imagotipo

En vacaciones, robo de niños crece: ONG

  • Gisela Hernández Leal
  • en Río Blanco

RÍO BLANCO, Ver.- Ante la proximidad del periodo vacacional por el fin del curso escolar, la Fundación de Investigaciones de Niños Robados y Desaparecidos hace el exhorto a los padres de familias a brindar más cuidados a los infantes, tanto en la calle como en casa.

El delegado estatal de la Fundación Víctor Arturo Gutiérrez Romero señaló que en el periodo vacacional los infantes son vulnerables a varios peligros, desde que el menor se queda solo en casa o  va a la casa del vecinito (pueden ser víctimas de abuso), y en la calle cuando salen aún parque a pasear y los padres no los vigilan.

Indicó que en cuanto al riesgo de robo de infantes se tiene mayor incidencia en los centros turísticos, recreativos, playas y albercas, y no solo se puede presentar este riesgo en dichos lugares sino también en cuanto a peligros en los cuales esta de por medio la vida del infante, si es que no son vigilados por los papás.

En este Sentido el entrevistado recomendó a los padres no deben de perder de vista a sus hijos en ningún instante, es decir, que en todo el momento el infante debe ser observado ya sea por la mamá, el papá, o hermano (a) mayor de edad o algún familiar, pero de ninguna manera que el pequeño (a) debe estas solo, porque puede ser víctima de robo ya sea con violencia o con algún tipo engaño.

“La fundación ha venido trabajando en que los niños tengan una cultura preventiva, porque si alguien se acerca al menor y le dice que le va a regalar esto o le va a regalar aquello, si el menor tiene esa cultura no se va a ir”, puntualizó.

Aseveró que unos de los métodos que ha servido para engañar a los infantes es el internet, dijo que los padres de familia no han alcanzan a entender que los menores no deben tener acceso al internet, por los riesgos que representa para los pequeños ya que a través de las redes sociales los jovencitos son enganchados.

De igual forma remarcó que otra de las recomendaciones que emite la Fundación a su cargo es que los infantes no deben contestar los teléfonos de casa, ya que muchas de las veces llaman para pedir datos y los infantes sino tiene la cultura de no proporcionar datos, dan los generales que se les preguntan.

“Es un error que los niños contesten el teléfono, pero también es un error muy grande los padres que no les digan a los niños que deben contestar y que no, porque porque por ejemplo suena el teléfono contesta el niño y si le preguntan al niño disculpa a donde hablo, lo correcto es que niño responda a donde desea hablar, con quien estoy hablando, con quien desea hablar, hablo a la casa de la familia tal o casa de quien estoy hablando, entonces el infante debe colgar”, finalizó.