/ miércoles 1 de septiembre de 2021

Diversa: la comunidad LGBT contribuye al desarrollo

Aída asegura que el crossfit le cambió la vida, la hizo mejor persona y le ha dado amigos reales

Veracruz, Ver.- Con una trayectoria de más de 20 años dentro del área de la educación básica Alfredo Góngora Cisneros está convencido de que la comunidad LGBT+ puede contribuir de manera positiva en el desarrollo de la sociedad.

Aunque reconoció que sigue habiendo perjuicios donde una minoría considera que esta comunidad contamina a los niños, el movimiento LGBT+ ha ido avanzado a pasos agigantados demostrando que son personas con los mismos derechos que cualquier ciudadano heterosexual y que pueden desarrollarse en todos los ámbitos, dejando atrás el mito de que solo podían dedicarse al estilismo o la prostitución.

Alfredo Góngora Cisneros es egresado de la licenciatura en Educación Básica / Foto: Raúl Solis | Diario de Xalapa

En su caso, es egresado de la licenciatura en Educación Básica de la Escuela Normal Veracruzana "Enrique C. Rébsamen" llevando una trayectoria de respeto y trato digno en su labor como docente donde interactúa con menores de entre los seis y 12 años de edad.

 

 

“Tengo 20 años trabajando con niños de entre seis y 12 años de edad, nunca he tenido ningún conflicto con los padres ni con mi director, soy una persona muy responsable y dedicado me gusta mucho mi trabajo, lo disfruto, sabemos que sigue habiendo perjuicios contra la comunidad siempre somos señalados como la parte que puede contaminar a los niños, pero también una parte de la sociedad se ha dado cuenta que también hemos contribuido en la formación de niños, que podemos contribuir en el desarrollo de la sociedad”, declaró.

Relató en su camino como integrante de la comunidad LGBT+ fue víctima de discriminación y acoso tanto de familiares como de personas del exterior e incluso durante su trayectoria como maestro se topo con personas que tenían problemas con sus preferencias sexuales, sin embargo, ha buscado la manera de salir adelante siempre.

“La comunidad siempre ha estado presente, no éramos visualizados porque muchos tenían miedo de externar sus preferencias sexuales porque anteriormente era una situación que te iba a afectar en lugar de favorecerte, los tiempos han ido cambiado y hemos avanzado lentamente, aún persiste la discriminación, el acoso y hasta se han presentado asesinatos, pero estamos luchando por nuestro respeto”, dijo.

Te puede interesar: Diversa: Montoya, un experto en concursos de belleza

En su opinión el proceso para ser aceptados dentro de la sociedad ha sido difícil y doloroso, y tuvo sus inicios con la comunidad trans que fueron las primeras que dieron el paso para enfrentar el mundo.

Alfredo Góngora relató que fue víctima de discriminación y acoso tanto de familiares como de personas del exterior / Foto: Raúl Solís | Diario de Xalapa

Aseveró que la comunidad LGBT+ son personas como cualquiera que están deseosos de mostrarse al mundo tal como son para buscar la oportunidad de ser queridos, aceptados y sobre todo respetados.

Consideró que cada vez falta menos para que en Veracruz se apruebe el matrimonio igualitario con base a la legislación local, así como también el proceso de adopción entre parejas del mismo sexo.

Alfredo afirma que sigue habiendo perjuicios contra la comunidad LGBT+ / Foto: Raúl Solís | Diario de Xalapa

Recordó que hace diez años atrás tuvo la intención de tramitar un proceso de adopción sin embargo la sociedad aún no estaba preparada y hubiera sido egoísta de su parte, dijo, criar a un menor porque no iba a ser aceptado y al contrario hubiera sufrido de discriminación y burlas, pero aunque ahora no esta cerrado a esa posibilidad se lo dejará al tiempo.

Así cambió la vida de Aída con el crossfit


En México, la aceptación del “crossfit” va en aumento y quienes deciden hacerlo de una manera profesional están logrando muy buenos niveles, aseguró en entrevista Aída Alanís Couturier, una de las pioneras de esta disciplina en Xalapa.

La atleta de 34 años de edad, quien es ganadora de campeonatos estatales y nacionales, con aparición en Netflix, en The Ultimate Beastmaster-México, menciona que el “crossfit” ha tenido una evolución interesante en la entidad, donde ella se inició atraída por los retos que conlleva este método.

Aída Alanís es una de las pioneras de esta disciplina en Xalapa / Foto: Cortesía | Aída Alanís Couturier

Con entrenamientos de hasta tres horas diarias, la xalapeña por decisión —vive en la capital del estado desde los tres años— cuenta que el “crossfit” permite desarrollar variadas capacidades y habilidades.

Se refuerza la resistencia cardiovascular y respiratoria, la resistencia muscular, la fuerza, la flexibilidad, la potencia, la velocidad, agilidad, coordinación, equilibrio y precisión, explica.

RESISTENCIA

El “crossfit” es un entrenamiento versátil y a nivel competencia se puede realizar de manera individual, en parejas, en tercias o hasta en grupos. Los torneos duran generalmente entre dos y tres días, para lo cual se requiere un trabajo integral.

 

 

Aída, conocida como “Bebo Alanís”, narra que llegó a esta disciplina de manera amateur, a los 25 años, pero después se convirtió en el centro de su vida. Emocionada, recuerda su primer torneo, “La Loma Crossfit Challenge”, en San Luis Potosí, donde ganó el primer lugar en la categoría “Avanzado femenil”. Ese fue el parteaguas. Entró con el pie derecho. Supo que estaba en el camino correcto y continuó en las competencias. En Veracruz también se colocó como campeona en el Evolution Challenge MX de Cross Training y, a nivel internacional, en Miami, logró posicionarse en el cuarto lugar, junto a dos compañeras.

“El ‘crossfit’ me cambió la vida. Me hizo mejor persona y me ha dado amigos reales”, declaró en entrevista para luego compartir que con la pandemia por Covid-19 y su edad, decidió darse un descanso, sin descartar su regreso para integrarse a la categoría “Máster” (mayores de 35 años).

Al rememorar el ritmo que tenía su vida en competencias, dice que así como hubo alegrías y satisfacciones, también hubo presión y autoexigencia.

“Era el entrenamiento y tenía que cuidar mi alimentación, mi sueño, mi peso y lo mental, porque había mucha presión cuando veía a otras mujeres, súper grandes y musculosas. Además, saber que representas a una ciudad, a un estado o a un país tiene también su impacto”.

Aída no ha dejado de entrenar durante el confinamiento, pero ha reducido el tiempo. Ejercitarse es para ella una forma de vida, no obstante, declara sentirse muy bien en estos momentos.

Aída Alanís es ganadora de campeonatos estatales y nacionales / Foto: Cortesía | Aída Alanís Couturier

En una época en la cual hay más gimnasios, cirugías estéticas y lo que ella llama “explotación total del físico”, exhorta a ejercitarse pero por cuidar la salud, con el acompañamiento de un plan nutricional. Ella, además de cuidar su organismo, ahora privilegia también la salud mental y está enfocada en otra de sus habilidades, el trabajo manual y creativo, algo que había postergado pero que siempre ha estado latente.

Y es que es hija de una artista plástica, Aída Couturier, y cree que tarde o temprano, cuando hay algo que te llama, no queda más que dejarte llevar. Durante su aislamiento, ha incursionado en el diseño en resina, al lado de su novia. Les ha ido tan bien, que muy pronto piensan poner su propio negocio de manera formal.

Aída Alanís entrena hasta tres horas diarias / Foto: Cortesía | Aída Alanís Couturier

Contenta, convoca a todas las personas a hacer lo que les apasiona y, si no es posible, por lo menos dedicarse a algo que les guste. Tiene la convicción de que la vida sí se ve distinta cuando hay motivos para levantarse dispuesto a darlo todo en el afán de cumplir los sueños personales.

LO POSITIVO

El crossfit refuerza la resistencia cardiovascular y respiratoria, la resistencia muscular, la fuerza, la flexibilidad, la potencia, la velocidad, agilidad, coordinación, equilibrio y precisión.

Con información de Maribel Sánchez | Diario de Xalapa

Veracruz, Ver.- Con una trayectoria de más de 20 años dentro del área de la educación básica Alfredo Góngora Cisneros está convencido de que la comunidad LGBT+ puede contribuir de manera positiva en el desarrollo de la sociedad.

Aunque reconoció que sigue habiendo perjuicios donde una minoría considera que esta comunidad contamina a los niños, el movimiento LGBT+ ha ido avanzado a pasos agigantados demostrando que son personas con los mismos derechos que cualquier ciudadano heterosexual y que pueden desarrollarse en todos los ámbitos, dejando atrás el mito de que solo podían dedicarse al estilismo o la prostitución.

Alfredo Góngora Cisneros es egresado de la licenciatura en Educación Básica / Foto: Raúl Solis | Diario de Xalapa

En su caso, es egresado de la licenciatura en Educación Básica de la Escuela Normal Veracruzana "Enrique C. Rébsamen" llevando una trayectoria de respeto y trato digno en su labor como docente donde interactúa con menores de entre los seis y 12 años de edad.

 

 

“Tengo 20 años trabajando con niños de entre seis y 12 años de edad, nunca he tenido ningún conflicto con los padres ni con mi director, soy una persona muy responsable y dedicado me gusta mucho mi trabajo, lo disfruto, sabemos que sigue habiendo perjuicios contra la comunidad siempre somos señalados como la parte que puede contaminar a los niños, pero también una parte de la sociedad se ha dado cuenta que también hemos contribuido en la formación de niños, que podemos contribuir en el desarrollo de la sociedad”, declaró.

Relató en su camino como integrante de la comunidad LGBT+ fue víctima de discriminación y acoso tanto de familiares como de personas del exterior e incluso durante su trayectoria como maestro se topo con personas que tenían problemas con sus preferencias sexuales, sin embargo, ha buscado la manera de salir adelante siempre.

“La comunidad siempre ha estado presente, no éramos visualizados porque muchos tenían miedo de externar sus preferencias sexuales porque anteriormente era una situación que te iba a afectar en lugar de favorecerte, los tiempos han ido cambiado y hemos avanzado lentamente, aún persiste la discriminación, el acoso y hasta se han presentado asesinatos, pero estamos luchando por nuestro respeto”, dijo.

Te puede interesar: Diversa: Montoya, un experto en concursos de belleza

En su opinión el proceso para ser aceptados dentro de la sociedad ha sido difícil y doloroso, y tuvo sus inicios con la comunidad trans que fueron las primeras que dieron el paso para enfrentar el mundo.

Alfredo Góngora relató que fue víctima de discriminación y acoso tanto de familiares como de personas del exterior / Foto: Raúl Solís | Diario de Xalapa

Aseveró que la comunidad LGBT+ son personas como cualquiera que están deseosos de mostrarse al mundo tal como son para buscar la oportunidad de ser queridos, aceptados y sobre todo respetados.

Consideró que cada vez falta menos para que en Veracruz se apruebe el matrimonio igualitario con base a la legislación local, así como también el proceso de adopción entre parejas del mismo sexo.

Alfredo afirma que sigue habiendo perjuicios contra la comunidad LGBT+ / Foto: Raúl Solís | Diario de Xalapa

Recordó que hace diez años atrás tuvo la intención de tramitar un proceso de adopción sin embargo la sociedad aún no estaba preparada y hubiera sido egoísta de su parte, dijo, criar a un menor porque no iba a ser aceptado y al contrario hubiera sufrido de discriminación y burlas, pero aunque ahora no esta cerrado a esa posibilidad se lo dejará al tiempo.

Así cambió la vida de Aída con el crossfit


En México, la aceptación del “crossfit” va en aumento y quienes deciden hacerlo de una manera profesional están logrando muy buenos niveles, aseguró en entrevista Aída Alanís Couturier, una de las pioneras de esta disciplina en Xalapa.

La atleta de 34 años de edad, quien es ganadora de campeonatos estatales y nacionales, con aparición en Netflix, en The Ultimate Beastmaster-México, menciona que el “crossfit” ha tenido una evolución interesante en la entidad, donde ella se inició atraída por los retos que conlleva este método.

Aída Alanís es una de las pioneras de esta disciplina en Xalapa / Foto: Cortesía | Aída Alanís Couturier

Con entrenamientos de hasta tres horas diarias, la xalapeña por decisión —vive en la capital del estado desde los tres años— cuenta que el “crossfit” permite desarrollar variadas capacidades y habilidades.

Se refuerza la resistencia cardiovascular y respiratoria, la resistencia muscular, la fuerza, la flexibilidad, la potencia, la velocidad, agilidad, coordinación, equilibrio y precisión, explica.

RESISTENCIA

El “crossfit” es un entrenamiento versátil y a nivel competencia se puede realizar de manera individual, en parejas, en tercias o hasta en grupos. Los torneos duran generalmente entre dos y tres días, para lo cual se requiere un trabajo integral.

 

 

Aída, conocida como “Bebo Alanís”, narra que llegó a esta disciplina de manera amateur, a los 25 años, pero después se convirtió en el centro de su vida. Emocionada, recuerda su primer torneo, “La Loma Crossfit Challenge”, en San Luis Potosí, donde ganó el primer lugar en la categoría “Avanzado femenil”. Ese fue el parteaguas. Entró con el pie derecho. Supo que estaba en el camino correcto y continuó en las competencias. En Veracruz también se colocó como campeona en el Evolution Challenge MX de Cross Training y, a nivel internacional, en Miami, logró posicionarse en el cuarto lugar, junto a dos compañeras.

“El ‘crossfit’ me cambió la vida. Me hizo mejor persona y me ha dado amigos reales”, declaró en entrevista para luego compartir que con la pandemia por Covid-19 y su edad, decidió darse un descanso, sin descartar su regreso para integrarse a la categoría “Máster” (mayores de 35 años).

Al rememorar el ritmo que tenía su vida en competencias, dice que así como hubo alegrías y satisfacciones, también hubo presión y autoexigencia.

“Era el entrenamiento y tenía que cuidar mi alimentación, mi sueño, mi peso y lo mental, porque había mucha presión cuando veía a otras mujeres, súper grandes y musculosas. Además, saber que representas a una ciudad, a un estado o a un país tiene también su impacto”.

Aída no ha dejado de entrenar durante el confinamiento, pero ha reducido el tiempo. Ejercitarse es para ella una forma de vida, no obstante, declara sentirse muy bien en estos momentos.

Aída Alanís es ganadora de campeonatos estatales y nacionales / Foto: Cortesía | Aída Alanís Couturier

En una época en la cual hay más gimnasios, cirugías estéticas y lo que ella llama “explotación total del físico”, exhorta a ejercitarse pero por cuidar la salud, con el acompañamiento de un plan nutricional. Ella, además de cuidar su organismo, ahora privilegia también la salud mental y está enfocada en otra de sus habilidades, el trabajo manual y creativo, algo que había postergado pero que siempre ha estado latente.

Y es que es hija de una artista plástica, Aída Couturier, y cree que tarde o temprano, cuando hay algo que te llama, no queda más que dejarte llevar. Durante su aislamiento, ha incursionado en el diseño en resina, al lado de su novia. Les ha ido tan bien, que muy pronto piensan poner su propio negocio de manera formal.

Aída Alanís entrena hasta tres horas diarias / Foto: Cortesía | Aída Alanís Couturier

Contenta, convoca a todas las personas a hacer lo que les apasiona y, si no es posible, por lo menos dedicarse a algo que les guste. Tiene la convicción de que la vida sí se ve distinta cuando hay motivos para levantarse dispuesto a darlo todo en el afán de cumplir los sueños personales.

LO POSITIVO

El crossfit refuerza la resistencia cardiovascular y respiratoria, la resistencia muscular, la fuerza, la flexibilidad, la potencia, la velocidad, agilidad, coordinación, equilibrio y precisión.

Con información de Maribel Sánchez | Diario de Xalapa

Local

El otoño ya está pleno y causa daños

Se activó un refugio temporal en la Asociación Ganadera, al que puede acudir la población que así lo requiera

Local

Desde que tenía 15 años duerme con una boa; ve la razón

Jaime estudia el séptimo semestre de la licenciatura en Biología en la UV, además de la boa, tiene siete tarántulas de dos especies: arbóreas y terrestres

Local

Nunca me podrán comprobar nada: Cazarín

Juan Javier Gómez Cazarín se pronunció en contra de cualquier agresión a una mujer y niega las acusaciones de no respetar la paridad de género

Local

"Deben tirar elección de Veracruz"; filtran audio de alcalde

El empleado municipal detalla que horas antes de las votaciones de junio pasado varios colaboradores recibieron un audio del alcalde de Veracruz Fernando Yunes Márquez

Local

El otoño ya está pleno y causa daños

Se activó un refugio temporal en la Asociación Ganadera, al que puede acudir la población que así lo requiera

Local

¿Quieres que vacunen a niños de 5 años?, buscarán amparos

La abogada María del Pilar Ponciano Lázaro señaló que más de mil niños de 12 a 17 años ya lograron ser vacunados

Local

Así están pintando el mural más largo en este lugar de Veracruz

Además del mural actual, Son del Sur delinea un programa de talleres enfocados en pintura, son jarocho y prevención del delito

Local

Desde que tenía 15 años duerme con una boa; ve la razón

Jaime estudia el séptimo semestre de la licenciatura en Biología en la UV, además de la boa, tiene siete tarántulas de dos especies: arbóreas y terrestres

Local

Nunca me podrán comprobar nada: Cazarín

Juan Javier Gómez Cazarín se pronunció en contra de cualquier agresión a una mujer y niega las acusaciones de no respetar la paridad de género