/ sábado 13 de febrero de 2021

Mayoría de niños con cáncer puede superarlo

Según datos oficiales, el 65 por ciento de los pacientes tendrán una sobrevida a cinco años

En Veracruz, al conmemorarse este 15 de febrero el Día Internacional de Lucha Contra el Cáncer Infantil, no se registra un incremento en el número de casos, siguen siendo 150 al año. El 65 por ciento de los pacientes tendrán una sobrevida a cinco años, lo que quiere decir que 65 de cien sobrevivirán, eso según datos oficiales.

El cáncer no significa muerte, pues el hospital Miguel Dorantes Mesa puede presumir de tener una importante cantidad de niños curados y estables con su tratamiento. Hay niños curados que actualmente son médicos, psicólogos o licenciados.

Cuando el cáncer se detecta en niños menores de un año, éste es de alto riesgo, pero cuando se detecta en niños mayores de dos años, la probabilidad de que sobrevivan es alta, entran dentro de ese 65 por ciento.

De acuerdo a los datos proporcionados en la página de la Secretaría de Salud, sí se registran decesos porque esto tiene que ver con que México es un país en vías de desarrollo, en que algunos padres al escuchar cáncer, creen que el niño no vivirá y no lo someten a tratamiento, por abandono de éste y porque no todos los pacientes tienen la misma resistencia.

Aún hace falta que médicos y padres de familia refieran a los niños en tiempo y forma, que se haga énfasis en el no abandono del tratamiento, porque el cáncer es una de las enfermedades que destruyen familias.

La mayor parte del costo del tratamiento lo absorbe el gobierno y cuando se da la escasez de medicamento es porque éste se da a nivel internacional.

ATENCIÓN DEL AMANC

La presidenta de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer de Veracruz, AC. (AMANC), Susana Lara García, asentó que actualmente atienden en el puerto de Veracruz a 117 casos de niños con cáncer, de los cuales 50 están en tratamiento activo, dentro de éstos se encuentran 30 casos nuevos pero porque al cerrar el hospital de Coatzacoalcos, los remitieron al puerto de Veracruz.

Asentó que tres de esos casos se encuentran ya en tratamiento paliativo, aunque se les da el acompañamiento hasta el final. En 2020 fallecieron diez niños, dos por abandono de tratamiento pues tenían que trasladarse desde Oaxaca, algunos por falta de medicamento y otros porque presentaban casos muy avanzados.

Foto: René Corrales | Diario de Xalapa

En enero de este año han fallecido tres niños, pero cuatro pasaron a vigilancia, y con ésta lograrán terminar su tratamiento con éxito.

Reiteró que actualmente Amanc Veracruz atiende 50 casos activos, tienen 67 en vigilancia y tres en cuidados paliativos de 65 municipios del estado, sin embargo también atienden casos de familias que llegan de Oaxaca o Tabasco.

Catherine, dos años luchando

Catherine tiene cuatro años, dos de ellos luchando por su vida debido a Leucemia Linfoblastica Aguda, uno de los tipos de cáncer más común en niños y de los menos agresivos, aunque sin el tratamiento adecuado puede llegar a ser mortal.

Actualmente la niña xalapeña rebasa las 60 semanas de su tratamiento, son 120 semanas las que debe recibir quimioterapias. A su corta edad, ella sabe que debe asistir a recibir su tratamiento, puesto que a veces no quiere ir al hospital. Sus pláticas con una de sus compañeritas son sobre sus catéteres, su cuidado y la quimio que recibirán.

Foto: René Corrales | Diario de Xalapa

Su madre, Dea, recuerda que a los dos años la niña empezó a enfermarse contantemente de gripe, lo que los médicos tomaron como normal porque estaba ingresando a la guardería; posteriormente empezó con un dolor de pierna y la enviaron con un ortopedista, sin embargo al poco tiempo dejó de caminar y se inflamó su estómago. Luego de los diversos estudios, le dijeron que estaba anémica y baja de plaquetas, posteriormente le dijeron que todo indicaba que tenía leucemia y la canalizaron al Centro de Cancerología “Dr. Miguel Dorantes Mesa, donde confirmaron el diagnóstico y la internaron para que recibiera quimioterapias todos los días durante mes y medio.

Su tratamiento de 120 quimioterapias, de las cuales ya lleva más de la mitad, entró al programa “gastos catastróficos”, por lo cual su familia no tiene que pagar, de ahí que su madre esté muy agradecida.

Hasta ahora no han tenido que pagar nada, sin embargo sabe que el precio de los medicamentos y tratamiento es muy caro, sólo un equipo para plaquetas vale 15 mil pesos y a veces los pacientes requieren más de uno, comentó.

No es sólo el cáncer, el niño se vuelve vulnerable y se lucha contra muchas otras enfermedades”, añade, a la vez que a dos años de tratamiento la niña es otra, llena de energía, que ríe y juega como cualquier niño normal. “no parece que hubiera pasado ese proceso. Algunas veces ya no quiere ir al hospital, pero su madre le explica por qué debe continuar, además como ve e interactúa con otros niños, eso le anima a asistir. Ahí tiene una amiguita de su edad y sus pláticas no son las de unas pequeñas de cuatro años puesto que hablan de sus quimios", señaló Dea.

Por otro lado el trato que reciben de sus doctoras, enfermeras y de todo el personal es de calidez y cariño, dijo, y aunque sí se han enfrentado a desabasto de medicamento que dura uno o dos meses, éste es a nivel nacional por lo que no podrían conseguir el medicamento en ningún lado.

Foto: René Corrales | Diario de Xalapa

A dos años, el tratamiento ha resultado bien, sin embargo no se confía porque sabe que el cáncer es traicionero y en dos o tres años la niña podría recaer, nadie le puede asegurar que la niña no vuelva a recaer.

Concluyó que se siente muy agradecida de haber entrado a ese programa y que Catherine esté respondiendo tan bien, porque en el hospital le ha tocado ver muchas historias y no todas tienen un final feliz. “Estoy agradecida con Dios, con mi familia, los amigos de mi familia de los cuales he recibido demasiado apoyo, porque el resultado es verla alegre, sana y feliz. A mí también me ha servido mucho el proceso porque me ha hecho una mujer más fuerte, segura y me ha hecho crecer como persona y valorar la salud”.

En Veracruz, al conmemorarse este 15 de febrero el Día Internacional de Lucha Contra el Cáncer Infantil, no se registra un incremento en el número de casos, siguen siendo 150 al año. El 65 por ciento de los pacientes tendrán una sobrevida a cinco años, lo que quiere decir que 65 de cien sobrevivirán, eso según datos oficiales.

El cáncer no significa muerte, pues el hospital Miguel Dorantes Mesa puede presumir de tener una importante cantidad de niños curados y estables con su tratamiento. Hay niños curados que actualmente son médicos, psicólogos o licenciados.

Cuando el cáncer se detecta en niños menores de un año, éste es de alto riesgo, pero cuando se detecta en niños mayores de dos años, la probabilidad de que sobrevivan es alta, entran dentro de ese 65 por ciento.

De acuerdo a los datos proporcionados en la página de la Secretaría de Salud, sí se registran decesos porque esto tiene que ver con que México es un país en vías de desarrollo, en que algunos padres al escuchar cáncer, creen que el niño no vivirá y no lo someten a tratamiento, por abandono de éste y porque no todos los pacientes tienen la misma resistencia.

Aún hace falta que médicos y padres de familia refieran a los niños en tiempo y forma, que se haga énfasis en el no abandono del tratamiento, porque el cáncer es una de las enfermedades que destruyen familias.

La mayor parte del costo del tratamiento lo absorbe el gobierno y cuando se da la escasez de medicamento es porque éste se da a nivel internacional.

ATENCIÓN DEL AMANC

La presidenta de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer de Veracruz, AC. (AMANC), Susana Lara García, asentó que actualmente atienden en el puerto de Veracruz a 117 casos de niños con cáncer, de los cuales 50 están en tratamiento activo, dentro de éstos se encuentran 30 casos nuevos pero porque al cerrar el hospital de Coatzacoalcos, los remitieron al puerto de Veracruz.

Asentó que tres de esos casos se encuentran ya en tratamiento paliativo, aunque se les da el acompañamiento hasta el final. En 2020 fallecieron diez niños, dos por abandono de tratamiento pues tenían que trasladarse desde Oaxaca, algunos por falta de medicamento y otros porque presentaban casos muy avanzados.

Foto: René Corrales | Diario de Xalapa

En enero de este año han fallecido tres niños, pero cuatro pasaron a vigilancia, y con ésta lograrán terminar su tratamiento con éxito.

Reiteró que actualmente Amanc Veracruz atiende 50 casos activos, tienen 67 en vigilancia y tres en cuidados paliativos de 65 municipios del estado, sin embargo también atienden casos de familias que llegan de Oaxaca o Tabasco.

Catherine, dos años luchando

Catherine tiene cuatro años, dos de ellos luchando por su vida debido a Leucemia Linfoblastica Aguda, uno de los tipos de cáncer más común en niños y de los menos agresivos, aunque sin el tratamiento adecuado puede llegar a ser mortal.

Actualmente la niña xalapeña rebasa las 60 semanas de su tratamiento, son 120 semanas las que debe recibir quimioterapias. A su corta edad, ella sabe que debe asistir a recibir su tratamiento, puesto que a veces no quiere ir al hospital. Sus pláticas con una de sus compañeritas son sobre sus catéteres, su cuidado y la quimio que recibirán.

Foto: René Corrales | Diario de Xalapa

Su madre, Dea, recuerda que a los dos años la niña empezó a enfermarse contantemente de gripe, lo que los médicos tomaron como normal porque estaba ingresando a la guardería; posteriormente empezó con un dolor de pierna y la enviaron con un ortopedista, sin embargo al poco tiempo dejó de caminar y se inflamó su estómago. Luego de los diversos estudios, le dijeron que estaba anémica y baja de plaquetas, posteriormente le dijeron que todo indicaba que tenía leucemia y la canalizaron al Centro de Cancerología “Dr. Miguel Dorantes Mesa, donde confirmaron el diagnóstico y la internaron para que recibiera quimioterapias todos los días durante mes y medio.

Su tratamiento de 120 quimioterapias, de las cuales ya lleva más de la mitad, entró al programa “gastos catastróficos”, por lo cual su familia no tiene que pagar, de ahí que su madre esté muy agradecida.

Hasta ahora no han tenido que pagar nada, sin embargo sabe que el precio de los medicamentos y tratamiento es muy caro, sólo un equipo para plaquetas vale 15 mil pesos y a veces los pacientes requieren más de uno, comentó.

No es sólo el cáncer, el niño se vuelve vulnerable y se lucha contra muchas otras enfermedades”, añade, a la vez que a dos años de tratamiento la niña es otra, llena de energía, que ríe y juega como cualquier niño normal. “no parece que hubiera pasado ese proceso. Algunas veces ya no quiere ir al hospital, pero su madre le explica por qué debe continuar, además como ve e interactúa con otros niños, eso le anima a asistir. Ahí tiene una amiguita de su edad y sus pláticas no son las de unas pequeñas de cuatro años puesto que hablan de sus quimios", señaló Dea.

Por otro lado el trato que reciben de sus doctoras, enfermeras y de todo el personal es de calidez y cariño, dijo, y aunque sí se han enfrentado a desabasto de medicamento que dura uno o dos meses, éste es a nivel nacional por lo que no podrían conseguir el medicamento en ningún lado.

Foto: René Corrales | Diario de Xalapa

A dos años, el tratamiento ha resultado bien, sin embargo no se confía porque sabe que el cáncer es traicionero y en dos o tres años la niña podría recaer, nadie le puede asegurar que la niña no vuelva a recaer.

Concluyó que se siente muy agradecida de haber entrado a ese programa y que Catherine esté respondiendo tan bien, porque en el hospital le ha tocado ver muchas historias y no todas tienen un final feliz. “Estoy agradecida con Dios, con mi familia, los amigos de mi familia de los cuales he recibido demasiado apoyo, porque el resultado es verla alegre, sana y feliz. A mí también me ha servido mucho el proceso porque me ha hecho una mujer más fuerte, segura y me ha hecho crecer como persona y valorar la salud”.

Local

El otoño ya está pleno y causa daños

Se activó un refugio temporal en la Asociación Ganadera, al que puede acudir la población que así lo requiera

Local

Desde que tenía 15 años duerme con una boa; ve la razón

Jaime estudia el séptimo semestre de la licenciatura en Biología en la UV, además de la boa, tiene siete tarántulas de dos especies: arbóreas y terrestres

Local

Nunca me podrán comprobar nada: Cazarín

Juan Javier Gómez Cazarín se pronunció en contra de cualquier agresión a una mujer y niega las acusaciones de no respetar la paridad de género

Local

"Deben tirar elección de Veracruz"; filtran audio de alcalde

El empleado municipal detalla que horas antes de las votaciones de junio pasado varios colaboradores recibieron un audio del alcalde de Veracruz Fernando Yunes Márquez

Local

El otoño ya está pleno y causa daños

Se activó un refugio temporal en la Asociación Ganadera, al que puede acudir la población que así lo requiera

Local

¿Quieres que vacunen a niños de 5 años?, buscarán amparos

La abogada María del Pilar Ponciano Lázaro señaló que más de mil niños de 12 a 17 años ya lograron ser vacunados

Local

Así están pintando el mural más largo en este lugar de Veracruz

Además del mural actual, Son del Sur delinea un programa de talleres enfocados en pintura, son jarocho y prevención del delito

Local

Desde que tenía 15 años duerme con una boa; ve la razón

Jaime estudia el séptimo semestre de la licenciatura en Biología en la UV, además de la boa, tiene siete tarántulas de dos especies: arbóreas y terrestres

Local

Nunca me podrán comprobar nada: Cazarín

Juan Javier Gómez Cazarín se pronunció en contra de cualquier agresión a una mujer y niega las acusaciones de no respetar la paridad de género