos las cuentan a sus nietos y las leyendas e historias de los cañaverales que sorprenden a más de uno.

Te puede interesar: ¿Qué le piden a la Santa Muerte en Córdoba? Su culto está creciendo en la ciudad

Existen relatos en donde se dice que en una granja del sur de Veracruz un niño vivía con sus padres, quienes se dedicaban al campo y en cada época de cosecha su principal temor eran los cuervos ya que estos se alimentaban del maíz, por ello es que decidieron instalar dentro del campo una imagen de un “espanta pájaros”.

Esta imagen se supone espantaría a las aves durante el proceso de producción y cosecha de maíz, y al parecer este muñeco sí cumplió con su función y ese año los granjeros obtuvieron una cosecha “jugosa” la cual venderían y obtendrían suficiente dinero para atender las necesidades de la granja.

Pero al escuchar esto algunos ladrones decidieron ir a robar la cosecha a los granjeros, y una noche comenzaron con su plan para cometer la fechoría, y el niño descubrió a los ladrones, quienes al verse sorprendidos procedieron a capturar al niño.

Mientras los ladrones hacían su trabajo de la nada apareció una sombre y comenzó a golpear a los ladrones y libero al infante, gracias a esta sombra se impidió el robo de la cosecha, pero al preguntar al niño quién lo había liberado él respondió que había sido el espantapájaros.

Desde esa fecha se considera que los espanta pájaros son protectores del campo y las cosechas, pero se les debe dar un pago por sus servicios, ya sea un tributo como alimento o algún juguete para que siga realizando su tarea y todo salga bien durante la cosecha.

La leyenda de los cortadores de caña de Pánuco

Ahora bien, en la zona norte de Veracruz también existe otro relato relacionado con el campo, se trata de los cañaverales de Pánuco.

Síguenos en nuestro nuevo canal de WhatsApp y recibe toda la información de Veracruz en tu celular ¡Es gratis!

Está historia cuenta que hace varios años trabajar en los campos de caña era muy pesado, ya que los caciques explotaban a los hombres de campo, haciéndolos trabajar largas jornadas bajo los rayos del sol, con sueldos miserables.

Los hombres no tenían otras opciones para trabajar y ganar dinero para mantener a sus familias, así que muchos aceptaban estas jornadas extenuantes y agotadoras, además de que en el campo se llegaron a registrar varias muertes, algunas por accidentes con las herramientas de trabajo y otras por el cansancio y enfermedades.

Te puede interesar: Brujas y nahuales serán llevados a la pantalla con la serie "La Red del Terror" realizada en Córdoba

De acuerdo con pobladores, en aquellos años los cañeros muertos en el trabajo eran enterrados en el campo con una cruz señalando el lugar donde perdieron la vida, pues no había dinero para realizar todo un funeral.

Algunos cañeros han perdido la vida dentro del campo y se dice que sus almas no descansan en paz por ello se les puede ver en las noches rondando entre las cañas / Foto: Margarito Pérez / Cuartoscuro.com

Se dice que muchas de las personas que fallecieron en estas terribles condiciones, sus almas no han alcanzado la paz, es por ello que algunos espíritus siguen rondando los campos de caña, pero enojados por haber muerto en terribles circunstancias.

Hay relatos que aseguran que aquellos valientes que suelen ingresar a los campos de caña durante la noche, han visto fantasma de los trabajadores o en su caso escuchado voces lamentándose y pidiendo justicia por los malos tratos que recibieron en vida.

Es por ello que a la fecha si visitas los campos de caña en Pánuco, los pobladores son los que te dicen que no debes ingresar en ellos durante la noche para evitar ser asustado por un fantasma.

Es más hay algunas personas que siguen acudiendo en el día a rezar en los campos, para pedir por las almas en pena y que paren de asustar a los vivos en las noches.

Ahora que ya sabes estas historias ¿te atreverías a entrar a los cañaverales de Pánuco durante una noche?

Cultura

Ferrocarril en Orizaba fue el encargado de detonar la industria textil durante los años 30

Recordó que por esta ruta pasaba el tren de lujo “Jarocho” o el sencillo de pasajeros, de día, el nocturno o el Mérida

Local

Realizan jornada de descacharrización, fumigación y llantatón, para erradicar dengue en Orizaba

Las autoridades realizaron varias jornadas para evitar proliferación de mosquitos, ahora toca a los orizabeños mantener sus casas limpias

Salud

Infancias no deben estar mucho tiempo frente al teléfono, psicólogo explica desventajas

El establecer límites es esencial para marcar tiempos de uso, así como controlar lo que observan en redes sociales

Cine

Orizaba tiene un maestro ganador del Ariel en el Instituto Cinematográfico; la historia de Brandon López

Actualmente, forma parte de los profesores que dan clases en el Instituto Cinematográfico de Orizaba

Deportes

En basquetbol, equipo “Amigas” quiere sumar su cuarto campeonato al hilo en la Liga Municipal

Las deportistas practican desde hace 1 año 9 meses y se mantienen invictas en los encuentros que sostuvieron hasta ahora

Cultura

Festival del Folklore Orizaba 2024: fecha, sedes y cartelera de actividades

Es importante mencionar que este evento es de 24 al 27 de julio teniendo como sede principal a Orizaba