/ miércoles 15 de diciembre de 2021

Presidencia pierde rastro de equipo de espionaje valuado en 8 millones de pesos

Información pública revela que el aparato fue dado de baja del inventario de bienes de la Presidencia en el primer trimestre de 2021 y posteriormente fue transferido a un lugar no especificado

Aunque aparece en su listado de bienes muebles dados de baja en el primer trimestre de 2021, la Oficina de la Presidencia de la República no tiene información sobre el destino de un equipo de espionaje de teléfonos celulares, adscrito desde 2014 al desaparecido Estado Mayor Presidencial (EMP) y valuado en ocho millones 314 mil 183.85 pesos.

En el primer trimestre de este año, la Oficina de la Presidencia de la República reportó en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), en el apartado “Inventario de bajas practicadas a bienes muebles”, la baja de un “equipo de seguridad nacional” con el número de inventario 02-1300000000-65049, con fecha del 22 de marzo de 2021.

➡️ Hallan 31 contratos con empresas fachada para compra de Pegasus

La causa por la que el despacho del presidente Andrés Manuel López Obrador prescindió de este bien –según consta en la PNT– fue por una “transferencia”, aunque no especifica a qué instancia. El área responsable de publicar estos datos fue la Dirección de Bienes Muebles.

Este medio realizó la solicitud de información a la Presidencia de la República, registrada con el folio 331000121000066, para conocer en qué consistía dicho “equipo de seguridad nacional” dado de baja y a qué dependencia se había transferido.

Mediante un oficio con el folio UAF/DGRMSG/SAI/377/2021, esta instancia del Ejecutivo federal respondió que su Dirección General de Recursos Materiales y Servicios Generales no encontró información referente sobre la descripción y destino de ese bien tras hacer una búsqueda exhaustiva en registros, archivos físicos y electrónicos.

“No existe información referente a la baja de bienes inmuebles (sic), correspondiente al primer trimestre de 2021, con registro de baja de fecha 22 de marzo de 2021”, indica el documento firmado por el responsable de la Dirección de Análisis Jurídico y de Gestión Documental, Juan Carlos Guerrero Torres.

Tras la respuesta que proporcionó la Unidad de Transparencia de la Presidencia de la República, El Sol de México buscó a algún funcionario de esa instancia gubernamental para que explicara en qué consistía ese “equipo de seguridad nacional” dado de baja.

Un funcionario adscrito a la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios Generales de la Presidencia de la República, que pidió el anonimato, reveló a este diario que el aparato dado de baja corresponde a “un equipo que permite intervenir teléfonos celulares con el software conocido como Remote Control System o Galileo”.

Aseguró que el equipo formaba parte de los bienes muebles que entregó a la Oficina de la Presidencia de la República el desaparecido Estado Mayor Presidencial, cuerpo de élite militar que se ocupó de la seguridad de los presidentes en turno desde Manuel Ávila Camacho, en 1942, hasta el último día de gobierno de Enrique Peña Nieto, el 30 de noviembre de 2018.

La fuente afirmó que el equipo de espionaje estaba en desuso, que “sólo era uno”, y que se determinó su baja como bien mueble en el inventario del despacho presidencial, así como su “transferencia”. No obstante, el funcionario dijo desconocer hacia qué instancia se “transfirió”.

Cabe destacar que la Constitución, en su artículo 16, así como la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, también en su artículo 16, establecen que la Fiscalía General de la República (FGR), a petición de los ministerios públicos locales u otras entidades, es la única instancia facultada para intervenir comunicaciones privadas.

SISTEMA DE ESPIONAJE GALILEO

El alta del equipo de espionaje asignado al Estado Mayor Presidencial, en 2014, coincide con un informe de la organización ciudadana Red en Defensa de los Derechos Digitales (RD3).

En 2015, ese organismo reveló que el gobierno mexicano gastó cinco millones 808 mil 875 euros en software para vigilancia ilegal entre 2010 y 2015, pero además que se convirtió en el principal comprador de la firma italiana Hacking Team, creadora y distribuidora de esos aparatos.

La investigación de RD3 también sacó a la luz que instituciones de las administraciones de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, como la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Petróleos Mexicanos (Pemex), la Secretaría de Gobernación o el desaparecido Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), entre otros, adquirieron equipos con las mismas características.

Lo mismo ocurrió con los gobiernos de 16 estados, entre los que destacan los de Puebla, Querétaro, Nayarit, Yucatán, Tamaulipas y Jalisco.

De acuerdo con la organización civil, el software malicioso conocido como Remote Control System o Galileo “es altamente invasivo, ya que permite extraer información de dispositivos e incluso tomar el control de estos una vez infectados”.

El “equipo de seguridad nacional” que estuvo asignado al cuerpo militar encargado de la seguridad de los expresidentes de México también permite intervenir teléfonos móviles (mensajes y conversaciones), así como “todo tipo de información, incluso registrar qué botones se oprimen en un teclado”.

@RivelinoRueda

Aunque aparece en su listado de bienes muebles dados de baja en el primer trimestre de 2021, la Oficina de la Presidencia de la República no tiene información sobre el destino de un equipo de espionaje de teléfonos celulares, adscrito desde 2014 al desaparecido Estado Mayor Presidencial (EMP) y valuado en ocho millones 314 mil 183.85 pesos.

En el primer trimestre de este año, la Oficina de la Presidencia de la República reportó en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), en el apartado “Inventario de bajas practicadas a bienes muebles”, la baja de un “equipo de seguridad nacional” con el número de inventario 02-1300000000-65049, con fecha del 22 de marzo de 2021.

➡️ Hallan 31 contratos con empresas fachada para compra de Pegasus

La causa por la que el despacho del presidente Andrés Manuel López Obrador prescindió de este bien –según consta en la PNT– fue por una “transferencia”, aunque no especifica a qué instancia. El área responsable de publicar estos datos fue la Dirección de Bienes Muebles.

Este medio realizó la solicitud de información a la Presidencia de la República, registrada con el folio 331000121000066, para conocer en qué consistía dicho “equipo de seguridad nacional” dado de baja y a qué dependencia se había transferido.

Mediante un oficio con el folio UAF/DGRMSG/SAI/377/2021, esta instancia del Ejecutivo federal respondió que su Dirección General de Recursos Materiales y Servicios Generales no encontró información referente sobre la descripción y destino de ese bien tras hacer una búsqueda exhaustiva en registros, archivos físicos y electrónicos.

“No existe información referente a la baja de bienes inmuebles (sic), correspondiente al primer trimestre de 2021, con registro de baja de fecha 22 de marzo de 2021”, indica el documento firmado por el responsable de la Dirección de Análisis Jurídico y de Gestión Documental, Juan Carlos Guerrero Torres.

Tras la respuesta que proporcionó la Unidad de Transparencia de la Presidencia de la República, El Sol de México buscó a algún funcionario de esa instancia gubernamental para que explicara en qué consistía ese “equipo de seguridad nacional” dado de baja.

Un funcionario adscrito a la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios Generales de la Presidencia de la República, que pidió el anonimato, reveló a este diario que el aparato dado de baja corresponde a “un equipo que permite intervenir teléfonos celulares con el software conocido como Remote Control System o Galileo”.

Aseguró que el equipo formaba parte de los bienes muebles que entregó a la Oficina de la Presidencia de la República el desaparecido Estado Mayor Presidencial, cuerpo de élite militar que se ocupó de la seguridad de los presidentes en turno desde Manuel Ávila Camacho, en 1942, hasta el último día de gobierno de Enrique Peña Nieto, el 30 de noviembre de 2018.

La fuente afirmó que el equipo de espionaje estaba en desuso, que “sólo era uno”, y que se determinó su baja como bien mueble en el inventario del despacho presidencial, así como su “transferencia”. No obstante, el funcionario dijo desconocer hacia qué instancia se “transfirió”.

Cabe destacar que la Constitución, en su artículo 16, así como la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, también en su artículo 16, establecen que la Fiscalía General de la República (FGR), a petición de los ministerios públicos locales u otras entidades, es la única instancia facultada para intervenir comunicaciones privadas.

SISTEMA DE ESPIONAJE GALILEO

El alta del equipo de espionaje asignado al Estado Mayor Presidencial, en 2014, coincide con un informe de la organización ciudadana Red en Defensa de los Derechos Digitales (RD3).

En 2015, ese organismo reveló que el gobierno mexicano gastó cinco millones 808 mil 875 euros en software para vigilancia ilegal entre 2010 y 2015, pero además que se convirtió en el principal comprador de la firma italiana Hacking Team, creadora y distribuidora de esos aparatos.

La investigación de RD3 también sacó a la luz que instituciones de las administraciones de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, como la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Petróleos Mexicanos (Pemex), la Secretaría de Gobernación o el desaparecido Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), entre otros, adquirieron equipos con las mismas características.

Lo mismo ocurrió con los gobiernos de 16 estados, entre los que destacan los de Puebla, Querétaro, Nayarit, Yucatán, Tamaulipas y Jalisco.

De acuerdo con la organización civil, el software malicioso conocido como Remote Control System o Galileo “es altamente invasivo, ya que permite extraer información de dispositivos e incluso tomar el control de estos una vez infectados”.

El “equipo de seguridad nacional” que estuvo asignado al cuerpo militar encargado de la seguridad de los expresidentes de México también permite intervenir teléfonos móviles (mensajes y conversaciones), así como “todo tipo de información, incluso registrar qué botones se oprimen en un teclado”.

@RivelinoRueda

Local

Nahle: Su nombre 'retumba' para ser candidata de Morena y ella responde

Nahle es la ahora titular de Energía y es ingeniera petroquímica por la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ)

Local

Papelerías que aún venden estampitas para tareas; ¿Dónde se encuentran?

Entre 1970 y 1980, eran el principal sitio donde se surtían de artículos escolares las familias, como estampitas para tareas

Local

Fraudes bancarios existen, no hay un sistema de seguridad perfecto: Especialista

Cuando se piensa en fraudes bancarios, lo primero que se cree es que se hackea al banco, pero no funciona así, normalmente los ataques van dirigidos al usuario

Sociedad

Congelado el fondo de apoyo para desplazados en Sinaloa

En campaña Rubén Rocha Moya tomó de bandera a las víctimas de desplazamiento forzado, como gobernador tiene guardados 60 millones destinados para ayudarlos

Justicia

UIF pone en la mira a familias de El Chapo Guzmán y El Mayo Zambada

Entre las cuentas bloqueadas están las de parientes de “El Mayo” Zambada, “El Chapo” Guzmán y un sobrino de don Neto Fonseca y Rafael Caro Quintero

Sociedad

CFE, la que más agua residual vierte a ríos en Puebla

La producción de energía de Los Humeros puede abastecer de energía a poco más de 13 mil hogares por hasta una hora.

Sociedad

Fuga en Pemex amenaza abasto de agua para más de mil personas en Veracruz

Un derrame de aguas congénitas de tres pozos de Pemex en las comunidades Cues y Cebadilla ponen en riesgo la salud de miles de habitantes

Sociedad

La 4T desdeña 20 años de trabajo con policías

Juan Miguel Alcántara advierte que los recortes de recursos destinados a fortalecer a las corporaciones locales derivan en municipios debilitados y amenazados por la delincuencia organizada

Local

'Sacrifican' el dinero de colegiaturas para pagar medicamentos

Algunas escuelas, en solidaridad por la actual crisis económica, han prometido mantener las colegiaturas del año pasado