imagotipo

Marchan taxistas contra reordenamiento

  • Juan José Enríquez
  • en Local

El Director de Transporte Público del Estado, Rafael Eugenio Escobar dejó plantados a más de 400 concesionarios de taxis de la región de Orizaba y Córdoba quien sostendría una reunión con los mismos para abordar el tema del reordenamiento del transporte público.

A última hora, el funcionario canceló a través de un mensaje de texto, diciendo que no asistiría a la reunión pues temía por su seguridad personal.

En dicha reunión se esperaba también la presencia de representantes de la oficina de Transporte Público Regional, sin embargo a una hora de iniciada, ninguna autoridad hizo acto de presencia.

Los concesionarios buscaban dar solución a los problemas que existen debido al reordenamiento vehicular 2017, y al no tener una respuesta a sus demandas, los ruleteros marcharon y se manifestaron ante la Delegación de Transporte Público por la situación por la que están atravesando en cuanto al reordenamiento vehicular realizado por el Gobierno del Estado.

La reunión de los chóferes inició a las 10 de la mañana y en ella se esperaba la presencia de Rafael Eugenio Escobar Torres, director de Transporte Público del estado; sin embargo no llegó a este lugar con la excusa de que temía por su seguridad al arribar a esta zona.

Jairo Guarneros Sosa, representante del Grupo Regional Independiente de Taxistas de Orizaba (Grito) calificó esta situación como una burla, ya que los ruleteros estaban en espera de aclarar sus dudas y sus inquietudes sobre esta situación que están atravesando.

“Aquí no ha venido a Orizaba, miente y no ha querido”, expresó en referencia a la negativa del titular de Transporte Público por atender estas demandas, además lo calificó de cínico.

Explicó en la reunión que este reordenamiento, de acuerdo al decreto publicado el 31 de marzo de este año, “en la primera etapa, inicia la presencia del registro electrónico, en donde se efectuará el pago de mil pesos, además de pagar 800 pesos para un gafete y un porcentaje del estímulo a la educación, y donde los taxistas tienen que acudir al módulo que les corresponde”.

En la segunda etapa aclaró que se realizará una comisión intersecretarial, siendo así que diversas secretarías revisarán los expedientes que se hayan entregado y de igual manera se efectuará la revista vehicular, la cual se cobrará en una etapa, en donde se pagarán 400 pesos por ser extemporánea. Remarcó que en esta etapa se busca sacar las unidades que están fuera de rango de 8 años.

En cuanto a la tercera etapa, dijo que una comisión del gobierno estatal resolverá en tres formas, siendo que algunos se les entregará el refrendo, a otros se les negará por no contar con los lineamientos y se iniciará el proceso de cancelación de concesiones y en un tercer lugar se condicionará el uso de las concesiones. Además de que en esta etapa concluirá con el reemplacamiento y con el cambio de color de la unidad, recalcó.

Por último los ahí presentes detallaron que no aceptarán la cancelación de alguna concesión que ya se haya pagado en Hacienda del Estado, “no vamos a dejar estás concesiones que fueron otorgadas por una autoridad”.