/ domingo 17 de marzo de 2019

Descubrimientos en el cenote Hoyo Negro

Investigadores del INAH ofrecieron una conferencia sobre la tecnología utilizada en el descubriemeinto

Datos sobre cómo sobrevivieron los huesos de Naia, los restos más antiguos y completos recuperados en América, así como de las especies de animales halladas y la tecnología usada para su descubrimiento fueron explicados por los investigadores principales del Proyecto Arqueológico Subacuático Hoyo Negro.

Esos trabajos son impulsados por la Subdirección de Arqueología Subacuática del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), tanto en aguas continentales como marinas de la República mexicana.

CORTESÍA

La cueva fue descubierta por los espeleobuzos Alejandro Álvarez, Alberto Nava y Franco Attolini, quienes forman parte del Proyecto Espeleológico Tulum (PET). La arqueóloga Pilar Luna Erreguerena, coordinadora general del Proyecto Arqueológico Subacuático Hoyo Negro, dio una visión general sobre el descubrimiento, los retos, principales hallazgos y la avanzada tecnología empleada en el estudio de este sitio, en una reciente conferencia en el Auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología (MNA).

La investigadora de la Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) habló del hallazgo de Naia como le llamaron a la osamenta encontrada y los restos de una cuarentena de animales, muchos de ellos extintos, significa la confluencia entre arqueología y espeleobuceo, “dos disciplinas necesarias para la conservación de los contextos culturales en cuevas sumergidas”.

Múltiples estudios de datación, reconstrucción virtual y cartografía, entre otros, así como lo indagado por la arqueología y la paleontología, se han hecho para arrojar más datos sobre Hoyo Negro cuya temporalidad se atribuye hacia el Pleistoceno Tardío (que precede al año 10,000 a.C.).

Por otro lado, la última conferencia, dictada por los doctores Blaine Schubert, director ejecutivo del Centro de Excelencia en Paleontología y profesor de Geociencias de la Universidad Estatal de Tennessee del Este; y Joaquín Arroyo-Cabrales, jefe del Laboratorio de Arqueozoología de la Subdirección de Laboratorios y Apoyo Académico del INAH, versó acerca del fenómeno conocido como Gran Intercambio Biótico Americano (GIBA).

Este acontecimiento, señaló Arroyo- Cabrales, ocurrido en el Pleistoceno tras la formación geológica del istmo de Panamá, permitió que múltiples especies procedentes de Norteamérica, cánidos y úrsidos, por ejemplo, cruzaran a Sudamérica al tiempo que animales de esa región, como los perezosos y los gliptodontes, migraban en sentido inverso.

Debido a que el sur de México y Sudamérica son geografías tropicales, el registro de fósiles ha sido, en general, pobremente representado. Por lo mismo, los expertos insistieron en la necesidad de seguir investigando y preservando las cuevas sumergidas de la península de Yucatán, que hoy se presentan como auténticas cápsulas del tiempo y sitios de incalculable valor para la arqueología subacuática.

En este sentido, Pilar Luna enfatizó que el Proyecto Hoyo Negro es conducido por arqueólogos subacuáticos y espeleobuzos capacitados, ya que dijo, la cueva sumergida en cuestión es un lugar en extremo peligroso, incluso para los propios especialistas, quienes laboran en ambientes de oscuridad, con equipo de protección de última generación e incluso con técnicas de buceo diseñadas exprofeso para Hoyo Negro.

CORTESÍA

Datos sobre cómo sobrevivieron los huesos de Naia, los restos más antiguos y completos recuperados en América, así como de las especies de animales halladas y la tecnología usada para su descubrimiento fueron explicados por los investigadores principales del Proyecto Arqueológico Subacuático Hoyo Negro.

Esos trabajos son impulsados por la Subdirección de Arqueología Subacuática del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), tanto en aguas continentales como marinas de la República mexicana.

CORTESÍA

La cueva fue descubierta por los espeleobuzos Alejandro Álvarez, Alberto Nava y Franco Attolini, quienes forman parte del Proyecto Espeleológico Tulum (PET). La arqueóloga Pilar Luna Erreguerena, coordinadora general del Proyecto Arqueológico Subacuático Hoyo Negro, dio una visión general sobre el descubrimiento, los retos, principales hallazgos y la avanzada tecnología empleada en el estudio de este sitio, en una reciente conferencia en el Auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología (MNA).

La investigadora de la Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) habló del hallazgo de Naia como le llamaron a la osamenta encontrada y los restos de una cuarentena de animales, muchos de ellos extintos, significa la confluencia entre arqueología y espeleobuceo, “dos disciplinas necesarias para la conservación de los contextos culturales en cuevas sumergidas”.

Múltiples estudios de datación, reconstrucción virtual y cartografía, entre otros, así como lo indagado por la arqueología y la paleontología, se han hecho para arrojar más datos sobre Hoyo Negro cuya temporalidad se atribuye hacia el Pleistoceno Tardío (que precede al año 10,000 a.C.).

Por otro lado, la última conferencia, dictada por los doctores Blaine Schubert, director ejecutivo del Centro de Excelencia en Paleontología y profesor de Geociencias de la Universidad Estatal de Tennessee del Este; y Joaquín Arroyo-Cabrales, jefe del Laboratorio de Arqueozoología de la Subdirección de Laboratorios y Apoyo Académico del INAH, versó acerca del fenómeno conocido como Gran Intercambio Biótico Americano (GIBA).

Este acontecimiento, señaló Arroyo- Cabrales, ocurrido en el Pleistoceno tras la formación geológica del istmo de Panamá, permitió que múltiples especies procedentes de Norteamérica, cánidos y úrsidos, por ejemplo, cruzaran a Sudamérica al tiempo que animales de esa región, como los perezosos y los gliptodontes, migraban en sentido inverso.

Debido a que el sur de México y Sudamérica son geografías tropicales, el registro de fósiles ha sido, en general, pobremente representado. Por lo mismo, los expertos insistieron en la necesidad de seguir investigando y preservando las cuevas sumergidas de la península de Yucatán, que hoy se presentan como auténticas cápsulas del tiempo y sitios de incalculable valor para la arqueología subacuática.

En este sentido, Pilar Luna enfatizó que el Proyecto Hoyo Negro es conducido por arqueólogos subacuáticos y espeleobuzos capacitados, ya que dijo, la cueva sumergida en cuestión es un lugar en extremo peligroso, incluso para los propios especialistas, quienes laboran en ambientes de oscuridad, con equipo de protección de última generación e incluso con técnicas de buceo diseñadas exprofeso para Hoyo Negro.

CORTESÍA

Local

Participarán en conversatorio defensoras de derechos de niñas y mujeres

Su mayor preocupación es el nivel de violencia que resienten desde temprana edad y a través del conversatorio buscan visualizar su problemática real

Local

Luis Ángel Bravo podría salir de prisión; entra a audiencia

El exfiscal ingresó a las salas de juicios orales donde esperan que con la salida de otros involucrados en el caso quede en libertad.

Local

Denuncian a alcalde de Texhuacan, ediles y policía municipal

Por los delitos de daños en propiedad ajena, usurpación de funciones y tráfico de influencias.

Cultura

Director de la Cineteca Nacional gasta 279 mil pesos en Cannes

Con base en información obtenida por El Sol de México, Alejandro Pelayo reportó esta cantidad por dos viajes al certamen francés en 2017 y 2018

Gossip

Llega a los cines del mundo la versión live-action de Aladdin

Aladdín, una historia que profundiza en la personalidades de sus protagonistas

Gossip

Andrés Cepeda prefiere ir contra la tendencia musical

Cepeda ganó el Grammy Latino en 2013 en la categoría álbum pop tradicional

Cultura

Tarantino y Almodóvar no tienen rival en Cannes

Las películas presentadas ayer en competencial oficial no cumplieron las expectativas

Cultura

Amado Nervo: Un siglo sin el poeta y artista de las letras

El legado del escritor vive hasta nuestros días por su valiosa aportación literaria

Futbol

Tri Sub-20 inicia su participación en el Mundial

Ellos son los jugadores elegidos por Diego Ramírez para representar a México durante la aventura Polaca