/ miércoles 8 de mayo de 2024

Lino Nava hizo rock versátil con tintes de metal

“Tenía un increíble respeto por todas las formas musicales de todas las épocas”, declaró su amigo Héctor Quijada, con quien fundó el grupo La Lupita

Como un músico versátil recuerdan los exponentes del rock mexicano a Lino Nava, fundador y guitarrista de La Lupita, quien falleció este 7 de mayo a los 55 años de edad, a causa de cáncer.

Nava inició su camino musical a una edad muy temprana, en su formación musical lo guiaron la cantante argentina Hebe Rosell y el artista mexicano Guillermo Briseño.

“Toco guitarra desde que tenía 13 años. Desde la primera vez que vi a Jimmy Hendrix dije, ‘eso quiero hacer de mi vida’, contó Lino en el documental de la banda “Recolector”, que fundó junto con Toby Almont en 2008, y contó con la colaboración de figuras como Draco Rosa, Frank Ferrer de Gun’s & Roses y Rusty Anderson, músico de Paul McCartney.

A los 17 años formó su primera banda de metal, que llevaba por nombre Raxas, y tenía influencias de figuras como Iron Maiden y Judas Priest. Con ellos grabó el primer disco de su carrera, titulado “Presencia”, lanzado en 1988.

El periodista musical Chava Rock lo calificó como un artista que siempre tuvo claro su camino, y con una gran versatilidad que le permitió adaptarse a las distintas bandas a las que perteneció.

“(Su legado) Es el de resistencia, era un chavo que desde muy chiquito supo que iba a tocar la guitarra y a eso se dedicó”, dijo en entrevista. “Tiene un sello muy característico con su guitarra, lo supo explorar por diversos géneros”.

En 1990 tuvo un breve paso por la banda Kenny y Los Eléctricos, liderada por la rockera mexicana Kenny Avilés; y para 1991 se reunió con Héctor Quijada, Rosa Adame y Ernesto “Bola” Domene para fundar La Lupita, agrupación que lo lanzó a la fama, y con la cual creó discos como “Caramelo Macizo”, “Lupitología” y “Tormenta”, su última producción, de 2002.

“Tenía un increíble respeto por todas las formas musicales de todas las épocas”, declaró Quijada en entrevista con El Sol de México, y agregó que el mayor recuerdo que mantendrá de su amigo y colega, será “cada vez que, estando en el escenario, al voltear a mi izquierda verlo ahí haciéndole el amor a su guitarra”.

Puedes leer: La Maldita Vecindad mantiene vivo su espíritu rockero; preparan música nueva para el 2024

Sus colaboraciones con otras bandas abarcan nombres como Caifanes, Café Tacvba y Fobia, en la cual incursionó brevemente en 1997, en sustitución de Paco Huidobro. Asimismo, se desempeñó como productor de artistas como Rigo Tovar y Amandititita.

Chava Rock subrayó que al tener una base musical en el heavy metal, eso le dio las bases para adecuarse a los distintos proyectos en los que participó.

Lino Nava, fundador y guitarrista de La Lupita. / Foto: Roberto Hernández / El Sol de México

“Si escuchas su música con La Lupita y la comparas con su primera banda de heavy metal, no hay mucha relación. Sus riffs y sus estilos se fueron encausando, y se supo adaptar bien a lo que hacía. No fue un músico por la moda, sino al contrario, Lino instauró una técnica y un sonido que después fue estímulo o imitado por muchos músicos”, explicó.

Por su parte, Héctor opinó que durante toda su carrera, siempre defendió “su impecable buen gusto, un sonido inconfundible y su capacidad de transmitir todo eso en su música”.

Su paso por el cine

Los pasos de Lino Nava se ampliaron al cine, en 2002 musicalizó “Seis días en la oscuridad” de Gabriel Soriano, a esta le siguió “Nicotina” e “Historias de desencanto”, dirigida por Alejandro Valle y Felipe Gómez.

En 2006 se desempeñó como productor de las canciones de la cinta “Km 31”, de Rigoberto Castañeda, los cuales contaron con la interpretación de La Lupita y la Orquesta Filarmónica de Varsovia.

Destacan su carácter solidario

Héctor Quijada, quien subió al escenario con Lino el pasado 27 de abril, resaltó que una de sus mayores virtudes fue “su lealtad inquebrantable a La Lupita y su amor por el instrumento”.

En redes sociales, algunos de sus fans también resaltaron su amabilidad. Tal fue el caso de un usuario identificado como César, quien recordó un encuentro que tuvo con el músico ante de un concierto.

“Recuerdo que a finales de los 90 no alcancé boletos para La Lupita en el (Teatro) Metropólitan y resignado me fui a unos tacos de a la vuelta donde también estaba comiendo Lino Nava. Le dije que ya no había alcanzado boletos, él me dijo espérame, y regresó con dos entradas”, narró en su cuenta de X.

Como un músico versátil recuerdan los exponentes del rock mexicano a Lino Nava, fundador y guitarrista de La Lupita, quien falleció este 7 de mayo a los 55 años de edad, a causa de cáncer.

Nava inició su camino musical a una edad muy temprana, en su formación musical lo guiaron la cantante argentina Hebe Rosell y el artista mexicano Guillermo Briseño.

“Toco guitarra desde que tenía 13 años. Desde la primera vez que vi a Jimmy Hendrix dije, ‘eso quiero hacer de mi vida’, contó Lino en el documental de la banda “Recolector”, que fundó junto con Toby Almont en 2008, y contó con la colaboración de figuras como Draco Rosa, Frank Ferrer de Gun’s & Roses y Rusty Anderson, músico de Paul McCartney.

A los 17 años formó su primera banda de metal, que llevaba por nombre Raxas, y tenía influencias de figuras como Iron Maiden y Judas Priest. Con ellos grabó el primer disco de su carrera, titulado “Presencia”, lanzado en 1988.

El periodista musical Chava Rock lo calificó como un artista que siempre tuvo claro su camino, y con una gran versatilidad que le permitió adaptarse a las distintas bandas a las que perteneció.

“(Su legado) Es el de resistencia, era un chavo que desde muy chiquito supo que iba a tocar la guitarra y a eso se dedicó”, dijo en entrevista. “Tiene un sello muy característico con su guitarra, lo supo explorar por diversos géneros”.

En 1990 tuvo un breve paso por la banda Kenny y Los Eléctricos, liderada por la rockera mexicana Kenny Avilés; y para 1991 se reunió con Héctor Quijada, Rosa Adame y Ernesto “Bola” Domene para fundar La Lupita, agrupación que lo lanzó a la fama, y con la cual creó discos como “Caramelo Macizo”, “Lupitología” y “Tormenta”, su última producción, de 2002.

“Tenía un increíble respeto por todas las formas musicales de todas las épocas”, declaró Quijada en entrevista con El Sol de México, y agregó que el mayor recuerdo que mantendrá de su amigo y colega, será “cada vez que, estando en el escenario, al voltear a mi izquierda verlo ahí haciéndole el amor a su guitarra”.

Puedes leer: La Maldita Vecindad mantiene vivo su espíritu rockero; preparan música nueva para el 2024

Sus colaboraciones con otras bandas abarcan nombres como Caifanes, Café Tacvba y Fobia, en la cual incursionó brevemente en 1997, en sustitución de Paco Huidobro. Asimismo, se desempeñó como productor de artistas como Rigo Tovar y Amandititita.

Chava Rock subrayó que al tener una base musical en el heavy metal, eso le dio las bases para adecuarse a los distintos proyectos en los que participó.

Lino Nava, fundador y guitarrista de La Lupita. / Foto: Roberto Hernández / El Sol de México

“Si escuchas su música con La Lupita y la comparas con su primera banda de heavy metal, no hay mucha relación. Sus riffs y sus estilos se fueron encausando, y se supo adaptar bien a lo que hacía. No fue un músico por la moda, sino al contrario, Lino instauró una técnica y un sonido que después fue estímulo o imitado por muchos músicos”, explicó.

Por su parte, Héctor opinó que durante toda su carrera, siempre defendió “su impecable buen gusto, un sonido inconfundible y su capacidad de transmitir todo eso en su música”.

Su paso por el cine

Los pasos de Lino Nava se ampliaron al cine, en 2002 musicalizó “Seis días en la oscuridad” de Gabriel Soriano, a esta le siguió “Nicotina” e “Historias de desencanto”, dirigida por Alejandro Valle y Felipe Gómez.

En 2006 se desempeñó como productor de las canciones de la cinta “Km 31”, de Rigoberto Castañeda, los cuales contaron con la interpretación de La Lupita y la Orquesta Filarmónica de Varsovia.

Destacan su carácter solidario

Héctor Quijada, quien subió al escenario con Lino el pasado 27 de abril, resaltó que una de sus mayores virtudes fue “su lealtad inquebrantable a La Lupita y su amor por el instrumento”.

En redes sociales, algunos de sus fans también resaltaron su amabilidad. Tal fue el caso de un usuario identificado como César, quien recordó un encuentro que tuvo con el músico ante de un concierto.

“Recuerdo que a finales de los 90 no alcancé boletos para La Lupita en el (Teatro) Metropólitan y resignado me fui a unos tacos de a la vuelta donde también estaba comiendo Lino Nava. Le dije que ya no había alcanzado boletos, él me dijo espérame, y regresó con dos entradas”, narró en su cuenta de X.

Doble Vía

Por falta de apoyo, Orizaba declina ser sede del Tianguis de Pueblos Mágicos

Mediante un comunicado, autoridades de Orizaba dieron a conocer los motivos para declinar ser sede del Tianguis Nacional de Pueblos Mágicos

Local

Más de 200 quejas por mal servicio de telecomunicaciones en Veracruz: ITF

La plataforma “Soy Usuario” detalla un aumento en el número de quejas provenientes de Veracruz en los últimos seis meses

Local

Más de mil mujeres se graduaron de talleres para emprendedoras en Orizaba

Los cursos marcan una diferencia significativa en el empoderamiento de las mujeres a través del autoempleo

Cultura

Floricultores en Rafael Delgado reciben un bonito homenaje; los retratan en mural

El mensaje plasmado en el mural es para que el pueblo no se olvide de esa tradición, cultura y costumbre

Deportes

Corredor paralímpico consigue fondos para compra una prótesis; la historia de César Huerta

El pasado fin de semana se realizó la carrera atlética en Oaxaca, donde logró llegar en los primeros lugares de la categoría

Cultura

Caricatura política veracruzana en riesgo de desaparecer: monero nos explica

No sabe en qué momento empezó a dibujar, pero está seguro que desde que nació lo primero que busco fue un lápiz