/ jueves 21 de noviembre de 2019

Filtran 716 "packs" de jovencitas veracruzanas

Aunque la ley prohíbe y pena filtrar videos y fotos sexuales sin consentimiento, existen 716 carpetas con información privada de igual número de mujeres realizado por el colectivo feminista “Las Brujas del Mar”

La distribución de fotografías, videos y material privado de mujeres a través de grupos privados en Facebook, links, grupos en Telegram y WhatsApp o cuentas en Twitter continúa siendo común en Veracruz, esto a pesar de que esta actividad es un delito.

El reciente hallazgo de 716 carpetas con información privada de igual número de mujeres realizado por el colectivo feminista “Las Brujas del Mar” dejó en evidencia que se trata de un problema serio en el que -a decir de las integrantes- “hasta nuestros amigos, colegas y familiares pudieran estar involucrados” y que el intercambio de fotografías y material privado se realiza “como si fueran tarjetas del mundial”.

Para Rosío Córdova Plaza, investigadora del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales (IIHS) de la Universidad Veracruzana, este hecho “destapó una cloaca” y puso en la agenda pública un tema que durante años ha existido: la vulneración de la privacidad de las mujeres y el escarnio público por la filtración de material íntimo. Expuso que, aunque se ha legislado sobre este hecho, el intercambio entre hombres de los packs y nudes de sus parejas y exparejas e incluso el chantaje o “pornovenganza” con estas imágenes sigue vigente y requiere de toda la atención por parte de las autoridades.

FOTOS Y VIDEOS SIN CONSENTIMIENTO Y HASTA MENORES DE EDAD

En días pasado, el colectivo feminista originario del puerto de Veracruz detectó la existencia de un link en el que se encontraban 716 carpetas ordenadas alfabéticamente. Al abrirlas descubrieron información personal, fotografías, videos, perfiles de Facebook de mujeres del puerto de Veracruz pero también de ciudades como Paso de Ovejas y Soledad de Doblado.

“Las 716 carpetas son la punta del iceberg: Existen grupos privados en Facebook, más links, grupos en Telegram y WhatsApp, cuentas en Twitter, existe compra y venta de material íntimo de mujeres sin su consentimiento”, denunció el colectivo a través de su página de Facebook.

Tras el hallazgo, Las Brujas del Mar, están llevando a cabo un proceso de búsqueda de las víctimas sin embargo, pese a la difusión que han hecho y los cientos de mensajes que han recibido de mujeres que creían estar en la lista, solo se han identificado a 25.

En entrevista, Larissa Karenina, integrante del colectivo del puerto de Veracruz explicó que se trata de fotos y videos íntimos mujeres –algunas de ellas menores de edad- que fueron almacenadas y están siendo distribuidas sin su consentimiento a Ley Olimpia, la cual representa una violación a la llamada Ley Olimpia que se aprobó en mayo pasado en la entidad. Por ello, dijo, se está trabajando en la identificación de las mujeres cuyas fotografías e información personal se encuentran en las carpetas que se distribuyen a través de redes sociales y páginas de internet.

“Hay fotografía desde las sacada de sus redes sociales en bikini, que más que una foto pornográfica es un foto sexy pero también fotografías sacadas claramente sin su consentimiento ya que las mujeres se encuentran dormidas o distraídas, se nota que no se dieron cuenta”, dijo.

Precisó que además existen otras situaciones anormales en la distribución del material íntimo ya que se han detectado algunos casos de mujeres que dieron sus fotos a hombres a cambio de drogas por lo que se dificulta más el proceso de denuncia colectiva que el colectivo pretende llevar a cabo de la mano del Frente Nacional por la Sororidad.

PRÁCTICA ES VIOLENCIA SEXUAL

Para Larissa Karenina la distribución de material privado de las mujeres forma parte de una práctica patriarcal que se ha solapado durante años y que representa para quienes la realizan una forma de demostrar poder sobre la víctima. Explica que este tipo de violencia sexual busca humillar, dominar, extorsionar o presionar a las mujeres para que hagan cualquier cosa con la amenaza de difundirlas si se niegan. “Esto es con las ganas de chingarlas, de extorsionarlas, molestarlas porque no hay otro motivo para juntar tantas caras, nombres, fotos e información en un link que se hace viral entre hombres”, dijo.

Entrevistada en Xalapa, a joven universitaria asegura que una de las cosas que más llamó la atención de Las Brujas del Mar a la hora de atender los mensajes es que, aunque solo se han identificado 25 mujeres de la lista, recibieron decenas de mensajes de mujeres que tenían el temor de aparecer ya que han distribuido fotos privadas.

Explica que esto habla de la incertidumbre que tienen las mujeres sobre sus parejas y sobre si esta persona va a respetar la privacidad de cada una de ellas como personas. Y es que, añade, los que difunden las fotografías son en la mayoría de los casos hombres que decían amarlas y que les prometían “el cielo y las estrellas” a cambio de las fotos.

“Después de todo el proceso (de identificación de las víctimas) queremos abordar el proceso de autocuidado y que en realidad toda esta angustia de no saber si estás o de confirmar que tus fotos están en manos de hombres no vale la pena por complacer al hombre que en su momento es tu pareja”.

URGE HACER JUSTICIA

Especialista en estudios de género, cuerpo, sexualidad y trabajo sexual, Rosío Córdova Plaza, asegura que durante años, se ha solapado e incentivado la circulación de fotografías y videos privados de mujeres a través de plataformas digitales con lo que se vulnera y violan su intimidad y buena reputación. En entrevista, la catedrática universitaria explicó que este fenómeno inicia con la petición o exigencia de los llamados packs por parte de las parejas de las mujeres y que, tras tener esta información la distribuyen con otras personas violando la privacidad. “Los varones insisten en que las mujeres les compartan fotos de contenido íntimo. Hay casos en los que ellas no se sienten cómodas pero que acceden por la presión que ejercen y con la falsa creencia de que estarán protegidos y no serán difundidas”, dijo.

La investigadora del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales (IIHS) de la Universidad Veracruzana expuso que tras darse la filtración de un ámbito público al privado, la sociedad reacciona de una forma machista ya que, mientras que a los hombres que participan de los videos y fotos sexuales les aplauden el hecho, a las mujeres se les señala y estigmatiza. “A los hombres no les importa porque no tiene para ellos ninguna repercusión en su cotidianidad ni en la forma en la que se le señala (…) las mujeres pareciera que somos ‘cuerpo para otros’ y que nuestra privacidad se use para el escarnio público”.

Córdova Plaza recordó que, aunque ya fue aprobada la llamada “Ley Olimpia” en Veracruz que tipifica como delito el divulgar, compartir, distribuir o publicar, audios, imágenes o videos de carácter erótico o sexual de una persona sin su consentimiento, aún siguen circulando este material y que la falta de denuncias contribuye a la impunidad. “Debemos tomar este tema con más seriedad porque se trata de algo que está en la ley y que además pone en riesgo a las mujeres no solo en su privacidad sino en su vida porque hay muchas que hay llegado incluso hasta el suicidio por casos como este.

La investigadora celebró que este tipo de violencia sexual forme parte de la agenda pública sin embargo, reconoció que la erradicación de estas conductas es un proceso largo ya que en la mayoría de los casos las mujeres desconocen de la difusión de sus fotografías y que aquellas que lo saben tienen miedo de denunciarlo. “Las mujeres no tenemos acceso a la justicia y sabemos que el hecho de que este material salga a la luz nos pone más en riesgo (…) un ejemplo claro son estas 716 carpetas de las que exigimos seguimiento por parte de las autoridades para que los autores tengan todo el peso de la ley”, concluyó.

LAS PENAS

La difusión de imágenes o videos sin el consentimiento de la víctima es un delito que se castiga con penas que van de cuatro a ocho años de prisión.

La distribución de fotografías, videos y material privado de mujeres a través de grupos privados en Facebook, links, grupos en Telegram y WhatsApp o cuentas en Twitter continúa siendo común en Veracruz, esto a pesar de que esta actividad es un delito.

El reciente hallazgo de 716 carpetas con información privada de igual número de mujeres realizado por el colectivo feminista “Las Brujas del Mar” dejó en evidencia que se trata de un problema serio en el que -a decir de las integrantes- “hasta nuestros amigos, colegas y familiares pudieran estar involucrados” y que el intercambio de fotografías y material privado se realiza “como si fueran tarjetas del mundial”.

Para Rosío Córdova Plaza, investigadora del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales (IIHS) de la Universidad Veracruzana, este hecho “destapó una cloaca” y puso en la agenda pública un tema que durante años ha existido: la vulneración de la privacidad de las mujeres y el escarnio público por la filtración de material íntimo. Expuso que, aunque se ha legislado sobre este hecho, el intercambio entre hombres de los packs y nudes de sus parejas y exparejas e incluso el chantaje o “pornovenganza” con estas imágenes sigue vigente y requiere de toda la atención por parte de las autoridades.

FOTOS Y VIDEOS SIN CONSENTIMIENTO Y HASTA MENORES DE EDAD

En días pasado, el colectivo feminista originario del puerto de Veracruz detectó la existencia de un link en el que se encontraban 716 carpetas ordenadas alfabéticamente. Al abrirlas descubrieron información personal, fotografías, videos, perfiles de Facebook de mujeres del puerto de Veracruz pero también de ciudades como Paso de Ovejas y Soledad de Doblado.

“Las 716 carpetas son la punta del iceberg: Existen grupos privados en Facebook, más links, grupos en Telegram y WhatsApp, cuentas en Twitter, existe compra y venta de material íntimo de mujeres sin su consentimiento”, denunció el colectivo a través de su página de Facebook.

Tras el hallazgo, Las Brujas del Mar, están llevando a cabo un proceso de búsqueda de las víctimas sin embargo, pese a la difusión que han hecho y los cientos de mensajes que han recibido de mujeres que creían estar en la lista, solo se han identificado a 25.

En entrevista, Larissa Karenina, integrante del colectivo del puerto de Veracruz explicó que se trata de fotos y videos íntimos mujeres –algunas de ellas menores de edad- que fueron almacenadas y están siendo distribuidas sin su consentimiento a Ley Olimpia, la cual representa una violación a la llamada Ley Olimpia que se aprobó en mayo pasado en la entidad. Por ello, dijo, se está trabajando en la identificación de las mujeres cuyas fotografías e información personal se encuentran en las carpetas que se distribuyen a través de redes sociales y páginas de internet.

“Hay fotografía desde las sacada de sus redes sociales en bikini, que más que una foto pornográfica es un foto sexy pero también fotografías sacadas claramente sin su consentimiento ya que las mujeres se encuentran dormidas o distraídas, se nota que no se dieron cuenta”, dijo.

Precisó que además existen otras situaciones anormales en la distribución del material íntimo ya que se han detectado algunos casos de mujeres que dieron sus fotos a hombres a cambio de drogas por lo que se dificulta más el proceso de denuncia colectiva que el colectivo pretende llevar a cabo de la mano del Frente Nacional por la Sororidad.

PRÁCTICA ES VIOLENCIA SEXUAL

Para Larissa Karenina la distribución de material privado de las mujeres forma parte de una práctica patriarcal que se ha solapado durante años y que representa para quienes la realizan una forma de demostrar poder sobre la víctima. Explica que este tipo de violencia sexual busca humillar, dominar, extorsionar o presionar a las mujeres para que hagan cualquier cosa con la amenaza de difundirlas si se niegan. “Esto es con las ganas de chingarlas, de extorsionarlas, molestarlas porque no hay otro motivo para juntar tantas caras, nombres, fotos e información en un link que se hace viral entre hombres”, dijo.

Entrevistada en Xalapa, a joven universitaria asegura que una de las cosas que más llamó la atención de Las Brujas del Mar a la hora de atender los mensajes es que, aunque solo se han identificado 25 mujeres de la lista, recibieron decenas de mensajes de mujeres que tenían el temor de aparecer ya que han distribuido fotos privadas.

Explica que esto habla de la incertidumbre que tienen las mujeres sobre sus parejas y sobre si esta persona va a respetar la privacidad de cada una de ellas como personas. Y es que, añade, los que difunden las fotografías son en la mayoría de los casos hombres que decían amarlas y que les prometían “el cielo y las estrellas” a cambio de las fotos.

“Después de todo el proceso (de identificación de las víctimas) queremos abordar el proceso de autocuidado y que en realidad toda esta angustia de no saber si estás o de confirmar que tus fotos están en manos de hombres no vale la pena por complacer al hombre que en su momento es tu pareja”.

URGE HACER JUSTICIA

Especialista en estudios de género, cuerpo, sexualidad y trabajo sexual, Rosío Córdova Plaza, asegura que durante años, se ha solapado e incentivado la circulación de fotografías y videos privados de mujeres a través de plataformas digitales con lo que se vulnera y violan su intimidad y buena reputación. En entrevista, la catedrática universitaria explicó que este fenómeno inicia con la petición o exigencia de los llamados packs por parte de las parejas de las mujeres y que, tras tener esta información la distribuyen con otras personas violando la privacidad. “Los varones insisten en que las mujeres les compartan fotos de contenido íntimo. Hay casos en los que ellas no se sienten cómodas pero que acceden por la presión que ejercen y con la falsa creencia de que estarán protegidos y no serán difundidas”, dijo.

La investigadora del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales (IIHS) de la Universidad Veracruzana expuso que tras darse la filtración de un ámbito público al privado, la sociedad reacciona de una forma machista ya que, mientras que a los hombres que participan de los videos y fotos sexuales les aplauden el hecho, a las mujeres se les señala y estigmatiza. “A los hombres no les importa porque no tiene para ellos ninguna repercusión en su cotidianidad ni en la forma en la que se le señala (…) las mujeres pareciera que somos ‘cuerpo para otros’ y que nuestra privacidad se use para el escarnio público”.

Córdova Plaza recordó que, aunque ya fue aprobada la llamada “Ley Olimpia” en Veracruz que tipifica como delito el divulgar, compartir, distribuir o publicar, audios, imágenes o videos de carácter erótico o sexual de una persona sin su consentimiento, aún siguen circulando este material y que la falta de denuncias contribuye a la impunidad. “Debemos tomar este tema con más seriedad porque se trata de algo que está en la ley y que además pone en riesgo a las mujeres no solo en su privacidad sino en su vida porque hay muchas que hay llegado incluso hasta el suicidio por casos como este.

La investigadora celebró que este tipo de violencia sexual forme parte de la agenda pública sin embargo, reconoció que la erradicación de estas conductas es un proceso largo ya que en la mayoría de los casos las mujeres desconocen de la difusión de sus fotografías y que aquellas que lo saben tienen miedo de denunciarlo. “Las mujeres no tenemos acceso a la justicia y sabemos que el hecho de que este material salga a la luz nos pone más en riesgo (…) un ejemplo claro son estas 716 carpetas de las que exigimos seguimiento por parte de las autoridades para que los autores tengan todo el peso de la ley”, concluyó.

LAS PENAS

La difusión de imágenes o videos sin el consentimiento de la víctima es un delito que se castiga con penas que van de cuatro a ocho años de prisión.

Local

Denuncian malos tratos y multas excesivas en mercado Emiliano Zapata

Tomasa López Peralta, representante de un grupo de comerciantes, aseguró que la administradora del espacio comercial da un mal trato a los locatarios

Policiaca

Bomberos encontraron cuerpo de hombre en incendio de casa

Los socorristas entraron a la vivienda, que aparentemente se encontraba abandonada, y al apagar las llamas encontraron un cuerpo, que en el cuello tenía amarrada una soga

Local

Legisladores no deben imponer iniciativas que son ideología de su partido: obispo

Eduardo Cervantes Merino, resaltó que los legisladores no pueden ocupar su posición para imponer su ideología, sus gustos o sus caprichos

Local

Denuncian malos tratos y multas excesivas en mercado Emiliano Zapata

Tomasa López Peralta, representante de un grupo de comerciantes, aseguró que la administradora del espacio comercial da un mal trato a los locatarios

Local

Develan monumento, signo de respeto y protección a la vida

La figura que es una obra del escultor Pablo López Artasánchez, que se elaboró con el metal de miles de llaves que entregó la población

En el ring

Andy Ruiz se ve superado y Anthony Joshua recupera el campeonato

El boxeador de origen mexicano se vio lento y sin ritmo durante el llamado Combate de las Dunas

Mundo

Tercer día de huelga en Francia paraliza al transporte público

Los usuarios de los transportes públicos seguirán teniendo muchas dificultades para desplazarse

Policiaca

Comerciante secuestrado en Nogales, fue asesinado

Tras el hallazgo del cuerpo, que presentaba un disparo en la cabeza, hubo una intensa movilización de corporaciones policiacas

Local

Legisladores no deben imponer iniciativas que son ideología de su partido: obispo

Eduardo Cervantes Merino, resaltó que los legisladores no pueden ocupar su posición para imponer su ideología, sus gustos o sus caprichos