/ miércoles 21 de abril de 2021

Salió del closet en los 70 y sufrió

Augusto tuvo clara su homosexualidad, una decepción amorosa a los 20 años hizo que decidiera no volver a tener una pareja estable

Aunque la diversidad sexual es algo cada vez más normal en la sociedad, en la década de los 70 era muy complicado aceptarse como homosexual, asegura Augusto, quien “salió del clóset” en 1978 cuando tenía 18 años.

Explica que en esa época las relaciones entre personas del mismo sexo tenían que esconderse y era casi imposible que una pareja de hombres saliera a la calle o hiciera demostraciones de afecto en público. “Antes la gente era espantada y las relaciones homosexuales eran más tapadas, no salíamos. Pero poco a poco se está liberando eso, ya cada quien vive su vida y vive el momento”, asegura.

Foto: René Corrales | Diario de Xalapa

Entrevistado en la florería en la que trabaja, Augusto reconoce que para su familia, en especial a su mamá, fue muy difícil aceptar su decisión de relacionarse afectivamente con hombres y que le costó mucho trabajo que entendiera su inclinación sexual. No obstante, el amor fue más fuerte y hoy, con casi 61 años, disfruta de la aceptación de todos los miembos de su familia.

“Mi familia ya no me rechaza, todos entendieron que se trataba de un aspecto más de mi vida. Ahora cada que veo padres que reniegan de sus hijos por ser homosexuales o lesbianas les hago ver que es es un pendejismo de los señores, porque no les va a quitar nada esa decisión de sus hijos”, asegura.

Aunque Augusto tuvo clara su homosexualidad, una decepción amorosa a los 20 años hizo que decidiera no volver a tener una pareja estable. Desde hace 40 años decidió no casarse ni tener hijos y su vida ha transcurrido entre parejas ocasionales y dedicándose al cuidado de su madre, quien falleció a incios de este año. “No me casé, no tuve hijos, no tuve a nadie, pero no me arrepiento”, declara.

Sobre esa parte de su vida, cuenta que a los 18 años recién llegado a Xalapa entabló una relación con un joven de su edad con quien rentó una casa y vivió en pareja por dos años, sin embargo, tras ese tiempo el joven se enamoró de una mujer con quien se casó y tuvo hijos. “Sí me dolió pero pensé ‘igual, que siga su camino, nada de pelear por él porque la vida continúa’. Después de eso me quedé solo porque con el que pensaba vivir me falló, así que yo de plano no quiero”, dijo.

Foto: René Corrales | Diario de Xalapa

Hoy, Augusto se ha topado con un nuevo fenómeno el de jóvenes en busca de un “sugar daddy”, o sea hombres mayores que a cambio de sexo puedan darles dinero en efectivo o regalos costosos. Ante esto, reconoce que que se trata de una práctica cada vez más común, pero él nunca ha visto al sexo como una transacción económica. “Yo ese tema lo tengo muy claro, si quieres va a ser un amistoso pero hasta ahí, nada de que yo te vaya a pagar dinero o a comprar un reloj o un anillo”.

Incluso, el entrevistado asegura que este tipo de acciones pueden llegar a ser riesgosas en las relaciones homosexuales, ya que los adultos mayores pueden ser víctimas de violencia física. “También a muchos homosexuales los han matado porque prometen dinero y luego no pagan. Ese tipo de situaciones son peligrosas”.

Foto: René Corrales | Diario de Xalapa

Finalmente, el hombre que ha enfrentado la discriminación y el acoso por ser homosexual cuenta que con los años ha aprendido a no hacer caso de las críticas de las demás personas y menos aún, dice, cuando estas críticas son por su orientación sexual. “Si te critican por algo malo lo entiendes, pero en mi caso, la gente que habla de mí por ser homosexual no tiene caso que les preste atención, digo, tampoco es que pueda hacer algo en contra de eso; yo no me voy a acabar por otros, yo vivo en mi casa, como y me visto con lo que trabajo, así que digan misa. Yo tengo mi casa propia y soy feliz con lo que soy”, concluyó.

Aunque la diversidad sexual es algo cada vez más normal en la sociedad, en la década de los 70 era muy complicado aceptarse como homosexual, asegura Augusto, quien “salió del clóset” en 1978 cuando tenía 18 años.

Explica que en esa época las relaciones entre personas del mismo sexo tenían que esconderse y era casi imposible que una pareja de hombres saliera a la calle o hiciera demostraciones de afecto en público. “Antes la gente era espantada y las relaciones homosexuales eran más tapadas, no salíamos. Pero poco a poco se está liberando eso, ya cada quien vive su vida y vive el momento”, asegura.

Foto: René Corrales | Diario de Xalapa

Entrevistado en la florería en la que trabaja, Augusto reconoce que para su familia, en especial a su mamá, fue muy difícil aceptar su decisión de relacionarse afectivamente con hombres y que le costó mucho trabajo que entendiera su inclinación sexual. No obstante, el amor fue más fuerte y hoy, con casi 61 años, disfruta de la aceptación de todos los miembos de su familia.

“Mi familia ya no me rechaza, todos entendieron que se trataba de un aspecto más de mi vida. Ahora cada que veo padres que reniegan de sus hijos por ser homosexuales o lesbianas les hago ver que es es un pendejismo de los señores, porque no les va a quitar nada esa decisión de sus hijos”, asegura.

Aunque Augusto tuvo clara su homosexualidad, una decepción amorosa a los 20 años hizo que decidiera no volver a tener una pareja estable. Desde hace 40 años decidió no casarse ni tener hijos y su vida ha transcurrido entre parejas ocasionales y dedicándose al cuidado de su madre, quien falleció a incios de este año. “No me casé, no tuve hijos, no tuve a nadie, pero no me arrepiento”, declara.

Sobre esa parte de su vida, cuenta que a los 18 años recién llegado a Xalapa entabló una relación con un joven de su edad con quien rentó una casa y vivió en pareja por dos años, sin embargo, tras ese tiempo el joven se enamoró de una mujer con quien se casó y tuvo hijos. “Sí me dolió pero pensé ‘igual, que siga su camino, nada de pelear por él porque la vida continúa’. Después de eso me quedé solo porque con el que pensaba vivir me falló, así que yo de plano no quiero”, dijo.

Foto: René Corrales | Diario de Xalapa

Hoy, Augusto se ha topado con un nuevo fenómeno el de jóvenes en busca de un “sugar daddy”, o sea hombres mayores que a cambio de sexo puedan darles dinero en efectivo o regalos costosos. Ante esto, reconoce que que se trata de una práctica cada vez más común, pero él nunca ha visto al sexo como una transacción económica. “Yo ese tema lo tengo muy claro, si quieres va a ser un amistoso pero hasta ahí, nada de que yo te vaya a pagar dinero o a comprar un reloj o un anillo”.

Incluso, el entrevistado asegura que este tipo de acciones pueden llegar a ser riesgosas en las relaciones homosexuales, ya que los adultos mayores pueden ser víctimas de violencia física. “También a muchos homosexuales los han matado porque prometen dinero y luego no pagan. Ese tipo de situaciones son peligrosas”.

Foto: René Corrales | Diario de Xalapa

Finalmente, el hombre que ha enfrentado la discriminación y el acoso por ser homosexual cuenta que con los años ha aprendido a no hacer caso de las críticas de las demás personas y menos aún, dice, cuando estas críticas son por su orientación sexual. “Si te critican por algo malo lo entiendes, pero en mi caso, la gente que habla de mí por ser homosexual no tiene caso que les preste atención, digo, tampoco es que pueda hacer algo en contra de eso; yo no me voy a acabar por otros, yo vivo en mi casa, como y me visto con lo que trabajo, así que digan misa. Yo tengo mi casa propia y soy feliz con lo que soy”, concluyó.

Local

Analfabetismo impera en Veracruz y las Altas Montañas son referente

El embarazo a temprana edad y el machismo, son de las principales razones para que las mujeres sean el grupo de rezago más grande

Local

Mujeres del PAN, PRD y PRI piden al TEV anular elección de Camerino Z. Mendoza

Las integrantes de los partidos afirman que se debe juzgar y resolver las sentencias con perspectiva de género

Local

Un secreto espeluznante guarda en su interior el Romanchu de Orizaba, te contamos

En el lugar se manifiestan situaciones fuera de este mundo terrenal donde una mujer y una sombra oscura de más de 2 metros son el centro de curiosidad, ruidos y espanto

Local

Analfabetismo impera en Veracruz y las Altas Montañas son referente

El embarazo a temprana edad y el machismo, son de las principales razones para que las mujeres sean el grupo de rezago más grande

Local

Ya viene el horario de invierno, te contamos todo lo que debes saber

La gran mayoría de las personas afirman que el de verano es “una tomada de pelo”, ya que al tiempo real no se le puede engañar

Local

En Orizaba extorsiones representan un numero significativo

Entre las ciudades con mayor número de carpetas de investigación registradas por este delito están Orizaba con 25 y Córdoba con 24

Gossip

Dan último adiós al director Felipe Cazals en los Estudios Churubusco

Cineastas, actores y miembros de la industria le rinden homenaje en los Estudios Churubusco

Gossip

Angélica Vale recuerda su infancia al conducir el reality “El gran pastelero, bake off México”

Angélica Vale recuerda las recetas de su bisabuela, al ser la conductora de El gran pastelero, bake off México 

Gossip

El Finito López perdió el miedo al escenario en “¿Quién es la máscara?”

El ex boxeador participó en el reality ¿Quién es la máscara?, una experiencia que califica como un premio para él