/ martes 31 de octubre de 2023

Guardia Nacional pide 94 mdp para antidrones

La corporación busca alertar de vehículos aéreos no tripulados en tiempo real y prevenir ataques

La Guardia Nacional solicitó 94 millones de pesos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para adquirir equipos de detección de vehículos aéreos no tripulados, particularmente antidrones o inhibidores de señal, con el fin de prevenir ataques del crimen organizado.

El objetivo es alertar en tiempo real sobre la presencia de estos artefactos, así como aumentar la prevención de delitos relacionados con el narcotráfico, indicó en un proyecto registrado ante la cartera de inversión.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Además, “se dará atención a las solicitudes de las coordinaciones estatales (de seguridad) con equipos actualizados”, detalla el documento.

Esta sería la segunda compra de drones o inhibidores de la Guardia Nacional durante el presente año, si obtiene los recursos.

En septiembre pasado, el cuerpo de seguridad a cargo de David Córdova Campos licitó un contrato para adquirir 40 vehículos aéreos no tripulados (drones) a la empresa Cloud Enterprise Services, por un monto de 102 millones de pesos, con lo cual sumarían casi 200 millones de pesos destinados a este fin.

La reciente solicitud de la Guardia Nacional —testada prácticamente en su totalidad, al ser considerada un proyecto de seguridad nacional— prevé la compra de siete equipos antidrones y otros siete “vehículos” sin especificar de qué tipo.

Se prevé que este equipo tenga una duración de al menos tres años, hasta diciembre de 2026, para lo cual se estima destinar 13 millones 466 mil pesos para su mantenimiento y operación.

El proyecto se presentó luego de que el secretario de la Defensa Nacional Luis Cresencio Sandoval reconoció el uso y aumento de drones con explosivos por parte del crimen organizado.

Al menos 65 uniformados han resultado lesionados por el uso de drones con explosivos: 24 militares, 10 de la GN y 31 policías

De acuerdo con datos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), expuestos por Sandoval en la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 22 de agosto, las agresiones de este tipo incrementaron 108 por ciento entre 2021 y 2022, al pasar de 107 a 223 ataques registrados, respectivamente.

Para este año y con corte a esa fecha, la cifra ascendía a 260. Uno de los ataques con drones ocurrido en agosto pasado, dejó al menos una persona muerta en el poblado de Nuevo Caracol, Guerrero; dos semanas después ocurrió otro en La Ruana, Michoacán, donde presuntos integrantes de Los Viagras atacaron a autodefensas, aunque no se reportaron fallecidos.

El 3 de octubre, la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados aprobó reformas para castigar el uso de drones con explosivos, así como por causar terror con estos aparatos, con hasta 53 años de cárcel, las cuales están en espera de ser discutidas por el Pleno. La iniciativa fue enviada por el presidente López Obrador.

De acuerdo con David Saucedo, especialista en seguridad, el uso de estos artefactos por parte de la delincuencia organizada tiene ventajas operativas para los delincuentes: evitan riesgos, son de bajo costo y fáciles de acondicionar para portar explosivos.

“Otra ventaja que tiene un dron es que como suele estar cargado con explosivos, al momento de estallar, por el calor, se borra cualquier huella, cualquier registro, incluso el número de serie del aparato. El hecho de que tenga un artefacto explosivo dificulta que se pueda dar un seguimiento de investigación para poder dar con el presunto responsable de la elaboración del mismo y de la modificación para convertirlo en un arma”, agregó en entrevista con El Sol de México.

También consideró positivo que corporaciones como la Guardia Nacional y la Sedena adquieran inhibidores de señal que logren interferir el vuelo de los drones empleados por el crimen organizado.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Un inhibidor de señal es un dispositivo que tiene la forma de un rifle, con una mira telescópica que se tiene que dirigir hacia el dron y apuntando al dron es como se hace el disparo de la onda de radio que bloquea las señales (que recibe el dron) y provoca que se precipite a tierra”, explicó.

Según la Sedena, los drones han sido utilizados en su mayoría por el Cártel Jalisco Nueva Generación, Cárteles Unidos y el Cártel Santa Rosa de Lima.

La Guardia Nacional solicitó 94 millones de pesos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para adquirir equipos de detección de vehículos aéreos no tripulados, particularmente antidrones o inhibidores de señal, con el fin de prevenir ataques del crimen organizado.

El objetivo es alertar en tiempo real sobre la presencia de estos artefactos, así como aumentar la prevención de delitos relacionados con el narcotráfico, indicó en un proyecto registrado ante la cartera de inversión.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Además, “se dará atención a las solicitudes de las coordinaciones estatales (de seguridad) con equipos actualizados”, detalla el documento.

Esta sería la segunda compra de drones o inhibidores de la Guardia Nacional durante el presente año, si obtiene los recursos.

En septiembre pasado, el cuerpo de seguridad a cargo de David Córdova Campos licitó un contrato para adquirir 40 vehículos aéreos no tripulados (drones) a la empresa Cloud Enterprise Services, por un monto de 102 millones de pesos, con lo cual sumarían casi 200 millones de pesos destinados a este fin.

La reciente solicitud de la Guardia Nacional —testada prácticamente en su totalidad, al ser considerada un proyecto de seguridad nacional— prevé la compra de siete equipos antidrones y otros siete “vehículos” sin especificar de qué tipo.

Se prevé que este equipo tenga una duración de al menos tres años, hasta diciembre de 2026, para lo cual se estima destinar 13 millones 466 mil pesos para su mantenimiento y operación.

El proyecto se presentó luego de que el secretario de la Defensa Nacional Luis Cresencio Sandoval reconoció el uso y aumento de drones con explosivos por parte del crimen organizado.

Al menos 65 uniformados han resultado lesionados por el uso de drones con explosivos: 24 militares, 10 de la GN y 31 policías

De acuerdo con datos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), expuestos por Sandoval en la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 22 de agosto, las agresiones de este tipo incrementaron 108 por ciento entre 2021 y 2022, al pasar de 107 a 223 ataques registrados, respectivamente.

Para este año y con corte a esa fecha, la cifra ascendía a 260. Uno de los ataques con drones ocurrido en agosto pasado, dejó al menos una persona muerta en el poblado de Nuevo Caracol, Guerrero; dos semanas después ocurrió otro en La Ruana, Michoacán, donde presuntos integrantes de Los Viagras atacaron a autodefensas, aunque no se reportaron fallecidos.

El 3 de octubre, la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados aprobó reformas para castigar el uso de drones con explosivos, así como por causar terror con estos aparatos, con hasta 53 años de cárcel, las cuales están en espera de ser discutidas por el Pleno. La iniciativa fue enviada por el presidente López Obrador.

De acuerdo con David Saucedo, especialista en seguridad, el uso de estos artefactos por parte de la delincuencia organizada tiene ventajas operativas para los delincuentes: evitan riesgos, son de bajo costo y fáciles de acondicionar para portar explosivos.

“Otra ventaja que tiene un dron es que como suele estar cargado con explosivos, al momento de estallar, por el calor, se borra cualquier huella, cualquier registro, incluso el número de serie del aparato. El hecho de que tenga un artefacto explosivo dificulta que se pueda dar un seguimiento de investigación para poder dar con el presunto responsable de la elaboración del mismo y de la modificación para convertirlo en un arma”, agregó en entrevista con El Sol de México.

También consideró positivo que corporaciones como la Guardia Nacional y la Sedena adquieran inhibidores de señal que logren interferir el vuelo de los drones empleados por el crimen organizado.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Un inhibidor de señal es un dispositivo que tiene la forma de un rifle, con una mira telescópica que se tiene que dirigir hacia el dron y apuntando al dron es como se hace el disparo de la onda de radio que bloquea las señales (que recibe el dron) y provoca que se precipite a tierra”, explicó.

Según la Sedena, los drones han sido utilizados en su mayoría por el Cártel Jalisco Nueva Generación, Cárteles Unidos y el Cártel Santa Rosa de Lima.

Local

Veracruz, 21 años registrando sequía excepcional: Conagua

Este 2024, es el segundo año con una mayor cantidad de estos municipios en estas condiciones, pero más drástico aún es que registra 18 con sequía excepcional

Policiaca

Se incendia camión en Cumbres de Maltrata, ¿hay lesionados?

Un camión torton cargado con frutas y verduras, se incendió la madrugada de este lunes cuando circulaba sobre la autopista Puebla- Veracruz

Local

¿Se quedarán sin agua? Comunidades de Soledad Atzompa se manifiestan

Señalan que la Comisión Nacional de Agua, les avala que no dejen de hacer pago alguno ya que se tienen la concesión dada hace 25 años.

Salud

Más de 113 mil 800 personas fueron atendidas por enfermedades gastrointestinales: SSF

Alrededor del 70 por ciento de los diagnósticos de patologías gastrointestinales son infecciones de carácter viral

Policiaca

Cae motociclista a barranco en Ixtaczoquitlán, ¿cómo se encuentra?

De acuerdo con los primeros reportes, el accidente ocurrió en las primeras horas de este lunes

Local

Pocas trabajadoras del hogar reciben seguro social en Veracruz: Inegi

INEGI contabiliza 2.4 millones de personas trabajadoras del hogar al cierre del cuarto trimestre de 2023