/ viernes 4 de junio de 2021

Edictos de remate

Por allá del año de 1993, los anuncios de remates judiciales de viviendas, ranchos, edificios, departamentos, locales y demás bienes inmuebles llenaban planas completas del entonces diario de mayor circulación en mi natal Poza Rica, Veracruz; se distinguían de otro tipo de avisos y llamaban poderosamente mi atención por la palabra que los titulaba: Edictos.

Mi mamá y yo solíamos leer el periódico por la tarde, después de comer y antes de hacer la tarea; Mami, ¿por qué venden sus propiedades?, le pregunté una tarde en que no aguanté más la curiosidad sobre a qué se referían aquellos avisos que diariamente inundaban el periódico. “Porque no pueden pagar”, me respondió.

No estoy segura de si ese episodio marcaría el resto de mi vida, pero con once años de edad, la curiosidad se convirtió en angustia, pues había que tomar mucho aire para leer aquellas millonarias cifras que apenas si se podían leer. ¿Y por qué deben tanto dinero?, me preguntaba; sin saber el destino que les aguardaba a aquellas personas, y seguramente los días, de desesperación, insomnio y ansiedad que vivían por no poder pagar sus deudas, y estar a días de verlas vender al mejor postor.

La vida me llevaría a conocer y abrazar para siempre la causa del Barzón diez años después. En cuyos inicios pude advertir que uno de los motivos más comunes por los cuales las personas, familias o comerciantes llegan a perder sus propiedades es porque no se enteran que existe un juicio en su contra, pues mientras el banco (o llámese cualquier acreedor) les habla bonito, ofreciéndoles alguna negociación o alternativa, sus abogados se esmeran en llevar a sentencia y después a remate los juicios de cobro que tramitan en tribunales, hasta que ya no hay nada que hacer.

Así pasamos muchos días recibiendo solicitudes de “apoyo para desalojos”, es decir, la gente buscaba al Barzón para que fuéramos a sus casas a “resistir” un lanzamiento cuando ya tenían una orden judicial para llevarlo a cabo con el auxilio de la policía.

A través de la observación de ese fenómeno jurídico-social, descubrimos que esas historias sin solución pudieron haber tenido un final diferente si tan solo los propietarios se hubiesen enterado a tiempo del juicio que tenían en contra para recibir asesoría, defensa y dar la batalla en los tribunales. Evitando que un día (generalmente de madrugada) llegara la policía con un cerrajero y el representante del banco a avisarles que tenían que desocupar la propiedad.

Así nació la “Campaña de Edictos de Remate”, una de las acciones más exitosas que el Barzón lleva a cabo hasta estos días, que consiste en revisar mediante voluntarios los diarios de mayor circulación en la entidad, a fin de identificar los avisos de remate judicial.

Posteriormente se recorta del periódico y se adjunta el Edicto, a una carta dirigida al deudor para avisarle que su vivienda está próxima a salir a venta judicial, en donde le proporcionamos la fecha, día, hora, número de juicio, tribunal y quién lo demanda. Antes se llevaba por los mismos barzonistas hasta el domicilio, pero dejamos de hacerlo así por razones de seguridad.

Ahora se deposita al Servicio Postal Mexicano (Sepomex), que lleva hasta su destino dicha carta; esta campaña que tiene más de diez años en operación ha rescatado ¡la cantidad de viviendas que no se imaginan!, y de vidas, agregaría, pues quien es beneficiario de la misiva queda agradecido de por vida con nuestra organización, pues en muchas ocasiones, en efecto desconocían que existía un juicio en su contra, en otras su abogado estaba desentendido del asunto, en otros ya los habían “desahuciado” jurídicamente. Pero al final esto les devuelve la esperanza y les lleva la respuesta que esperaban.

Esta gratificante labor social es parte del espíritu de ayuda y vocación de servicio social que el Barzón presta a la sociedad. Así que si usted desea ayudar, donar o sumarse como voluntario en esta actividad y ayudarnos a revisar los periódicos, puede hacerlo. ¡Únase ya a la Jornada Estatal para la Defensa del Patrimonio Familiar! Llama al 2281148502.

www.elbarzonrc.org

elbarzonrc@yahoo.com.mx

@terecarbajal

Por allá del año de 1993, los anuncios de remates judiciales de viviendas, ranchos, edificios, departamentos, locales y demás bienes inmuebles llenaban planas completas del entonces diario de mayor circulación en mi natal Poza Rica, Veracruz; se distinguían de otro tipo de avisos y llamaban poderosamente mi atención por la palabra que los titulaba: Edictos.

Mi mamá y yo solíamos leer el periódico por la tarde, después de comer y antes de hacer la tarea; Mami, ¿por qué venden sus propiedades?, le pregunté una tarde en que no aguanté más la curiosidad sobre a qué se referían aquellos avisos que diariamente inundaban el periódico. “Porque no pueden pagar”, me respondió.

No estoy segura de si ese episodio marcaría el resto de mi vida, pero con once años de edad, la curiosidad se convirtió en angustia, pues había que tomar mucho aire para leer aquellas millonarias cifras que apenas si se podían leer. ¿Y por qué deben tanto dinero?, me preguntaba; sin saber el destino que les aguardaba a aquellas personas, y seguramente los días, de desesperación, insomnio y ansiedad que vivían por no poder pagar sus deudas, y estar a días de verlas vender al mejor postor.

La vida me llevaría a conocer y abrazar para siempre la causa del Barzón diez años después. En cuyos inicios pude advertir que uno de los motivos más comunes por los cuales las personas, familias o comerciantes llegan a perder sus propiedades es porque no se enteran que existe un juicio en su contra, pues mientras el banco (o llámese cualquier acreedor) les habla bonito, ofreciéndoles alguna negociación o alternativa, sus abogados se esmeran en llevar a sentencia y después a remate los juicios de cobro que tramitan en tribunales, hasta que ya no hay nada que hacer.

Así pasamos muchos días recibiendo solicitudes de “apoyo para desalojos”, es decir, la gente buscaba al Barzón para que fuéramos a sus casas a “resistir” un lanzamiento cuando ya tenían una orden judicial para llevarlo a cabo con el auxilio de la policía.

A través de la observación de ese fenómeno jurídico-social, descubrimos que esas historias sin solución pudieron haber tenido un final diferente si tan solo los propietarios se hubiesen enterado a tiempo del juicio que tenían en contra para recibir asesoría, defensa y dar la batalla en los tribunales. Evitando que un día (generalmente de madrugada) llegara la policía con un cerrajero y el representante del banco a avisarles que tenían que desocupar la propiedad.

Así nació la “Campaña de Edictos de Remate”, una de las acciones más exitosas que el Barzón lleva a cabo hasta estos días, que consiste en revisar mediante voluntarios los diarios de mayor circulación en la entidad, a fin de identificar los avisos de remate judicial.

Posteriormente se recorta del periódico y se adjunta el Edicto, a una carta dirigida al deudor para avisarle que su vivienda está próxima a salir a venta judicial, en donde le proporcionamos la fecha, día, hora, número de juicio, tribunal y quién lo demanda. Antes se llevaba por los mismos barzonistas hasta el domicilio, pero dejamos de hacerlo así por razones de seguridad.

Ahora se deposita al Servicio Postal Mexicano (Sepomex), que lleva hasta su destino dicha carta; esta campaña que tiene más de diez años en operación ha rescatado ¡la cantidad de viviendas que no se imaginan!, y de vidas, agregaría, pues quien es beneficiario de la misiva queda agradecido de por vida con nuestra organización, pues en muchas ocasiones, en efecto desconocían que existía un juicio en su contra, en otras su abogado estaba desentendido del asunto, en otros ya los habían “desahuciado” jurídicamente. Pero al final esto les devuelve la esperanza y les lleva la respuesta que esperaban.

Esta gratificante labor social es parte del espíritu de ayuda y vocación de servicio social que el Barzón presta a la sociedad. Así que si usted desea ayudar, donar o sumarse como voluntario en esta actividad y ayudarnos a revisar los periódicos, puede hacerlo. ¡Únase ya a la Jornada Estatal para la Defensa del Patrimonio Familiar! Llama al 2281148502.

www.elbarzonrc.org

elbarzonrc@yahoo.com.mx

@terecarbajal

Ciencia

Estos niños murieron en operativo policiaco...y no se les hace justicia

Pimentel Murguía destaca que inmiscuir a los jóvenes considerados como problemáticos en este tipo de trabajo, les da un sentido a sus vidas

Local

Estos niños murieron en operativo policiaco...y no se les hace justicia

Eduardo y Jonathan fueron asesinados presuntamente por elementos de la Fuerza Civil en la comunidad de La Patrona

Local

Ganó el pueblo; en esto gastarán lo de la rifa del avión

Los mayordomos y habitantes de ese lugar, luego de manifestarse por el retraso de la remodelación de la Telesecundaria, otra vez tienen voz y voto para decidir qué proyectos le benefician al pueblo

Ciencia

Estos niños murieron en operativo policiaco...y no se les hace justicia

Pimentel Murguía destaca que inmiscuir a los jóvenes considerados como problemáticos en este tipo de trabajo, les da un sentido a sus vidas

Local

Estos niños murieron en operativo policiaco...y no se les hace justicia

Eduardo y Jonathan fueron asesinados presuntamente por elementos de la Fuerza Civil en la comunidad de La Patrona

Local

60 clínicas veracruzanas necesitan reparaciones

Se trata de daños diversos en las instalaciones a causa del paso del tiempo y el problema se presenta en todo el estado

Local

¿Sabes cuántos millones le tocan a Orizaba en el próximo año? Te decimos

Orizaba logrará recursos que Juan Manuel Díez Francos del PRI administrará para su próxima gestión

Cultura

México y EU trabajan para frenar delincuencia y tráfico de migrantes: Ken Salazar

El embajador de EU en México aseguró que la delincuencia y la migración son temas de sumo interés en la relación bilateral

Literatura

Reviven a Juan José Arreola a través de recuerdo en la FIL Guadalajara 2021

Es necesario leerlo hoy en día para poder apreciar parte de su poética, coincidieron familiares y lectores del escritor jalisciense