/ miércoles 1 de junio de 2022

Reza Obispo de Orizaba porque terminen epidemias ideológicas, sociales y de salud

Peregrinó junto con sacerdotes y comunidad católica de la Diócesis, a la Basílica de Guadalupe

Ciudad de México.- “Juan Bernardino nuestro país, nuestra región siguen postradas, lastimadas por epidemias como la pobreza, el uso ideológico de los más pobres y necesitados, el desempleo, el rezago educativo, la falta de medicamentos, familias desintegradas", declara el Obispo Eduardo Cervantes Merino, al presidir la Eucaristía en la Basílica de Guadalupe, a donde peregrinó junto con parte de su Presbiterio y una representación de la Diócesis de Orizaba.

Luego de suspender dos años la peregrinación que, para celebrar el aniversario de la Diócesis de Orizaba se hace en junio de cada año, Monseñor, junto con los sacerdotes, seminaristas, religiosas y un grupo representativo de cada uno de los seis decanatos, se postraron ante los pies de la Guadalupana para agradecerle por la vida a pesar de la crisis de salud que persiste y entregar todas las peticiones de la comunidad que se quedó en su lugar de origen, porque todavía sigue la pandemia.

En su homilía, el Obispo destacó que “seguimos lastimados y postrados por la inseguridad, el temor al robo o al secuestro que se percibe en nuestros pueblos, así como en las carreteras de la región”, dijo.

Pidió a la Virgen del Tepeyac, que vacune al pueblo de Dios contra el virus de la violencia y la impunidad, que le conceda sacar un aprendizaje de la crisis que se vive para salir fortalecidos, responsables y solidarios se cuiden unos a los otros, “sabiéndonos mutuamente necesitados y con las manos abiertas para enfrentar juntos nuestra realidad, construyendo un futuro con esperanza cristiana”, resaltó.

En su mensaje pidió que florezca en la conciencia de la población la responsabilidad del cuidado del medio ambiente, de la Madre Tierra en la sierra de Zongolica, el Pico de Orizaba cuyos bosques son depredados por la ignorancia, la pobreza y programas truncos e improvisados, que recrudecen el problema, ante la ausencia de la autoridad para proteger el medio ambiente.

Te puede interesar: Diócesis de Orizaba llama a seguir portando cubrebocas, ¿Aún lo usas?

“Madre nuestra de Guadalupe, concédenos vivir nuestro Bautismo, asumiendo los valores del Evangelio y transformando las realidades con el proyecto de tu Hijo. Danos la gracia de vivir en la verdad que nos enseña Jesús para no caer en la trampa de las ideologías políticas, económicas, educativas o relativistas que nos envuelven, que nos confrontan, separan y rompen la fraternidad”.

Ciudad de México.- “Juan Bernardino nuestro país, nuestra región siguen postradas, lastimadas por epidemias como la pobreza, el uso ideológico de los más pobres y necesitados, el desempleo, el rezago educativo, la falta de medicamentos, familias desintegradas", declara el Obispo Eduardo Cervantes Merino, al presidir la Eucaristía en la Basílica de Guadalupe, a donde peregrinó junto con parte de su Presbiterio y una representación de la Diócesis de Orizaba.

Luego de suspender dos años la peregrinación que, para celebrar el aniversario de la Diócesis de Orizaba se hace en junio de cada año, Monseñor, junto con los sacerdotes, seminaristas, religiosas y un grupo representativo de cada uno de los seis decanatos, se postraron ante los pies de la Guadalupana para agradecerle por la vida a pesar de la crisis de salud que persiste y entregar todas las peticiones de la comunidad que se quedó en su lugar de origen, porque todavía sigue la pandemia.

En su homilía, el Obispo destacó que “seguimos lastimados y postrados por la inseguridad, el temor al robo o al secuestro que se percibe en nuestros pueblos, así como en las carreteras de la región”, dijo.

Pidió a la Virgen del Tepeyac, que vacune al pueblo de Dios contra el virus de la violencia y la impunidad, que le conceda sacar un aprendizaje de la crisis que se vive para salir fortalecidos, responsables y solidarios se cuiden unos a los otros, “sabiéndonos mutuamente necesitados y con las manos abiertas para enfrentar juntos nuestra realidad, construyendo un futuro con esperanza cristiana”, resaltó.

En su mensaje pidió que florezca en la conciencia de la población la responsabilidad del cuidado del medio ambiente, de la Madre Tierra en la sierra de Zongolica, el Pico de Orizaba cuyos bosques son depredados por la ignorancia, la pobreza y programas truncos e improvisados, que recrudecen el problema, ante la ausencia de la autoridad para proteger el medio ambiente.

Te puede interesar: Diócesis de Orizaba llama a seguir portando cubrebocas, ¿Aún lo usas?

“Madre nuestra de Guadalupe, concédenos vivir nuestro Bautismo, asumiendo los valores del Evangelio y transformando las realidades con el proyecto de tu Hijo. Danos la gracia de vivir en la verdad que nos enseña Jesús para no caer en la trampa de las ideologías políticas, económicas, educativas o relativistas que nos envuelven, que nos confrontan, separan y rompen la fraternidad”.

Local

Son más baratas, razón por la cual agricultores prefieren quemas agrícolas

El bulto de fertilizante costaba aproximadamente 300 pesos, mientras que en la actualidad subió a unos mil 200

Local

Les falta apoyo; unidad de quemados en Veracruz desahuciada, la historia

Hay clínicas particulares en la entidad que sí cuentan con todo lo necesario para atender a pacientes con lesiones por quemados, pero tienen un costo

Local

Parroquia del Sagrado Corazón arma colecta de víveres para apoyar a brigadistas

El párroco dijo que ya les dotaron de lo urgente: agua, sueros, herramientas como palas, picos, cuerdas y cubrebocas

Local

Facultad de la UV suspende clases por incendio; se une al apoyo a brigadistas

Se suspendieron actividades debido al movimiento de personas que alrededor del plantel que ayudan a combatir el siniestro

Deportes

Taekwondoínes de Orizaba, regresan cargados de medallas del mundial de la especialidad

Su entrenadora, Diana María Blanno Castro, mencionó que previo a la competencia los deportistas se foguearon en otros torneo

Local

¡Como nuevo! Rehabilitaron refugio en el Pico de Orizaba, la historia

La familia amante de la naturaleza recolectó basura del interior y exterior del inmueble que utilizan los alpinistas para resguardarse