/ lunes 1 de marzo de 2021

Cobran más por luz y hay fallas: usuarios

Familias ubicadas cercanas a Laguna Verde decidieron no pagar el servicio hasta lograr obtener la reclasificación de la tarifa, hecho que no ha sido posible

La pandemia vino a recrudecer el elevado costo de energía eléctrica, por lo que integrantes del movimiento de resistencia civil del No Pago, localizados en las inmediaciones de la Central Nucleoeléctrica Laguna Verde, exigen a las autoridades se aplique a la brevedad la reclasificación de las tarifas y se condone la deuda que se tiene, tal y como sucedió en Tabasco.

Señalan que han pasado 21 meses desde que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, otorgó a la tarifa preferencial de energía eléctrica 1F y condonó la deuda histórica de 11 mil millones de pesos a Tabasco, sin que a la fecha se brinden las mismas condiciones para el estado.

Aseguran que la lucha de resistencia del No Pago sigue en pie y en la actualidad, dada la pandemia por Covid-19, toma mayor fuerza, dado que las familias y los comerciantes, pese a tener cerrados sus negocios, han visto un incremento en el cobro del servicio.

En la zona costera el reclamo es mayor porque luego de que algunas familias habían tomado la decisión de empezar a pagar el servicio cada bimestre, el año pasado la CFE comenzó a hacer el cobro total de la deuda acumulada durante los años que no cubrieron el pago, por lo que los montos a cubrir, algunos mayores a los 122 mil pesos, son impagables.

Las familias ubicadas en un perímetro de hasta 60 kilómetros de la Central Nucleoeléctrica Laguna Verde, decidieron decirle no al pago del servicio hasta lograr obtener la reclasificación de la tarifa, hecho que no ha sido posible.

Se trata de más de 60 mil familias de 200 comunidades, localizadas en 23 municipios, entre estos: Emiliano Zapata, Actopan, Úrsulo Galván, Puente Nacional, Alto Lucero y Vega de Alatorre.

Campesinos, amas de casa, comerciantes, personas de la tercera edad y personas dedicadas a varios oficios se unieron al movimiento de resistencia “La Leyenda de Chucho el Roto” dirigida por Francisco Fernández Morales, conocido como “El Potro”; así como a la asociación Ciudadanos Costeños Unidos. Esta última con presencia en el municipio de Alto Lucero, donde está instalada la Central Nucleoeléctrica.

Destacan que en dicha Central se genera el 36% de la energía eléctrica de todo el país, motivo que debería ser suficiente para que las autoridades otorgaran la tarifa preferencial.

Aunado a ello, en la zona se registran temperaturas entre los 32 y 42 grados centígrados, por lo que las facturaciones por el cobro del servicio son elevadas y, en algunos casos, imposibles de cubrir.

DE REGRESO A LA RESISTENCIA

Norberto Márquez Molina, representante de la asociación Ciudadanos Costeños Unidos, dio a conocer que algunas familias estaban pagando el servicio porque se les había borrado el adeudo; sin embargo, la CFE decidió reactivar el monto pendiente.

Explicó que alrededor de 3 mil personas regresaron al movimiento, luego de que la empresa comenzara a cobrarles el total de la deuda, sin otorgarles la oportunidad de realizar un convenio de pago o aplicar montos parciales.

Foto: René Corrales | Diario de Xalapa

“Decidieron empezar a pagar, pero regresaron al no pago porque el adeudo regresó, entonces no pueden cubrir el monto total. En algunos casos se estuvo pagando en 2018, 2019 y 2020 las facturaciones, pero la cantidad era poca, 200 o 300 pesos cada bimestre hasta que les llegaron los cobros totales que son imposibles de pagar, pagaban en tiendas de conveniencia, pero en éstas no se pueden hacer pagos parciales, acudieron a las oficinas en Cardel o Cempoala para hacer convenios, pero no se los autorizaron”, dijo.

Refirió que hace más de trece años, cuando inició el movimiento en la zona costera, se llegó al acuerdo con la CFE para que los usuarios pagaran la facturación corriente y el adeudo quedaría cancelado.

LA PANDEMIA EMPEORÓ LAS COSAS

Francisco Fernández Morales, conocido como “El Potro”, aseguró que, a pesar de la falta de respuesta de parte de las autoridades, la lucha continúa y no se pretende quitar el dedo del renglón, sobre todo porque con la pandemia por Covid-19 los cobros del servicio incrementaron.

“Es complicado que la gente pueda pagar por la pandemia, es algo impagable, en Tabasco gastas mil kilowatts y pagas 700 pesos, en Veracruz gastas lo mismo y pagas 7 mil, el 700% más caro, lo que queremos es que se nivele el cobro”, comentó.

Destacó que las familias se han quejado porque los cobros del servicio desde que inició la pandemia se ha elevado considerablemente y, en muchos casos, algunos de sus integrantes se quedaron sin ingresos.

“En las casas el gasto es mayor y los cobros son excesivos, lo mismo pasa en los negocios, tenemos casos en los que un negocio cerrado recibe facturas de 7 mil o 6 mil pesos y anteriormente les llegaba de 10 mil pesos", expuso.

Incluso mencionó que ha recibido solicitudes de familias ubicadas fuera del radio de los 60 kilómetros porque consideran que el cobro que reciben está fuera de sus ingresos.

Casi 50% más caro llega el recibo de luz

Para familias xalapeñas la pandemia por Covid-19 trajo consigo el incremento en los gastos del hogar, entre ellos el relacionado con la energía eléctrica, dado que al estar en confinamiento el consumo se elevó.

La ama de casa Soledad Aguilar dio a conocer que previo a la pandemia realizaba un bimestral del servicio de entre 140 y 160 pesos; sin embargo, en la actualidad el recibo ha llegado de 220 e incluso 240 pesos.

“Para nosotros cien pesos significan mucho porque sirven para comprar un kilo de carne, tortillas o comprar otras cosas de la despensa, hemos hecho algunos ajustes porque no nos podemos quedar sin energía eléctrica, es algo indispensable”, dijo.

Valeria Suárez mencionó que el servicio se elevó dado que su esposo realiza trabajo desde casa y utiliza de manera diaria el celular, así como la computadora, ambos aparatos que requieren tener la batería llena.

Alejandro Huerta González manifestó que desde los últimos meses del año se vieron en la necesidad de evitar encender todas las televisiones, usar menos el horno de microondas o no hacer uso de ventiladores para disminuir el gasto de energía eléctrica.

“Cambiamos el uso de esos aparatos para poder utilizar la computadora y el celular, son aparatos que necesitamos, mi esposa y yo los usamos para cumplir con nuestro trabajo, somos de los afortunados que seguimos con empleo y no podemos perderlo”, expresó.

Mientras que Miguel Ángel Gómez aseguró que tuvo un aumento de 150 pesos en su recibo, situación generada porque todos los integrantes de su familia están en casa.

Hay errores al medir el consumo, acusan

Veracruz, Ver.- Un aumento en las tarifas eléctricas, anomalías en la medición del uso de energía y un desinterés para revisar la facturación, son las quejas de usuarios de la Comisión Federal de Electricidad en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.

Tanto usuarios del servicio doméstico como comercial coinciden en que la situación empeora cada vez más y, hasta ahora, no existe una intención para reducir el costo de la energía.

Cristiana Millan Peña, quien es propietaria de un puesto dedicado a la venta de billetes de lotería, señaló que el recibo de luz de este año llegó con un costo superior al 100 por ciento, en comparación con el que pagó en diciembre.

Mientras en diciembre le cobraron 120 pesos, para el primer bimestre del 2021 el pago que les es exigido es de 300 pesos, monto que dice injustificado ya que lo único que utiliza es un pequeño ventilador.

Por su parte, el señor Juan de Dios Cordero Rodríguez, quien tiene una relojería en el centro histórico, indicó que tuvo que reducir tres horas su horario de trabajo, para disminuir el precio de la luz.

Aunque logró ver una disminución en su recibo, señaló que se privó de utilizar el aire acondicionado y maquinaria que ocupaba para su trabajo.

“A mí me ha venido más bajo pero porque he disminuido mis horarios de trabajo, pero también porque como hay menos trabajo he dejado de usar la maquinaria que utilizo, pagué yo 900 pesos en diciembre, ahora pagué 700 pesos”.

En tanto, el señor Francisco Ortiz Prado, habitante de la Colonia Astilleros, en la zona norte de la ciudad, dijo que el recibo de luz sigue subiendo cada bimestre y este no ha sido la excepción.

Contrario al anterior entrevistado, indicó que a pesar de disminuir el uso de aparatos eléctricos, como el aire acondicionado, esto no ha sido suficiente para observar una baja en el cobro.

Señaló que se ha presentado ante la CFE para pedir una revisión en el cobro, ya que le parece incongruente que ni ahorrando energía el recibo baje, pero simplemente no recibe respuesta.

“La luz ha incrementado demasiado, la verdad es que no hay un control en la Comisión Federal de Electricidad, porque siempre llega un recibo más elevado, a veces vengo pagando mil pesos y luego dos mil cien, voy a tratar de resolver las cosas o pedir aclaraciones y lo único que me dicen es pague y no podemos hacer más”.

Por su parte, el señor Pedro Torres, de la colonia Primero de Mayo, en la ciudad de Boca del Río, dijo que en su caso dejó de usar el aire acondicionado para generar ahorro de energía en su casa.

Señaló que de no tomar medidas, el precio de la energía eléctrica le llega en más de mil pesos bimestrales.

“En diciembre pagué como mil 200, pero ahorita en este primer bimestre pagué como 800 pesos, pero porque dejé de utilizar completamente el clima, para generar ahorro”.

En 2021 los aumentos no pararon

Al hacer un recuento del consumo de energía eléctrica durante la pandemia y cómo se ha visto reflejado en sus pagos, usuarios de Xalapa coinciden en que la mayor alza se dio al inicio de la contingencia, entre abril y julio de 2020, sin embargo, también hay quienes cuestionan si hubo reciente aumento en la tarifa pues en febrero de 2021 tuvieron aumentos.

La señora Gabriela, quien vive en la colonia Revolución, en la avenida Ciudad de las Flores, expuso que regularmente paga entre 270 y 290 pesos máximo, pero el primer bimestre de este año tendrá que pagar 803 pesos, cuando su consumo no ha variado y manifestó utilizar lo básico. Además, apuntó que sus hijos toman clases por celular pero solo una vez por semana.

“Fuimos a la Comisión Federal de Electricidad y no nos han resuelto nada. Subió excesivamente. He platicado con otras personas y también dicen que les aumentó”, sostuvo en entrevista.

Entre estas personas de las que habla está su centro de trabajo, una cafetería en la zona centro de la ciudad, donde de 6 mil pesos que pagaban, en febrero se elevó a ocho mil pesos.

Aunque las diferencias no son tan evidentes, dueños de algunos negocios ubicados en colonias de la periferia, como la Luz del Barrio, Campo de Tiro y Vasconcelos refieren que sus recibos del último bimestre llegaron con un incremento del 10 por ciento.

En ese sentido, personal de la Comisión Federal de Electricidad recordó que entre el 80 y 85 por ciento de la población cuenta con tarifas subsidiadas y están quienes se clasifican en la “franja baja”.

Con información de Danytza Flores y Maribel Sánchez | Diario de Xalapa

La pandemia vino a recrudecer el elevado costo de energía eléctrica, por lo que integrantes del movimiento de resistencia civil del No Pago, localizados en las inmediaciones de la Central Nucleoeléctrica Laguna Verde, exigen a las autoridades se aplique a la brevedad la reclasificación de las tarifas y se condone la deuda que se tiene, tal y como sucedió en Tabasco.

Señalan que han pasado 21 meses desde que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, otorgó a la tarifa preferencial de energía eléctrica 1F y condonó la deuda histórica de 11 mil millones de pesos a Tabasco, sin que a la fecha se brinden las mismas condiciones para el estado.

Aseguran que la lucha de resistencia del No Pago sigue en pie y en la actualidad, dada la pandemia por Covid-19, toma mayor fuerza, dado que las familias y los comerciantes, pese a tener cerrados sus negocios, han visto un incremento en el cobro del servicio.

En la zona costera el reclamo es mayor porque luego de que algunas familias habían tomado la decisión de empezar a pagar el servicio cada bimestre, el año pasado la CFE comenzó a hacer el cobro total de la deuda acumulada durante los años que no cubrieron el pago, por lo que los montos a cubrir, algunos mayores a los 122 mil pesos, son impagables.

Las familias ubicadas en un perímetro de hasta 60 kilómetros de la Central Nucleoeléctrica Laguna Verde, decidieron decirle no al pago del servicio hasta lograr obtener la reclasificación de la tarifa, hecho que no ha sido posible.

Se trata de más de 60 mil familias de 200 comunidades, localizadas en 23 municipios, entre estos: Emiliano Zapata, Actopan, Úrsulo Galván, Puente Nacional, Alto Lucero y Vega de Alatorre.

Campesinos, amas de casa, comerciantes, personas de la tercera edad y personas dedicadas a varios oficios se unieron al movimiento de resistencia “La Leyenda de Chucho el Roto” dirigida por Francisco Fernández Morales, conocido como “El Potro”; así como a la asociación Ciudadanos Costeños Unidos. Esta última con presencia en el municipio de Alto Lucero, donde está instalada la Central Nucleoeléctrica.

Destacan que en dicha Central se genera el 36% de la energía eléctrica de todo el país, motivo que debería ser suficiente para que las autoridades otorgaran la tarifa preferencial.

Aunado a ello, en la zona se registran temperaturas entre los 32 y 42 grados centígrados, por lo que las facturaciones por el cobro del servicio son elevadas y, en algunos casos, imposibles de cubrir.

DE REGRESO A LA RESISTENCIA

Norberto Márquez Molina, representante de la asociación Ciudadanos Costeños Unidos, dio a conocer que algunas familias estaban pagando el servicio porque se les había borrado el adeudo; sin embargo, la CFE decidió reactivar el monto pendiente.

Explicó que alrededor de 3 mil personas regresaron al movimiento, luego de que la empresa comenzara a cobrarles el total de la deuda, sin otorgarles la oportunidad de realizar un convenio de pago o aplicar montos parciales.

Foto: René Corrales | Diario de Xalapa

“Decidieron empezar a pagar, pero regresaron al no pago porque el adeudo regresó, entonces no pueden cubrir el monto total. En algunos casos se estuvo pagando en 2018, 2019 y 2020 las facturaciones, pero la cantidad era poca, 200 o 300 pesos cada bimestre hasta que les llegaron los cobros totales que son imposibles de pagar, pagaban en tiendas de conveniencia, pero en éstas no se pueden hacer pagos parciales, acudieron a las oficinas en Cardel o Cempoala para hacer convenios, pero no se los autorizaron”, dijo.

Refirió que hace más de trece años, cuando inició el movimiento en la zona costera, se llegó al acuerdo con la CFE para que los usuarios pagaran la facturación corriente y el adeudo quedaría cancelado.

LA PANDEMIA EMPEORÓ LAS COSAS

Francisco Fernández Morales, conocido como “El Potro”, aseguró que, a pesar de la falta de respuesta de parte de las autoridades, la lucha continúa y no se pretende quitar el dedo del renglón, sobre todo porque con la pandemia por Covid-19 los cobros del servicio incrementaron.

“Es complicado que la gente pueda pagar por la pandemia, es algo impagable, en Tabasco gastas mil kilowatts y pagas 700 pesos, en Veracruz gastas lo mismo y pagas 7 mil, el 700% más caro, lo que queremos es que se nivele el cobro”, comentó.

Destacó que las familias se han quejado porque los cobros del servicio desde que inició la pandemia se ha elevado considerablemente y, en muchos casos, algunos de sus integrantes se quedaron sin ingresos.

“En las casas el gasto es mayor y los cobros son excesivos, lo mismo pasa en los negocios, tenemos casos en los que un negocio cerrado recibe facturas de 7 mil o 6 mil pesos y anteriormente les llegaba de 10 mil pesos", expuso.

Incluso mencionó que ha recibido solicitudes de familias ubicadas fuera del radio de los 60 kilómetros porque consideran que el cobro que reciben está fuera de sus ingresos.

Casi 50% más caro llega el recibo de luz

Para familias xalapeñas la pandemia por Covid-19 trajo consigo el incremento en los gastos del hogar, entre ellos el relacionado con la energía eléctrica, dado que al estar en confinamiento el consumo se elevó.

La ama de casa Soledad Aguilar dio a conocer que previo a la pandemia realizaba un bimestral del servicio de entre 140 y 160 pesos; sin embargo, en la actualidad el recibo ha llegado de 220 e incluso 240 pesos.

“Para nosotros cien pesos significan mucho porque sirven para comprar un kilo de carne, tortillas o comprar otras cosas de la despensa, hemos hecho algunos ajustes porque no nos podemos quedar sin energía eléctrica, es algo indispensable”, dijo.

Valeria Suárez mencionó que el servicio se elevó dado que su esposo realiza trabajo desde casa y utiliza de manera diaria el celular, así como la computadora, ambos aparatos que requieren tener la batería llena.

Alejandro Huerta González manifestó que desde los últimos meses del año se vieron en la necesidad de evitar encender todas las televisiones, usar menos el horno de microondas o no hacer uso de ventiladores para disminuir el gasto de energía eléctrica.

“Cambiamos el uso de esos aparatos para poder utilizar la computadora y el celular, son aparatos que necesitamos, mi esposa y yo los usamos para cumplir con nuestro trabajo, somos de los afortunados que seguimos con empleo y no podemos perderlo”, expresó.

Mientras que Miguel Ángel Gómez aseguró que tuvo un aumento de 150 pesos en su recibo, situación generada porque todos los integrantes de su familia están en casa.

Hay errores al medir el consumo, acusan

Veracruz, Ver.- Un aumento en las tarifas eléctricas, anomalías en la medición del uso de energía y un desinterés para revisar la facturación, son las quejas de usuarios de la Comisión Federal de Electricidad en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.

Tanto usuarios del servicio doméstico como comercial coinciden en que la situación empeora cada vez más y, hasta ahora, no existe una intención para reducir el costo de la energía.

Cristiana Millan Peña, quien es propietaria de un puesto dedicado a la venta de billetes de lotería, señaló que el recibo de luz de este año llegó con un costo superior al 100 por ciento, en comparación con el que pagó en diciembre.

Mientras en diciembre le cobraron 120 pesos, para el primer bimestre del 2021 el pago que les es exigido es de 300 pesos, monto que dice injustificado ya que lo único que utiliza es un pequeño ventilador.

Por su parte, el señor Juan de Dios Cordero Rodríguez, quien tiene una relojería en el centro histórico, indicó que tuvo que reducir tres horas su horario de trabajo, para disminuir el precio de la luz.

Aunque logró ver una disminución en su recibo, señaló que se privó de utilizar el aire acondicionado y maquinaria que ocupaba para su trabajo.

“A mí me ha venido más bajo pero porque he disminuido mis horarios de trabajo, pero también porque como hay menos trabajo he dejado de usar la maquinaria que utilizo, pagué yo 900 pesos en diciembre, ahora pagué 700 pesos”.

En tanto, el señor Francisco Ortiz Prado, habitante de la Colonia Astilleros, en la zona norte de la ciudad, dijo que el recibo de luz sigue subiendo cada bimestre y este no ha sido la excepción.

Contrario al anterior entrevistado, indicó que a pesar de disminuir el uso de aparatos eléctricos, como el aire acondicionado, esto no ha sido suficiente para observar una baja en el cobro.

Señaló que se ha presentado ante la CFE para pedir una revisión en el cobro, ya que le parece incongruente que ni ahorrando energía el recibo baje, pero simplemente no recibe respuesta.

“La luz ha incrementado demasiado, la verdad es que no hay un control en la Comisión Federal de Electricidad, porque siempre llega un recibo más elevado, a veces vengo pagando mil pesos y luego dos mil cien, voy a tratar de resolver las cosas o pedir aclaraciones y lo único que me dicen es pague y no podemos hacer más”.

Por su parte, el señor Pedro Torres, de la colonia Primero de Mayo, en la ciudad de Boca del Río, dijo que en su caso dejó de usar el aire acondicionado para generar ahorro de energía en su casa.

Señaló que de no tomar medidas, el precio de la energía eléctrica le llega en más de mil pesos bimestrales.

“En diciembre pagué como mil 200, pero ahorita en este primer bimestre pagué como 800 pesos, pero porque dejé de utilizar completamente el clima, para generar ahorro”.

En 2021 los aumentos no pararon

Al hacer un recuento del consumo de energía eléctrica durante la pandemia y cómo se ha visto reflejado en sus pagos, usuarios de Xalapa coinciden en que la mayor alza se dio al inicio de la contingencia, entre abril y julio de 2020, sin embargo, también hay quienes cuestionan si hubo reciente aumento en la tarifa pues en febrero de 2021 tuvieron aumentos.

La señora Gabriela, quien vive en la colonia Revolución, en la avenida Ciudad de las Flores, expuso que regularmente paga entre 270 y 290 pesos máximo, pero el primer bimestre de este año tendrá que pagar 803 pesos, cuando su consumo no ha variado y manifestó utilizar lo básico. Además, apuntó que sus hijos toman clases por celular pero solo una vez por semana.

“Fuimos a la Comisión Federal de Electricidad y no nos han resuelto nada. Subió excesivamente. He platicado con otras personas y también dicen que les aumentó”, sostuvo en entrevista.

Entre estas personas de las que habla está su centro de trabajo, una cafetería en la zona centro de la ciudad, donde de 6 mil pesos que pagaban, en febrero se elevó a ocho mil pesos.

Aunque las diferencias no son tan evidentes, dueños de algunos negocios ubicados en colonias de la periferia, como la Luz del Barrio, Campo de Tiro y Vasconcelos refieren que sus recibos del último bimestre llegaron con un incremento del 10 por ciento.

En ese sentido, personal de la Comisión Federal de Electricidad recordó que entre el 80 y 85 por ciento de la población cuenta con tarifas subsidiadas y están quienes se clasifican en la “franja baja”.

Con información de Danytza Flores y Maribel Sánchez | Diario de Xalapa

Local

El otoño ya está pleno y causa daños

Se activó un refugio temporal en la Asociación Ganadera, al que puede acudir la población que así lo requiera

Local

Desde que tenía 15 años duerme con una boa; ve la razón

Jaime estudia el séptimo semestre de la licenciatura en Biología en la UV, además de la boa, tiene siete tarántulas de dos especies: arbóreas y terrestres

Local

Nunca me podrán comprobar nada: Cazarín

Juan Javier Gómez Cazarín se pronunció en contra de cualquier agresión a una mujer y niega las acusaciones de no respetar la paridad de género

Local

"Deben tirar elección de Veracruz"; filtran audio de alcalde

El empleado municipal detalla que horas antes de las votaciones de junio pasado varios colaboradores recibieron un audio del alcalde de Veracruz Fernando Yunes Márquez

Local

El otoño ya está pleno y causa daños

Se activó un refugio temporal en la Asociación Ganadera, al que puede acudir la población que así lo requiera

Local

¿Quieres que vacunen a niños de 5 años?, buscarán amparos

La abogada María del Pilar Ponciano Lázaro señaló que más de mil niños de 12 a 17 años ya lograron ser vacunados

Local

Así están pintando el mural más largo en este lugar de Veracruz

Además del mural actual, Son del Sur delinea un programa de talleres enfocados en pintura, son jarocho y prevención del delito

Local

Desde que tenía 15 años duerme con una boa; ve la razón

Jaime estudia el séptimo semestre de la licenciatura en Biología en la UV, además de la boa, tiene siete tarántulas de dos especies: arbóreas y terrestres

Local

Nunca me podrán comprobar nada: Cazarín

Juan Javier Gómez Cazarín se pronunció en contra de cualquier agresión a una mujer y niega las acusaciones de no respetar la paridad de género