/ jueves 29 de julio de 2021

Dos veracruzanos, en la antesala de ser santos

Pide el postulador de las causas que se informen de casos de su intercesión en milagros

El proceso a los altares del padre Juan Manuel Martín del Campo va muy bien, pues su fama de santidad y de virtudes heroicas se han concluido y el padre las pasó con éxito, lo que lo coloca en la antesala de la santidad, asentó el presbítero Rafael González Hernández, postulador de la causa de beatificación y canonización de la Diócesis de Xalapa ante El Vaticano.

Actualmente, añadió, se encuentran en una etapa complicada pero no imposible de superar, pues se trata de conseguir un milagro realizado por Dios, a través de la intercesión del padre Martín del Campo, que resista las pruebas científicas, procesales que se hacen con toda minucia en un caso tan delicado e importante para poderlo declarar santo.

Sacerdote Rafael González Hernández / Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa

En ese contexto, explicó que si bien han recibido más de cien testimonios escritos de presuntos milagros, algunos documentados y demás, han caído por tierra pues se encuentra explicación científica para éstos, por lo que no se presentan en Roma.

Llamó a los fieles a compartir con la iglesia los milagros que hayan recibido o alcanzado por la intercesión del padre Martín del Campo para documentarlos de los cuales saldrá el milagro que sirva para solicitar su beatificación, “porque estamos en la antesala de la beatificación”.

Precisamente el próximo 13 de agosto se conmemorará un año más del tránsito al cielo del padre Martín del Campo, motivo por el cual cada año se hacía en Coatepec una misa de unción de enfermos y para pedir a Dios por su beatificación, sin embargo por tercer año consecutivo se tuvo que suspender. “Hace dos años se suspendió debido al deceso del cardenal don Sergio Obeso. Hace un año no se pudo realizar por la pandemia y ahora por la alerta de semáforo rojo en esta región, no es prudente por salud pública”, indicó.

Aprovechó la oportunidad para pedir a los lectores de Diario de Xalapa que si conocen o saben de algún milagro realizado por la intercesión del padre Martín del Campo lo hagan saber, así como que sigan solicitando su intercesión, ya que de éstas saldrá el milagro bueno que le lleve a los altares.

En cuanto a la causa del padre Ángel Darío Acosta Zurita, quien ya es Beato, dijo que también falta canonizarlo, así como que su caso es similar al del padre Martín del Campo, pues se está a la espera de un milagro fehaciente para solicitar su canonización.

Sacerdote Rafael González Hernández / Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa

Explicó que en caso de que el padre Martín sea beatificado, el estado de Veracruz contaría con tres santos oficialmente. “Tenemos dos, que es San Rafael Guízar y Valencia y el padre Darío Acosta Zurita, ya Beato, y llegando el padre Martín del Campo tendríamos tres santos oficialmente, lo que es una bendición, porque que una Diócesis o región pastoral tenga tres santos es una distinción especial de Dios, lo que obedece a una estela de santidad que dejó San Rafael como una herencia que está dando frutos espirituales de santidad entre nuestros fieles", concluyó.

Aspectos de Juan Manuel Martin del Campo / Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa

En Veracruz ya hay un santo y se espera que también sea declarado Ángel Dario

La provincia eclesiástica de Veracruz ya cuenta con un santo, Rafael Guízar y Valencia, el beato Ángel Darío Acosta; y el siervo de Dios, padre Martín del Campo, y se espera que Ángel Dario sea declarado santo a causa de su martirio, asentó el investigador e historiador Ángel Rafael Martínez Alarcón.

Explicó que el joven Ángel Darío Acosta fue ordenado como sacerdote en la Ciudad de México el 23 de abril de 1931, hace 90 años, por el quinto obispo Rafael Guízar y Valencia (1878-1938), quien un mes más tarde, en la fiesta de Pentecostés, celebró su primera eucarística. El 26 de mayo de ese mismo año fue designado como vicario cooperador de la parroquia de Veracruz. El jueves 25 de junio debió ser un día muy especial para el padre Ángel Darío debido a que por primera vez su madre, tía Dominga, asistía a la misa oficiada por su hijo.

Aspectos del Beato Angel Dario Acosta Zurita / Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa

Puntualizó que aquellos eran días muy difíciles para la iglesia católica del estado, pues la tarde del 25 de junio, a sólo tres meses de haber sido ordenado sacerdote, en la iglesia de la Asunción del puerto de Veracruz, el padre, quien tenía 23 años de edad, recibió una descarga mortal que le quitó la vida.

El padre Ángel Darío Acosta murió un día antes del cierre de los templos como protesta a la Ley 197 del gobernador Adalberto Tejeda Olivares (1883-1960), lo que lo convirtió en el primer mártir veracruzano del siglo XX.

Por ese motivo el obispo Rafael Guízar y Valencia escribió al gobernador Adalberto Tejeda, el 25 de julio de 1931: “Recibí por el teléfono la fatal noticia de que, como fruto tanto de la ley inicua y tiránica que usted está aplicando con la Iglesia, como de las órdenes que dictó usted… en presencia de dos mil niños (otras fuentes dicen que eran cuatro mil), fueron asesinados dos de mis Sacerdotes… y Veracruz fue regada con la sangre de mártires, y ella fructificará para que brillen la verdad y la justicia; y para que la religión, lejos de extinguirse en esa mi amada diócesis, con tan excelente poda brota con mayor vigor, a pesar de los esfuerzos de los tiranos que se estrellarán ante la roca inexpugnable de Dios”. 16 años más tarde, los restos del mártir Ángel Darío retornaron al lugar de su sacrificio, la hoy Catedral de la Diócesis del Puerto de Veracruz.

El investigador recordó que el padre Ángel Darío Acosta Zurita nació en la ciudad de Naolinco de Victoria, Veracruz, el 14 de diciembre de 1908, en los últimos años del gobierno de Porfirio Díaz, (1830-1915).

Fue hijo de Leopoldo Acosta y Dominga Zurita, quienes le hicieron bautizar a los pocos días en la parroquia de San Mateo apóstol por el cura don Ambrosio Díaz. Sus padrinos fueron los señores Eliseo Pelayo y Julia Dorantes. El sacramento de la confirmación se lo impuso el quinto obispo de Veracruz Rafael Guízar y Valencia.

La familia de Ángel Darío estaba integrada por cuatro hermanos menores que él: Elisa, Heriberto, Vicente y Leopoldo.y debido a la prematura muerte de su padre y los acontecimientos de la Revolución mexicana acabaron con la estabilidad económica de la familia. Dominga Zurita tuvo que trasladarse a Xalapa a trabajar en zona de la parroquia de Nuestro Señor del Calvario para sacar adelante a su familia, para lo cual contó con el apoyo de Ángel Darío.

En un reclutamiento de vocaciones por Monseñor Rafael Guizar y Valencia para ingresar al seminario de Xalapa, Ángel Darío no fue aceptado por ser menor de edad e hijo mayor de una viuda. Su madre impulsada por el amor que su hijo tenía por Dios logró convencer al sacerdote Miguel Meza y Meza para que interviniera ante el obispo que aceptó al joven.

Aspectos del Beato Angel Dario Acosta Zurita / Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa

El conflicto religioso que se registraba en Veracruz, Tabasco y Yucatán tuvieron sus propias características que los diferencian del conflicto religioso con el estado posrevolucionario. En Veracruz, el gobernador Adalberto Tejeda Olivares, durante su segundo periodo expidió una nueva ley sobre la reducción del número de sacerdotes, uno por cada 100 mil habitantes, la llamada Ley Tejeda, lo que desató una etapa de terror auspiciada tanto por el gobierno estatal; el federal había firmado la paz con la iglesia católica en 1929.

En aquella etapa se registraron saqueos a las iglesias, asesinatos de curas y laicos comprometidos con su fe, incluso hubo un atentado contra el propio gobernador Tejeda Olivares.

Recordó que fue el primero de junio de 1961 cuando monseñor Manuel Pío López Estrada, primer arzobispo de Xalapa, decretó el proceso de beatificación del mártir caído en el ejercicio de su sacerdocio. En 1951 se había introducido también el proceso de beatificación del V obispo de Veracruz, proceso en el que fue muy importante el papel que desarrolló el padre Agustín Fuentes como postulador de las causas de los dos sacerdotes de la Diócesis de Veracruz.

Lo que se vio reflejado cuando en 2004, el papa Juan Pablo II anunció la beatificación de los mártires mexicanos, entre ellos Ángel Dario Acosta Zurita. La celebración se realizó en la ciudad de Guadalajara el domingo 20 de noviembre de 2005, en los primeros meses del pontificado de Benedicto XVI.

Aspectos del Beato Angel Dario Acosta Zurita / Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa


El investigador concluyó que se espera que Ángel Dario Acosta Zurita sea declarado santo a causa de su martirio y agradeció a Paola Laudi Herrera, familiar cercano del beato, por la información que le proporcionó.

El proceso a los altares del padre Juan Manuel Martín del Campo va muy bien, pues su fama de santidad y de virtudes heroicas se han concluido y el padre las pasó con éxito, lo que lo coloca en la antesala de la santidad, asentó el presbítero Rafael González Hernández, postulador de la causa de beatificación y canonización de la Diócesis de Xalapa ante El Vaticano.

Actualmente, añadió, se encuentran en una etapa complicada pero no imposible de superar, pues se trata de conseguir un milagro realizado por Dios, a través de la intercesión del padre Martín del Campo, que resista las pruebas científicas, procesales que se hacen con toda minucia en un caso tan delicado e importante para poderlo declarar santo.

Sacerdote Rafael González Hernández / Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa

En ese contexto, explicó que si bien han recibido más de cien testimonios escritos de presuntos milagros, algunos documentados y demás, han caído por tierra pues se encuentra explicación científica para éstos, por lo que no se presentan en Roma.

Llamó a los fieles a compartir con la iglesia los milagros que hayan recibido o alcanzado por la intercesión del padre Martín del Campo para documentarlos de los cuales saldrá el milagro que sirva para solicitar su beatificación, “porque estamos en la antesala de la beatificación”.

Precisamente el próximo 13 de agosto se conmemorará un año más del tránsito al cielo del padre Martín del Campo, motivo por el cual cada año se hacía en Coatepec una misa de unción de enfermos y para pedir a Dios por su beatificación, sin embargo por tercer año consecutivo se tuvo que suspender. “Hace dos años se suspendió debido al deceso del cardenal don Sergio Obeso. Hace un año no se pudo realizar por la pandemia y ahora por la alerta de semáforo rojo en esta región, no es prudente por salud pública”, indicó.

Aprovechó la oportunidad para pedir a los lectores de Diario de Xalapa que si conocen o saben de algún milagro realizado por la intercesión del padre Martín del Campo lo hagan saber, así como que sigan solicitando su intercesión, ya que de éstas saldrá el milagro bueno que le lleve a los altares.

En cuanto a la causa del padre Ángel Darío Acosta Zurita, quien ya es Beato, dijo que también falta canonizarlo, así como que su caso es similar al del padre Martín del Campo, pues se está a la espera de un milagro fehaciente para solicitar su canonización.

Sacerdote Rafael González Hernández / Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa

Explicó que en caso de que el padre Martín sea beatificado, el estado de Veracruz contaría con tres santos oficialmente. “Tenemos dos, que es San Rafael Guízar y Valencia y el padre Darío Acosta Zurita, ya Beato, y llegando el padre Martín del Campo tendríamos tres santos oficialmente, lo que es una bendición, porque que una Diócesis o región pastoral tenga tres santos es una distinción especial de Dios, lo que obedece a una estela de santidad que dejó San Rafael como una herencia que está dando frutos espirituales de santidad entre nuestros fieles", concluyó.

Aspectos de Juan Manuel Martin del Campo / Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa

En Veracruz ya hay un santo y se espera que también sea declarado Ángel Dario

La provincia eclesiástica de Veracruz ya cuenta con un santo, Rafael Guízar y Valencia, el beato Ángel Darío Acosta; y el siervo de Dios, padre Martín del Campo, y se espera que Ángel Dario sea declarado santo a causa de su martirio, asentó el investigador e historiador Ángel Rafael Martínez Alarcón.

Explicó que el joven Ángel Darío Acosta fue ordenado como sacerdote en la Ciudad de México el 23 de abril de 1931, hace 90 años, por el quinto obispo Rafael Guízar y Valencia (1878-1938), quien un mes más tarde, en la fiesta de Pentecostés, celebró su primera eucarística. El 26 de mayo de ese mismo año fue designado como vicario cooperador de la parroquia de Veracruz. El jueves 25 de junio debió ser un día muy especial para el padre Ángel Darío debido a que por primera vez su madre, tía Dominga, asistía a la misa oficiada por su hijo.

Aspectos del Beato Angel Dario Acosta Zurita / Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa

Puntualizó que aquellos eran días muy difíciles para la iglesia católica del estado, pues la tarde del 25 de junio, a sólo tres meses de haber sido ordenado sacerdote, en la iglesia de la Asunción del puerto de Veracruz, el padre, quien tenía 23 años de edad, recibió una descarga mortal que le quitó la vida.

El padre Ángel Darío Acosta murió un día antes del cierre de los templos como protesta a la Ley 197 del gobernador Adalberto Tejeda Olivares (1883-1960), lo que lo convirtió en el primer mártir veracruzano del siglo XX.

Por ese motivo el obispo Rafael Guízar y Valencia escribió al gobernador Adalberto Tejeda, el 25 de julio de 1931: “Recibí por el teléfono la fatal noticia de que, como fruto tanto de la ley inicua y tiránica que usted está aplicando con la Iglesia, como de las órdenes que dictó usted… en presencia de dos mil niños (otras fuentes dicen que eran cuatro mil), fueron asesinados dos de mis Sacerdotes… y Veracruz fue regada con la sangre de mártires, y ella fructificará para que brillen la verdad y la justicia; y para que la religión, lejos de extinguirse en esa mi amada diócesis, con tan excelente poda brota con mayor vigor, a pesar de los esfuerzos de los tiranos que se estrellarán ante la roca inexpugnable de Dios”. 16 años más tarde, los restos del mártir Ángel Darío retornaron al lugar de su sacrificio, la hoy Catedral de la Diócesis del Puerto de Veracruz.

El investigador recordó que el padre Ángel Darío Acosta Zurita nació en la ciudad de Naolinco de Victoria, Veracruz, el 14 de diciembre de 1908, en los últimos años del gobierno de Porfirio Díaz, (1830-1915).

Fue hijo de Leopoldo Acosta y Dominga Zurita, quienes le hicieron bautizar a los pocos días en la parroquia de San Mateo apóstol por el cura don Ambrosio Díaz. Sus padrinos fueron los señores Eliseo Pelayo y Julia Dorantes. El sacramento de la confirmación se lo impuso el quinto obispo de Veracruz Rafael Guízar y Valencia.

La familia de Ángel Darío estaba integrada por cuatro hermanos menores que él: Elisa, Heriberto, Vicente y Leopoldo.y debido a la prematura muerte de su padre y los acontecimientos de la Revolución mexicana acabaron con la estabilidad económica de la familia. Dominga Zurita tuvo que trasladarse a Xalapa a trabajar en zona de la parroquia de Nuestro Señor del Calvario para sacar adelante a su familia, para lo cual contó con el apoyo de Ángel Darío.

En un reclutamiento de vocaciones por Monseñor Rafael Guizar y Valencia para ingresar al seminario de Xalapa, Ángel Darío no fue aceptado por ser menor de edad e hijo mayor de una viuda. Su madre impulsada por el amor que su hijo tenía por Dios logró convencer al sacerdote Miguel Meza y Meza para que interviniera ante el obispo que aceptó al joven.

Aspectos del Beato Angel Dario Acosta Zurita / Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa

El conflicto religioso que se registraba en Veracruz, Tabasco y Yucatán tuvieron sus propias características que los diferencian del conflicto religioso con el estado posrevolucionario. En Veracruz, el gobernador Adalberto Tejeda Olivares, durante su segundo periodo expidió una nueva ley sobre la reducción del número de sacerdotes, uno por cada 100 mil habitantes, la llamada Ley Tejeda, lo que desató una etapa de terror auspiciada tanto por el gobierno estatal; el federal había firmado la paz con la iglesia católica en 1929.

En aquella etapa se registraron saqueos a las iglesias, asesinatos de curas y laicos comprometidos con su fe, incluso hubo un atentado contra el propio gobernador Tejeda Olivares.

Recordó que fue el primero de junio de 1961 cuando monseñor Manuel Pío López Estrada, primer arzobispo de Xalapa, decretó el proceso de beatificación del mártir caído en el ejercicio de su sacerdocio. En 1951 se había introducido también el proceso de beatificación del V obispo de Veracruz, proceso en el que fue muy importante el papel que desarrolló el padre Agustín Fuentes como postulador de las causas de los dos sacerdotes de la Diócesis de Veracruz.

Lo que se vio reflejado cuando en 2004, el papa Juan Pablo II anunció la beatificación de los mártires mexicanos, entre ellos Ángel Dario Acosta Zurita. La celebración se realizó en la ciudad de Guadalajara el domingo 20 de noviembre de 2005, en los primeros meses del pontificado de Benedicto XVI.

Aspectos del Beato Angel Dario Acosta Zurita / Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa


El investigador concluyó que se espera que Ángel Dario Acosta Zurita sea declarado santo a causa de su martirio y agradeció a Paola Laudi Herrera, familiar cercano del beato, por la información que le proporcionó.

Local

Regresan algunos a la UV; en noviembre retornarán más

El regreso a las aulas será progresivo, gradual y ordenado, sin atentar contra los derechos de quienes decidan continuar su aprendizaje a distancia

Local

Podría haber más leoncitos en reserva de Orizaba

Aunque nacieron en cautiverio y la mamá está acostumbrada a la presencia del personal de la Uma

Deportes

Realizan homenaje al mecenas del deporte orizabeño

Pablo Canto, de 60 años y Filomeno Ixmatláhuac, de 40, obtuvieron el segundo lugar en su categoría y su triunfo lo dedicaron a su maestro

Local

Regresan algunos a la UV; en noviembre retornarán más

El regreso a las aulas será progresivo, gradual y ordenado, sin atentar contra los derechos de quienes decidan continuar su aprendizaje a distancia

Deportes

Realizan homenaje al mecenas del deporte orizabeño

Pablo Canto, de 60 años y Filomeno Ixmatláhuac, de 40, obtuvieron el segundo lugar en su categoría y su triunfo lo dedicaron a su maestro

Local

Envejecimiento en Veracruz al triplicarse cifra de ancianos

En el censo de 1990 este sector representó el cinco por ciento de la población, pero que en 2020 subió a 15.1 por ciento

Local

Podría haber más leoncitos en reserva de Orizaba

Aunque nacieron en cautiverio y la mamá está acostumbrada a la presencia del personal de la Uma

Local

Vino de Colombia a Veracruz y desapareció

Familiares del colombiano José Naul Orozco Betancourt, de 30 años, piden el apoyo de la ciudadanía para localizarlo

Política

La 4T triplica gasto en militares en comparación con Peña Nieto

La Sedena es de las pocas instituciones que ha recibido recursos para creación de plazas, en medio de la austeridad republicana