/ lunes 18 de octubre de 2021

Desde que tenía 15 años duerme con una boa; ve la razón

Jaime Ignacio López destacó que es importante que esos animales sean adquiridos de manera legal para evitar un mal uso

Jaime Ignacio López Muñoz desde hace casi siete años tiene serpientes y tarántulas en su recámara, mascotas peculiares que alimenta con ratas y cucarachas.

La que más tiempo tiene con él, es una boa constrictor que adquirió su familia a través de una Unidad de Manejo Ambiental (UMA) registrada ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).



“Desde siempre me han gustado ese tipo de animales, la boa llegó cuando yo tenía 15 años, me la regalaron mis papás, pero nos informamos cómo tenía que ser, si se requería algún permiso, y efectivamente cuando es un animal exótico o una mascota no convencional se requiere avalar la legal procedencia del animal y que nos pueda avalar que no es animal extraído de su hábitat”, dijo.

Expuso que, dado que la boa puede llegar a alcanzar hasta 2 metros como rango estándar, requieren de un terrario que sea al menos el doble de su tamaño, lo suficiente como para que se pueda estirar por completo, además de que necesita agua, parámetros de humedad y temperatura.

En el caso de las boas son ligeramente arbóreas, sobre todo cuando son jóvenes entonces necesitan un lugar para trepar, la tengo en mi cuarto en este caso y requieren de un terrario especial y deben estar con temperatura especial que se puede usar para esto focos térmicos, una planta térmica, y un termohigrómetro para poder pedir la temperatura y la humedad”, dijo.

Cuando era joven comía ratones pequeños y actualmente come ratas de 500 gramos y conejos jóvenes, para lo que también existe un procedimiento a seguir dado que no se les debe dar animales vivos.

Jaime estudia el séptimo semestre de la licenciatura en Biología en la Universidad Veracruzana, además de la boa, tiene siete tarántulas de dos especies: arbóreas y terrestres que requieren también terrario, sustrato y un lugar con parámetros de temperatura y humedad.



“Comen otros artrópodos, en este caso yo las alimento con cucarachas, estas las crío yo, son cucarachas de Madagascar (…) yo considero que los animales no nos van a atacar al menos que los ataquemos y también creo que más que tener hay que comprender para quitar todas estas ideas de que son animales malos o que buscan hacerte algún daño”.


Destacó que es importante que esos animales sean adquiridos de manera legal para evitar un mal uso. Los precios de éstos pueden variar, y puede ir desde los 800 y hasta los 50 mil pesos dependiendo de la serpiente que se trate y las tarántulas oscilan entre los 150 pesos hasta los 3 mil.

Proyecto ARPA


Lourdes Jiménez Mora del proyecto de Asociaciones para el Respeto y Protección Animal (ARPA) dijo que en el estado no existe una regulación “bien hecha” de la venta de animales exóticos.

Y animal exótico puede ser cualquier animal que no sea, digamos endémico, lo que para nosotros puede ser un animal muy común, en otros lugares es exótico, y desafortunadamente a pesar de que hay algunos tipos de regulaciones para control, no son los suficientemente fuertes y la gente puede estar trayendo animales de cualquier lugar y eso genera un gravísimo problema porque mucha gente termina dejándolo, lo suelta donde sea y se puede convertir en un problema muy grave”, dijo.



Expuso que sí existen algunas reglas, pero en la venta de ciertas especies y no es suficientes, “las autoridades están mucho más preocupadas por la protección y lo digo entre comillas, de las especies que consideran en peligro de extinción, pero no han puesto atención en el manejo de especies de un espacio a otro, de un hábitat a otro que generan muchos conflictos y lo vemos con las tortuguitas que las venden en todos lados”.

Explicó que se suponía que las medidas que aplica la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, tenían la finalidad de conservación, pero se pierde de vista quiénes son las personas que los pueden comprar.

Te puede interesar: Ve por qué buscan a jaguar y sus cachorros en esta zona

“Por ello cualquiera que tiene 30 mil pesos, puede ir y comprar un oso, dónde lo va a poner, no sabemos; y el día de mañana pasa como hemos visto casos, de un hipopótamo que van y lo sueltan porque ya pueden tenerlo y así pasa con muchas otras especies porque no está regulado realmente quién puede y no ese tipo de animales, es mucho más común de lo que podemos pensar porque la gente todavía tiene la idea de que puede tomar cualquier especie y llevarlas con ellos simplemente porque les gusta y lo pueden pagar”.

Agregó que por ello es común ver en redes sociales a personas que presumen que compraron un tigre
o gente que compra cucarachas de Madagascar sin que las autoridades y la ciudadanía en general pongan atención en ello.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Jaime Ignacio López Muñoz desde hace casi siete años tiene serpientes y tarántulas en su recámara, mascotas peculiares que alimenta con ratas y cucarachas.

La que más tiempo tiene con él, es una boa constrictor que adquirió su familia a través de una Unidad de Manejo Ambiental (UMA) registrada ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).



“Desde siempre me han gustado ese tipo de animales, la boa llegó cuando yo tenía 15 años, me la regalaron mis papás, pero nos informamos cómo tenía que ser, si se requería algún permiso, y efectivamente cuando es un animal exótico o una mascota no convencional se requiere avalar la legal procedencia del animal y que nos pueda avalar que no es animal extraído de su hábitat”, dijo.

Expuso que, dado que la boa puede llegar a alcanzar hasta 2 metros como rango estándar, requieren de un terrario que sea al menos el doble de su tamaño, lo suficiente como para que se pueda estirar por completo, además de que necesita agua, parámetros de humedad y temperatura.

En el caso de las boas son ligeramente arbóreas, sobre todo cuando son jóvenes entonces necesitan un lugar para trepar, la tengo en mi cuarto en este caso y requieren de un terrario especial y deben estar con temperatura especial que se puede usar para esto focos térmicos, una planta térmica, y un termohigrómetro para poder pedir la temperatura y la humedad”, dijo.

Cuando era joven comía ratones pequeños y actualmente come ratas de 500 gramos y conejos jóvenes, para lo que también existe un procedimiento a seguir dado que no se les debe dar animales vivos.

Jaime estudia el séptimo semestre de la licenciatura en Biología en la Universidad Veracruzana, además de la boa, tiene siete tarántulas de dos especies: arbóreas y terrestres que requieren también terrario, sustrato y un lugar con parámetros de temperatura y humedad.



“Comen otros artrópodos, en este caso yo las alimento con cucarachas, estas las crío yo, son cucarachas de Madagascar (…) yo considero que los animales no nos van a atacar al menos que los ataquemos y también creo que más que tener hay que comprender para quitar todas estas ideas de que son animales malos o que buscan hacerte algún daño”.


Destacó que es importante que esos animales sean adquiridos de manera legal para evitar un mal uso. Los precios de éstos pueden variar, y puede ir desde los 800 y hasta los 50 mil pesos dependiendo de la serpiente que se trate y las tarántulas oscilan entre los 150 pesos hasta los 3 mil.

Proyecto ARPA


Lourdes Jiménez Mora del proyecto de Asociaciones para el Respeto y Protección Animal (ARPA) dijo que en el estado no existe una regulación “bien hecha” de la venta de animales exóticos.

Y animal exótico puede ser cualquier animal que no sea, digamos endémico, lo que para nosotros puede ser un animal muy común, en otros lugares es exótico, y desafortunadamente a pesar de que hay algunos tipos de regulaciones para control, no son los suficientemente fuertes y la gente puede estar trayendo animales de cualquier lugar y eso genera un gravísimo problema porque mucha gente termina dejándolo, lo suelta donde sea y se puede convertir en un problema muy grave”, dijo.



Expuso que sí existen algunas reglas, pero en la venta de ciertas especies y no es suficientes, “las autoridades están mucho más preocupadas por la protección y lo digo entre comillas, de las especies que consideran en peligro de extinción, pero no han puesto atención en el manejo de especies de un espacio a otro, de un hábitat a otro que generan muchos conflictos y lo vemos con las tortuguitas que las venden en todos lados”.

Explicó que se suponía que las medidas que aplica la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, tenían la finalidad de conservación, pero se pierde de vista quiénes son las personas que los pueden comprar.

Te puede interesar: Ve por qué buscan a jaguar y sus cachorros en esta zona

“Por ello cualquiera que tiene 30 mil pesos, puede ir y comprar un oso, dónde lo va a poner, no sabemos; y el día de mañana pasa como hemos visto casos, de un hipopótamo que van y lo sueltan porque ya pueden tenerlo y así pasa con muchas otras especies porque no está regulado realmente quién puede y no ese tipo de animales, es mucho más común de lo que podemos pensar porque la gente todavía tiene la idea de que puede tomar cualquier especie y llevarlas con ellos simplemente porque les gusta y lo pueden pagar”.

Agregó que por ello es común ver en redes sociales a personas que presumen que compraron un tigre
o gente que compra cucarachas de Madagascar sin que las autoridades y la ciudadanía en general pongan atención en ello.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Local

La violencia, ahora en las casas; hay miles de denuncias

En la última semana se reportaron 69 atenciones médicas por lesiones relacionadas con este tipo de violencia

Local

Que dinero de rifa del avión se invierta en camino, capilla y escuela, exigen

Denunciaron que desde hace nueve meses se desconoce en qué se invirtió el dinero que deposita el Gobierno Federal al Comité Participativo

Local

A discapacitados no les dan empleo, denuncian

Este viernes realizarán una marcha de la alameda al Parque Central (Apolinar Castillo), para visibilizar la problemática que afronta este sector

Local

123 mil 702 casos totales de Covid-19 en Veracruz

Hay 14 mil 762 fallecimientos, de los cuales 7 ocurrieron en las últimas 24 horas

Local

En Orizaba no le conviene a Uber entrar: taxistas

Dar solo servicio en Orizaba no le convendría; los taxistas tendrían oportunidad de subir pasaje en otros municipios

Local

La violencia, ahora en las casas; hay miles de denuncias

En la última semana se reportaron 69 atenciones médicas por lesiones relacionadas con este tipo de violencia

Gossip

Carlos Cuarón hace una comedia negra sobre la vulnerabilidad del ser humano

El cineasta estrena Amalgama, en su tercera película en la que retrata a la mujer del siglo XXI y reflexiona sobre el amor, la redención y el dolor

Gossip

"El vicio de cantar 1965-2022", será la última gira de Joan Manuel Serrat.

El cantautor y compositor con carrera musical de más de cincuenta años

Moda

Gianni Versace glorificó las pasarelas y la front row

Hoy, el modisto italiano hubiera cumplido 75 años y a pesar de su ausencia, la firma sigue cosechando éxitos como sus nuevas plataformas Medusa Aevitas