imagotipo

Grave decremento académico en la UV, dice Casarín León

  • Juan José Enríquez
  • en Local

De ser reelecta Sara Ladrón de Guevara como rectora de la Universidad Veracruzana la parálisis institucional continuará y seguirá una serie de retrocesos con aspectos negativos, por eso es necesario un proceso alternativo para el siguiente periodo rectoral y revertir estos retrocesos, pues la máxima casa de estudios en la entidad debe recuperar su liderazgo, competitividad y su presencia en la sociedad veracruzana y en el contexto nacional, señaló en rueda de prensa el doctor en Derecho Manlio Fabio Casarín León.

Uno de los más fuertes a suceder a la actual rectora de la UV reconoció que si hay posibilidades de que Sara Ladrón de Guevara repita en el cargo, pero manifestó que de ir en segundo periodo continuará ese proceso de parálisis académico.

“La asfixia académica se puede incrementar porque se le pasó el tema de la conducción de la institución, me parece grande y compleja la situación de la UV  porque va más allá del simple tema de naturaleza financiera o que le apuesten a que le paguen una cantidad que le debe el Gobierno o el propio tema del subsidio público, ese es un tema importante pero no es el tema principal que debe ocupar la atención total, sino empezar a generar estrategias o alternativas para que como dije en su momento se intensifiquen los ingresos y empezar a crear sinergias con la sociedad civil para hacer frente económicamente y tener una UV económicamente y académicamente fuerte para hacer  frente a las problemáticas que tiene la universidad”.

A la vez, el aspirante a la rectoría de la UV dijo que durante esta administración que encabeza Sara Ladrón de Guevara ha habido un decremento en el nivel académico.

“Lo que digo es una cuestión real en el marco normativo en el derecho para que se presente el segundo periodo y finalmente derivado de los propios análisis que se van teniendo y los seis aspirantes a la rectoría tenemos la misma radiografía de lo que no está funcionando en la universidad y ese tipo de cosas son delicadas porque me parece que la parálisis institucional, tiene negativas que finalmente pueden ser susceptibles de revertirse, de transformarse; por eso es urgente generar vínculos en la concertación y propiamente hablando como universidad pública recuperar la penetración, liderazgo, presencia y hegemonía como la decana de las instituciones de educación superior, pues sin duda es significativo el nivel que ha caído la universidad en el ámbito académico”.