imagotipo

Jerusalén, entre la paz y el conflicto en Navidad

  • EFE
  • en Mundo

Belén, cuna del cristianismo, es lugar de visita obligada para turistas y peregrinos durante la época de Navidad. Como espacio religioso es un destino desde tiempos ancestrales. Ubicada a menos de diez kilómetros de Jerusalén y separada de esa ciudad por la valla y muro de hormigón que Israel construye en Cisjordania, sus representantes la siguen considerando “una tierra de paz”.

“¡Santa Claus, Santa Claus, Santa Claus!”, grita en tono festivo un vendedor ambulante mientras ofrece gorros de Papá Noel a turistas y peatones en una calle aledaña a la Basílica de la Natividad, en Belén. 

Como cada diciembre, el comienzo de la temporada de Navidad tiñe las calles de esta urbe palestina de decoraciones, melodías navideñas, imágenes religiosas y tiendas con productos típicos de la festividad cristiana.

 En el centro urbano, junto a la Plaza del Pesebre, se erige la iglesia de la Natividad, construida sobre la cueva donde, la tradición cristiana, establece que nació Jesús de Nazaret.

ENCENDIDO DEL ÁRBOL

Durante las festividades navideñas, que se reparten entre tres días distintos de Navidad según los ritos latino, ortodoxo y armenio (25 de diciembre, 7 de enero y 18 del mismo mes), muchas personas se arremolinan en los accesos de la basílica para visitar la Gruta de la Natividad, el punto donde la Virgen María habría dado a luz a Jesucristo.

Cada diciembre, el primer sábado del mes, las festividades navideñas comienzan con el encendido de la iluminación del árbol de Navidad, situado junto a la iglesia en la plaza, que este año está decorado con bolas de color rojo y guirnaldas de lucecitas parpadeantes.

El pasado 2 de diciembre, cuando se celebró la ceremonia oficial de encendido de las luces, alrededor de 15 mil personas se reunieron para presenciar un momento que, para muchos cristianos de Tierra Santa, es mágico.

Poco antes del encendido de las luces, con todas las calles de Belén llenas de gente, mientras los grupos musicales que participan en la ceremonia oficial tocan villancicos, se escucha la llamada a la oración desde el minarete de la mezquita principal de Belén, ubicada en la misma Plaza del Pesebre, frente a la Basílica de la Natividad.

En aquel momento, los fieles musulmanes se dirigen a rezar al templo islámico y se cruzan con los peregrinos cristianos que esperan a ver el árbol iluminado.

EL ORGULLO DE JESÚS

Alrededor de un tercio de la población de Belén, que cuenta con unos 30 mil habitantes, es de religión cristiana. El resto son musulmanes, pero la relación entre los vecinos de ambas religiones es amistosa.

Para Yibril Al Bakri, gobernador de Belén, la convivencia se refuerza durante la Navidad. “Ésta es una tierra de paz y creemos en ella”, añade Al Bakri, que lamenta las consecuencias que tiene la ocupación israelí sobre la ciudad.

Por otro lado, en opinión de Ali Abu Srour, viceministro de Turismo palestino, la celebración de las Navidades en lugares como Belén “es una ocasión para expresar fraternidad y demostrar que no hay diferencias entre cristianos y musulmanes”. Belén, a menos de diez kilómetros de Jerusalén, está separada de esa ciudad por la valla y muro de hormigón de hasta ocho metros de alto que Israel construye en Cisjordania, que impide el libre paso y el cruce  de sus habitantes hacia la Ciudad Santa sin un permiso israelí.

JERUSALÉN Y SU CAPITALIDAD

Durante la temporada navideña el Ayuntamiento de Belén prepara toda la infraestructura al detalle. “Trabajamos año tras año para mejorar la acogida turística y religiosa”, dice el alcalde Anton Salman. “La celebración más importante para nosotros es el 24 de diciembre”, explica Salman, refiriéndose a la tradicional procesión que el patriarca latino, principal cargo de la iglesia católica en Tierra Santa, realiza cada año desde su sede en Jerusalén hasta Belén, cuando arrancan los principales actos litúrgicos de la Navidad, en una jornada que vuelve a llenar la ciudad de gente. 

Esta Navidad se celebra, de hecho, semanas después del anuncio del presidente norteamericano Donald Trump de considerar Jerusalén como capital de Israel.

“Nos tratan como extraños en nuestra propia tierra”, declara Hama Masad, sacerdote del pueblo de Bet Yala, situado dentro de la demarcación administrativa de Belén.

“Llevamos ya 50 años de ocupación, pero no podemos cumplir con nuestros preceptos cristianos con libertad si vivimos tras el muro de separación”, expone este cura.

“Jerusalén es el lugar donde Dios se encuentra con los hombres y tendría que ser una ciudad abierta a todo el mundo, para las tres religiones, donde nos podamos reconciliar y vivir en paz”, opina.

Para él “reconocer Jerusalén como capital de Israel no es hacer justicia”. Aún así afirma que “como cristianos, aún creemos que podemos vivir juntos, con paz y justicia en la misma tierra”, comenta Masad, en un mensaje que se refuerza precisamente en fechas como la Navidad.

Afectados cientos de habitantes por heladas en Mariano Escobedo

Afectados cientos de habitantes por heladas en Mariano Escobedo

Pérdida total en más de 100 hectáreas de cultivos

El Sol de Orizaba

local

Pese a la toma de Palacio Municipal de Mixtla, hay calma: Segob

Pese a la toma de Palacio Municipal de Mixtla, hay calma: Segob

La alcaldesa no quiere diálogo con inconformes

Impacta taxi a dos motociclistas

Impacta taxi a dos motociclistas

Un lesionado y daños materiales por 8 mil pesos

Nadie quiere ser observador para proceso electoral

Nadie quiere ser observador para proceso electoral

Ninguna persona se ha inscrito

Toman Secundaria “Nezahualcoyótl” en Palmira

Toman Secundaria “Nezahualcoyótl” en Palmira

En protesta por la falta de maestros

Asaltan de nuevo gasolinera en Nogales

Asaltan de nuevo gasolinera en Nogales

Un sujeto armado amagó al empleado

destacados

Mancera y Navarrete Prida se reúnen para hablar de seguridad

Mancera y Navarrete Prida se reúnen para hablar de seguridad

Al termino de la reunión, Navarrete Prida dijo que no es tiempo de improvisar,

Testifica Steve Bannon en el Congreso por trama rusa

Testifica Steve Bannon en el Congreso por trama rusa

Dio su testimonio luego de provocar una tormenta política por sus declaraciones para el libro “Furia y Fuego”

No hay evidencia de interferencia rusa en México, dice vocero presidencial

No hay evidencia de interferencia rusa en México, dice vocero presidencial

Dijo que el Estado mexicano cuenta con la Policía Cibernética para evitar cualquier hackeo o injerencia

Que enojo social no lleve a perder de vista avance, pide EPN

Que enojo social no lleve a perder de vista avance, pide EPN

Encabezó el anuncio de inversión de Volaris en 80 aeronaves de Airbus

Trump asegura que quiere acoger a inmigrantes “de todas partes”

Tras ser acusado de usar términos despectivos sobre la inmigración desde ciertos países