/ domingo 8 de agosto de 2021

El danzón, tan veracruzano como cubano

Miguel Ángel Zamudio Abdala, director del Centro Nacional de Investigación y Difusión del Danzón AC., relata que se tiene registros del nacimiento del danzón en el año de 1879, en Matanzas, Cuba

Veracruz Ver.- En el puerto de Veracruz, el danzón se convirtió en un ritmo arraigado a la cultura jarocha, tanto que después de 140 años de tocarse por primera vez en esta ciudad, hoy en día se mantiene como una de las principales manifestaciones del folclor porteño.

Originario de Cuba, llegó a México un año después de tocarse por primera vez en la Isla caribeña, inició su travesía desde el puerto Progreso en el estado de Yucatán, para ser enriquecido y preservado en Veracruz, relató Miguel Ángel Zamudio Abdala, director del Centro Nacional de Investigación y Difusión del Danzón AC.

Para Miguel Ángel Zamudio, uno de los principales promotores de este ritmo a nivel nacional, el danzón es un baile que se mantiene vivo a pesar de que la percepción pueda ser la contraria por algunos ciudadanos.

Explica que a finales de la década de 1980 este baile centenario se encontraba en riesgo de desaparecer en Veracruz debido a que sus bailarines y músicos eran de generaciones mayores, que poco a poco comenzaban a desaparecer.

Pero desde entonces, en 1987, se inició una larga travesía para emprender acciones para educar a las nuevas generaciones en este ritmo. Fue así que en el puerto jarocho se instituyó la enseñanza del baile y la música de danzón.

El danzón no está en decadencia, afortunadamente se han creado academias, clubes, grupos, orquestas que están revitalizando y es un proceso lento, pero es un proceso que ya nadie lo detiene

"Te puedo decir que en 1987 había un riesgo de que desapareciera el danzón porque sí había quien lo bailara, quien lo tocara, pero no había quien enseñara a bailarlo y a tocarlo, desde entonces iniciamos acciones para mantenerlo”, explica.

Estas acciones de preservación del danzón llevaron en 1998 a fundar el Centro Nacional de Investigación y Difusión del Danzón AC, que tiene representación en 16 estados de la República Mexicana.

Te puede interesar: Abuelitos combaten la depresión con talleres virtuales

Este organismo tiene registrados a 300 grupos de danzoneros y academias dedicadas al danzón, además de 150 orquestas danzoneras, esta última una aportación que los veracruzanos hicieron a este ritmo.

Dentro de las acciones de preservación, este mismo centro emprendió en 2015 una cruzada en diversas facultades de la Universidad Veracruzana (UV) para invitar a alumnos a participar como bailarines.

En ese momento se inscribieron 50 personas para reunir 25 parejas, algunos regresaron a sus ciudades de origen para hablar del danzón entre sus círculos cercanos, pero 10 parejas se mantienen activas en las actividades que periódicamente se llevan a cabo desde este puerto.

Desde Matanzas hasta Veracruz

Miguel Ángel Zamudio Abdala, director del Centro Nacional de Investigación y Difusión del Danzón AC., relata que se tiene registros del nacimiento del danzón en el año de 1879, en Matanzas, Cuba; una años después llegaría a México. Este ritmo caribeño, fue la mezcla de la música francesa y la música cubana, que llegó al puerto de Progreso, en el estado de Yucatán, a través de partituras que eran incluidas como souvenirs en cajas de tabaco.

Músicos yucatecos comenzaron a tocarlas en sus fiestas y de inmediato se internó hacia Veracruz, desde donde se llevó a la Ciudad de México, convirtiéndose desde entonces en uno de los bailes de salón predilecto.

Te puede interesar: Únete a la Feria del Libro y talleres de danza sin salir de casa

“El danzón es resultado de una serie de mezclas de contradanzas francesa, danza cubana, surge en Cuba el término danzón como una palabra aumentativa porque era una danza larga. Llega por Progreso Yucatán y de ahí a Veracruz y después en la Ciudad de México. Sin embargo, en Veracruz adquiere características muy similares a las de su origen en Cuba”, narra.

Sin embargo, en Veracruz el danzón se preservó desde el primer momento, pues mientras en la capital del país este ritmo tuvo una fusión con otros bailes del momento como el foxtrot y el jazz, en el puerto jarocho se supo conjugar con la guaracha cubana, ya presente en esta época.

Esto mismo influyó para que se mantuviera una característica que diferencia al danzón “chilango” del danzón “jarocho”, pues en Veracruz se baila agarrando a la pareja en todo momento, en un compás más íntimo, a diferencia del danzón abierto en la Ciudad de México. “En Cuba se toca en un formato musical que se llama charanga, pero a Veracruz llega con influencia de jazz, pero en Veracruz, según el libro de Jesús Pérez Escalante, el término o concepto danzonera llega a Veracruz, en la capital por la influencia de otros géneros empieza a evolucionar su forma de baile, por eso su forma de bailar en la capital es distinta a la del veracruzano, que es más como la del cubano, nosotros le llamamos danzón cerrado”.

Pese a la variedad de estilos, Zamudio Abdala destaca que actualmente el danzón tiene un gran arraigo en estados como Querétaro, San Luis Potosí, Nuevo León, Ciudad de México, Chiapas, Oaxaca, Baja California y, por supuesto, Veracruz.

Para el especialista, se trata de un baile que ha perdurado por su riqueza musical y su valor artístico, al conjugar el baile y la música en ritmos que conservan la elegancia y solemnidad de una música que puede ser apreciada en cualquier momento.

Te puede interesar: Compartieron María Rojo y Alberto Estrella noche con orizabeños

“Es solemne, es sutil, es elegante, no tengo en nada en contra de la salsa, el reguetón o la música banda, pero digamos que el danzón es un idioma dentro de lo que es el baile, en el caso del danzón tiene una cadencia y una riqueza musical que solo el que tiene la capacidad de apreciarla lo hace, a nosotros nos parece que el danzón a parte de considerarse un baile de danzón en su contexto musical tiene mucho valor”.

único baile de salón que sobrevive

El historiador y experto en cultura veracruzana, Ricardo Cañas Montalvo, afirma que el danzón es el único baile de salón en México que ha sobrevivido después de 140 años, algo que otros ritmos no lograron hacer a pesar de intentos por revivirlos.

A diferencia del charlestón, el mambo, el foxtrot y el chachacá, el danzón se mantiene vigente entre personas de diversas edades y en diversas ciudades del país, con especial arraigo en el puerto de Veracruz.

“Es el único género musical que ha sobrevivido 140 años (…), para poner ejemplos el charlestón, mambo y el chachachá no perduraron como el danzón”, dijo. Para el experto en cultura, el danzón se encuentra lejos de desaparecer, a pesar del embate de nuevos ritmos y modas surgidas entre las nuevas generaciones, pues su complejidad y arraigo sigue maravillando a porteños y turistas.

Si bien reconoce que se trata de una de las grandes aportaciones de la cultura cubana a los ritmos jarochos, también destaca que en el puerto se ha logrado no solo preservarlo, sino además, hacerlo un estandarte jarocho.


Hay grupos de danzoneros en diversos puntos de la República Mexicana que se reúnen en toda la nación, pero a pesar de que no se trata de una música que se encuentra en el gusto de todas las personas, vemos a jóvenes que lo están bailando

“A pesar de que ha venido a menos el danzón, vemos que sigue vigente y en el gusto de muchas personas, sin importar la edad, porque si es verdad que la mayoría son gente mayor vemos también gente joven bailando” remató Cañas Montalvo.

Veracruz Ver.- En el puerto de Veracruz, el danzón se convirtió en un ritmo arraigado a la cultura jarocha, tanto que después de 140 años de tocarse por primera vez en esta ciudad, hoy en día se mantiene como una de las principales manifestaciones del folclor porteño.

Originario de Cuba, llegó a México un año después de tocarse por primera vez en la Isla caribeña, inició su travesía desde el puerto Progreso en el estado de Yucatán, para ser enriquecido y preservado en Veracruz, relató Miguel Ángel Zamudio Abdala, director del Centro Nacional de Investigación y Difusión del Danzón AC.

Para Miguel Ángel Zamudio, uno de los principales promotores de este ritmo a nivel nacional, el danzón es un baile que se mantiene vivo a pesar de que la percepción pueda ser la contraria por algunos ciudadanos.

Explica que a finales de la década de 1980 este baile centenario se encontraba en riesgo de desaparecer en Veracruz debido a que sus bailarines y músicos eran de generaciones mayores, que poco a poco comenzaban a desaparecer.

Pero desde entonces, en 1987, se inició una larga travesía para emprender acciones para educar a las nuevas generaciones en este ritmo. Fue así que en el puerto jarocho se instituyó la enseñanza del baile y la música de danzón.

El danzón no está en decadencia, afortunadamente se han creado academias, clubes, grupos, orquestas que están revitalizando y es un proceso lento, pero es un proceso que ya nadie lo detiene

"Te puedo decir que en 1987 había un riesgo de que desapareciera el danzón porque sí había quien lo bailara, quien lo tocara, pero no había quien enseñara a bailarlo y a tocarlo, desde entonces iniciamos acciones para mantenerlo”, explica.

Estas acciones de preservación del danzón llevaron en 1998 a fundar el Centro Nacional de Investigación y Difusión del Danzón AC, que tiene representación en 16 estados de la República Mexicana.

Te puede interesar: Abuelitos combaten la depresión con talleres virtuales

Este organismo tiene registrados a 300 grupos de danzoneros y academias dedicadas al danzón, además de 150 orquestas danzoneras, esta última una aportación que los veracruzanos hicieron a este ritmo.

Dentro de las acciones de preservación, este mismo centro emprendió en 2015 una cruzada en diversas facultades de la Universidad Veracruzana (UV) para invitar a alumnos a participar como bailarines.

En ese momento se inscribieron 50 personas para reunir 25 parejas, algunos regresaron a sus ciudades de origen para hablar del danzón entre sus círculos cercanos, pero 10 parejas se mantienen activas en las actividades que periódicamente se llevan a cabo desde este puerto.

Desde Matanzas hasta Veracruz

Miguel Ángel Zamudio Abdala, director del Centro Nacional de Investigación y Difusión del Danzón AC., relata que se tiene registros del nacimiento del danzón en el año de 1879, en Matanzas, Cuba; una años después llegaría a México. Este ritmo caribeño, fue la mezcla de la música francesa y la música cubana, que llegó al puerto de Progreso, en el estado de Yucatán, a través de partituras que eran incluidas como souvenirs en cajas de tabaco.

Músicos yucatecos comenzaron a tocarlas en sus fiestas y de inmediato se internó hacia Veracruz, desde donde se llevó a la Ciudad de México, convirtiéndose desde entonces en uno de los bailes de salón predilecto.

Te puede interesar: Únete a la Feria del Libro y talleres de danza sin salir de casa

“El danzón es resultado de una serie de mezclas de contradanzas francesa, danza cubana, surge en Cuba el término danzón como una palabra aumentativa porque era una danza larga. Llega por Progreso Yucatán y de ahí a Veracruz y después en la Ciudad de México. Sin embargo, en Veracruz adquiere características muy similares a las de su origen en Cuba”, narra.

Sin embargo, en Veracruz el danzón se preservó desde el primer momento, pues mientras en la capital del país este ritmo tuvo una fusión con otros bailes del momento como el foxtrot y el jazz, en el puerto jarocho se supo conjugar con la guaracha cubana, ya presente en esta época.

Esto mismo influyó para que se mantuviera una característica que diferencia al danzón “chilango” del danzón “jarocho”, pues en Veracruz se baila agarrando a la pareja en todo momento, en un compás más íntimo, a diferencia del danzón abierto en la Ciudad de México. “En Cuba se toca en un formato musical que se llama charanga, pero a Veracruz llega con influencia de jazz, pero en Veracruz, según el libro de Jesús Pérez Escalante, el término o concepto danzonera llega a Veracruz, en la capital por la influencia de otros géneros empieza a evolucionar su forma de baile, por eso su forma de bailar en la capital es distinta a la del veracruzano, que es más como la del cubano, nosotros le llamamos danzón cerrado”.

Pese a la variedad de estilos, Zamudio Abdala destaca que actualmente el danzón tiene un gran arraigo en estados como Querétaro, San Luis Potosí, Nuevo León, Ciudad de México, Chiapas, Oaxaca, Baja California y, por supuesto, Veracruz.

Para el especialista, se trata de un baile que ha perdurado por su riqueza musical y su valor artístico, al conjugar el baile y la música en ritmos que conservan la elegancia y solemnidad de una música que puede ser apreciada en cualquier momento.

Te puede interesar: Compartieron María Rojo y Alberto Estrella noche con orizabeños

“Es solemne, es sutil, es elegante, no tengo en nada en contra de la salsa, el reguetón o la música banda, pero digamos que el danzón es un idioma dentro de lo que es el baile, en el caso del danzón tiene una cadencia y una riqueza musical que solo el que tiene la capacidad de apreciarla lo hace, a nosotros nos parece que el danzón a parte de considerarse un baile de danzón en su contexto musical tiene mucho valor”.

único baile de salón que sobrevive

El historiador y experto en cultura veracruzana, Ricardo Cañas Montalvo, afirma que el danzón es el único baile de salón en México que ha sobrevivido después de 140 años, algo que otros ritmos no lograron hacer a pesar de intentos por revivirlos.

A diferencia del charlestón, el mambo, el foxtrot y el chachacá, el danzón se mantiene vigente entre personas de diversas edades y en diversas ciudades del país, con especial arraigo en el puerto de Veracruz.

“Es el único género musical que ha sobrevivido 140 años (…), para poner ejemplos el charlestón, mambo y el chachachá no perduraron como el danzón”, dijo. Para el experto en cultura, el danzón se encuentra lejos de desaparecer, a pesar del embate de nuevos ritmos y modas surgidas entre las nuevas generaciones, pues su complejidad y arraigo sigue maravillando a porteños y turistas.

Si bien reconoce que se trata de una de las grandes aportaciones de la cultura cubana a los ritmos jarochos, también destaca que en el puerto se ha logrado no solo preservarlo, sino además, hacerlo un estandarte jarocho.


Hay grupos de danzoneros en diversos puntos de la República Mexicana que se reúnen en toda la nación, pero a pesar de que no se trata de una música que se encuentra en el gusto de todas las personas, vemos a jóvenes que lo están bailando

“A pesar de que ha venido a menos el danzón, vemos que sigue vigente y en el gusto de muchas personas, sin importar la edad, porque si es verdad que la mayoría son gente mayor vemos también gente joven bailando” remató Cañas Montalvo.

Local

La región de las Altas Montañas fue conocida por sus grandes fábricas pero, ¿qué fue de ellas?

El investigador del IINAH, Fernando Miranda Flores, comenta que la Fábrica Civsa o Santa Rosa de Ciudad Mendoza fue recuperada como memoria histórica

Local

Reciben niños de 5 a 11 años vacuna Pfizer en Orizaba

En la jornada de vacunación contra el Covid-19 se aprovecha para vacunar a otro grupo sectorial que son los jóvenes y adultos rezagados en Orizaba

Local

Fuertes lluvias dejan afectaciones en carreteras, escuelas y casas del municipio de Tequila

El presidente municipal, Jesús Valencia Morales pide a las autoridades estatales atender lo antes posible los daños provocados por las lluvias

Política

Senado devela placa como reconocimiento de la lucha histórica de comunidad LGBT+

Senadores dijeron que se debe concebir un país igualitario, donde todas las personas puedan ejercer sus derechos a plenitud, sin miedo y sin estigmas

Sociedad

Asesinatos de periodistas en 2022 alcanzan al año más letal de EPN

Entre los meses de enero y junio se igualó el registro más letal del que se tuvo registro durante el gobierno de Enrique Peña Nieto

Finanzas

México cumple con el T-MEC, mientras avanza en el Capítulo Laboral: STPS

Solo 3 quejas resueltas; no se han impuesto sanciones ni Panel de Arbitraje: titular de la STPS

Local

Universidades sabatinas mantuvieron matrícula

Hubo un incremento en la matrícula de 15 por ciento debido a que las clases los fines de semana

Sociedad

Embriones tienen derechos: aprueba Congreso de Michoacán polémica ley

Los embriones tendrán derechos sociales, económicos y culturales desde el momento de la concepción

Justicia

Sheinbaum sí puede ser investigada por actos anticipados de campaña: TEPJF

Con ello, el TEPJF dio luz verde para que el INE realice la investigación correspondiente a las presuntas violaciones del proceso electoral