imagotipo

PRI se quedaría sin regidores en la siguiente administración

  • Laura Cortes Robles
  • en Local

Mientras autoridades electorales definen los acuerdos mediante los que se hará la distribución de las regidurías tras la elección local del pasado 4 de junio, ha trascendido que en este ejercicio solo los partidos PAN, Morena, PT e Independiente tendrían representación en el próximo cabildo en el municipio de Orizaba conforme los acuerdos y principios que han aprobado.

De acuerdo con especialistas en Derecho Electoral en la zona de Orizaba los procedimientos implementados por el Consejo General a favor de la representación dejarían sin efecto el proceso mediante el cual, se hacía el reparto de regidurías, esto es que antes se entregaban las regidurías según la votación máxima de los partidos.

“Con los criterios aprobados por el Consejo General y por el principio de sobre y sub representación  se habla –no de forma oficial hasta ahora- que quedan como regidores los partidos que alcanzaron el 3 por ciento de la votación, con lo que el partido Revolucionario Institucional (PRI) quedaría fuera sosteniendo solo la alcaldía y sindicatura, posteriormente el Partido Acción Nacional (PAN) con dos ediles, una para Morena, una para el PT y una para el Candidato independiente”, expresaron.

Tras insistir que este criterio aplica para ofrecer igualdad y equidad entre partidos que alcanzaron la votación mayor emitida: “Por el momento esta es la observación que hemos hecho nosotros en la experiencia y lo que se ha aprobado, sin embargo una vez que el OPLE haga público su acuerdo veremos que se confirma, mientras si es importante mencionar que los ediles se integran conforme fueron registrados, es decir el número 1 y consecutivos por cada planilla registrada”, comentaron.

A su vez y de parte de autoridades electorales encabezadas por Quintín Antar Dovarganes Escandón,  hoy en el transcurso del día podrían emitirse los acuerdos oficiales de la asignación de regidores conforme cada municipio.

A decir de representantes de diversos partidos políticos esta no se percibe como una medida favorable pues toda vez que el cabildo es la máxima autoridad y tienen decisiones de peso, se corre el riesgo de que los que se integren como ediles opten por conductas más de venganza y revanchismo que por el bien de la ciudad, lo que significaría  límites en los programas y proyectos que se emprendan en una ciudad.

“Con esto en algunos municipios podríamos encontrarnos con pugnas y decisiones más por revanchismo tomando como partida el origen de partido en lugar del beneficio que algo conlleve a la población”, apuntaron.

Finalmente hicieron mención que una vez que se formalice el criterio implementado por la autoridad electoral quedarán definidas las regidurías de manera oficial en este y los 211 municipios restantes.