/ lunes 18 de enero de 2021

Una niña camina por las noches en panteón de Orizaba, dice leyenda

El Pueblo Mágico está lleno de mitos y leyendas que las familias se han encargado de trasmitir de generación en generación

Orizaba, Ver.- El Pueblo Mágico está lleno de mitos y leyendas que las familias se han encargado de trasmitir de generación en generación. A más de un siglo de distancia, la leyenda de “La Niña y el Ángel” tiene dos capítulos en la historia, una, que murió durante un incendio y otra, la más acertada de descendientes de su familia radicada en Puebla, que dicen falleció de meningitis.

Cuentan los abuelos que en 1908 llegó a Orizaba una bella pareja con una pequeña hija de tan sólo dos años de edad, de nombre Ana María Dolores Segura y Couto, quién enfermó y finalmente expiró al caerse accidentalmente y fracturarse la cabeza.

Sus padres decidieron enterrarla en el camposanto “Juan de la Luz Enríquez”, pero ellos tenían que regresar a la Ciudad de México, por lo que, en una especie de homenaje pidieron al afamado escultor Runaldo Cuagnilli que le construyera un monumento a imagen y semejanza a su hija, en tamaño natural y hecho de mármol de Carrara.

El artista representó a la pequeña acostada en su cama, mientras un ángel la cuidaba. Los detalles fueron muy específicos, desde los pliegues de las sábanas, los adornos de la cama, las alas del ángel y hasta los ojos de Ana.

El protector de Ana por más de 100 años, día tras día, asume el papel de guardián de la niña, la protege de la luz del sol, la lluvia y cualquier cambio climático que se avecine, pues con vida propia se va girando o moviendo para que la pequeña no sufra ni frío, ni se moje, ni sufra calor.

La gente platica que, con el tiempo, sucedieron apariciones extrañas; los ojos de la niña se abren y siguen a quien llega a visitarla, la mirada se mueve hacia donde vayas, incluso adquiere un brillo sobrenatural que da miedo.

Relatan que, por la noche, la niña camina en medio de las tumbas en busca de sus padres y siempre la acompaña el ángel. Hay quien cuenta que la niña concede deseos a quienes la visitan y, cuando se cumplen, algún niño integrante de la familia debe ir a dejarle un juguete o una flor.

Foto: Miguel Castillo | El Sol de Orizaba

Suscríbete gratis al canal de noticias

La tumba de La Niña y el Ángel, siempre tiene rosas o claveles, aunque ya no tenga descendientes en Orizaba.

Pareciera que el tiempo se detuvo y que la pequeña Ana María viviera en el cementerio “Juan de la Luz Enríquez”, que el 1 de agosto de 1884 abrió sus puertas para servir como camposanto.

El panteón, ubicado en el oriente de la ciudad es visitado por cientos de turistas gracias a los hermosos mausoleos que alberga, vistiendo su extensión de un pacífico color blanco, de la que se cuentan leyendas y relatos sobrenaturales.

Orizaba, Ver.- El Pueblo Mágico está lleno de mitos y leyendas que las familias se han encargado de trasmitir de generación en generación. A más de un siglo de distancia, la leyenda de “La Niña y el Ángel” tiene dos capítulos en la historia, una, que murió durante un incendio y otra, la más acertada de descendientes de su familia radicada en Puebla, que dicen falleció de meningitis.

Cuentan los abuelos que en 1908 llegó a Orizaba una bella pareja con una pequeña hija de tan sólo dos años de edad, de nombre Ana María Dolores Segura y Couto, quién enfermó y finalmente expiró al caerse accidentalmente y fracturarse la cabeza.

Sus padres decidieron enterrarla en el camposanto “Juan de la Luz Enríquez”, pero ellos tenían que regresar a la Ciudad de México, por lo que, en una especie de homenaje pidieron al afamado escultor Runaldo Cuagnilli que le construyera un monumento a imagen y semejanza a su hija, en tamaño natural y hecho de mármol de Carrara.

El artista representó a la pequeña acostada en su cama, mientras un ángel la cuidaba. Los detalles fueron muy específicos, desde los pliegues de las sábanas, los adornos de la cama, las alas del ángel y hasta los ojos de Ana.

El protector de Ana por más de 100 años, día tras día, asume el papel de guardián de la niña, la protege de la luz del sol, la lluvia y cualquier cambio climático que se avecine, pues con vida propia se va girando o moviendo para que la pequeña no sufra ni frío, ni se moje, ni sufra calor.

La gente platica que, con el tiempo, sucedieron apariciones extrañas; los ojos de la niña se abren y siguen a quien llega a visitarla, la mirada se mueve hacia donde vayas, incluso adquiere un brillo sobrenatural que da miedo.

Relatan que, por la noche, la niña camina en medio de las tumbas en busca de sus padres y siempre la acompaña el ángel. Hay quien cuenta que la niña concede deseos a quienes la visitan y, cuando se cumplen, algún niño integrante de la familia debe ir a dejarle un juguete o una flor.

Foto: Miguel Castillo | El Sol de Orizaba

Suscríbete gratis al canal de noticias

La tumba de La Niña y el Ángel, siempre tiene rosas o claveles, aunque ya no tenga descendientes en Orizaba.

Pareciera que el tiempo se detuvo y que la pequeña Ana María viviera en el cementerio “Juan de la Luz Enríquez”, que el 1 de agosto de 1884 abrió sus puertas para servir como camposanto.

El panteón, ubicado en el oriente de la ciudad es visitado por cientos de turistas gracias a los hermosos mausoleos que alberga, vistiendo su extensión de un pacífico color blanco, de la que se cuentan leyendas y relatos sobrenaturales.

Local

¿Sabes cuántos millones le tocan a Orizaba en el próximo año? Te decimos

Orizaba logrará recursos que Juan Manuel Díez Francos del PRI administrará para su próxima gestión

Local

Estos niños murieron en operativo policiaco...y no se les hace justicia

Eduardo y Jonathan fueron asesinados presuntamente por elementos de la Fuerza Civil en la comunidad de La Patrona

Local

Ganó el pueblo; en esto gastarán lo de la rifa del avión

Los mayordomos y habitantes de ese lugar, luego de manifestarse por el retraso de la remodelación de la Telesecundaria, otra vez tienen voz y voto para decidir qué proyectos le benefician al pueblo

Literatura

México debe analizar el factor externo para dejar atrás políticas cortoplacistas: Mussali

Dijo que no se puede omitir que México es un país muy importante, sobre todo ahora que se vive una de las peores crisis sanitarias y económicas por el Covid-19

Cultura

FIL Guadalajara: Piden ser cuidadosos y proteger datos personales en posesión de terceros

Los ponentes coincidieron en que rara vez se dedica tiempo para leer los avisos de privacidad

Local

Habrá jornada de vacunación en Nogales, del lunes 6 al miércoles 8

También Unidosis de CanSino para quienes no tengan ninguna vacuna

Literatura

México necesita promover la cultura de la ciencia: Greco Hernández

El investigador mexicano presentó su libro "El acertijo de la vida"

Justicia

La Bartolina: identifican primeros restos de víctima en el campo de exterminio

La primera víctima identificada no coincide con alguna de las personas que buscan las tres familias en este lugar

Gossip

Gorra de Octavio Ocaña no tiene marca de bala: abogado revela más inconsistencias

La familia del actor realiza una investigación independiente, mediante la cual han obtenido detalles que contradicen la versión de las autoridades