/ viernes 12 de noviembre de 2021

Antes de llegar al sueño americano, ve la pesadilla de migrantes

Secuestro, balazos, robos, miedo, cansancio, fatiga y falta de dinero, son los problemas a los que una joven de 34 años originaria de Venezuela ha enfrentado

Córdoba, Ver.- Tengo nerviosismo porque nosotros estuvimos entre mucho plomo y todo me asusta, ustedes me asustan, los policías me asustan, pero uno tiene que seguir adelante e ir olvidando cosas del pasado; yo no duermo, al mínimo ruido digo "¡oh Dios mío, ¿qué está pasando?”, dijo Alba “N”, joven migrante venezolana.

Secuestro, balazos, robos, miedo, cansancio, fatiga y falta de dinero, son los problemas a los que una joven de 34 años originaria de Venezuela, su esposo y sus dos hijas de 7 y 11 años han tenido que enfrentarse luego de salir de “su segundo hogar”, que es Perú.

Te puede interesar: Van mil 353 revisiones migratorias en Veracruz

Desde hace 4 años ella su esposo y sus dos hijas salieron de Venezuela, pues la falta de empleo, dinero, oportunidades de trabajo y servicios médicos complicó su vida. Viajaron a Perú, pero el gusto les duró poco ya que dejaron ese país hace tres meses ante la falta de trabajo; vendieron cosas y empezaron la búsqueda del sueño americano.

 

 

Al no contar con el pasaporte venezolano, dijo, optaron por cruzar la selva llamada Tapón de Dorién, donde estuvieron seis días y siete noches solos, con miedo, sol, lluvia y animales que no conocían pero también con el miedo por sus hijas pequeñas.

Al ver las circunstancias decidieron continuar su travesía, pasaron por Ecuador y Colombia, cruzaron la selva, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras y Guatemala donde por segunda vez fueron asaltados, su miedo no era perder lo material, sino perderse, entre ellos pues habían sido testigos de violaciones a mujeres, situación que Alba temía para sus hijas.

Al llegar a México su situación económica era fatal, pues no contaban con dinero y fue como empezaron a pedir dinero en las calles de Tapachula.

Nos subimos a un bus, la gente nos decía por dónde pasar, qué ruta tomar y así evitar los retenes, pero llegando a Agua Blanca, Hidalgo nos volvieron a asaltar, nos quitaron el poco dinero, la ropa y pasamos la peor experiencia

Desde hace 4 años ella su esposo y sus dos hijas salieron de Venezuela / Foto: Jaime Ramírez | El Sol de Córdoba


Narró que durante cinco días ella su esposo y sus hijas vivieron el terror de un secuestro, no sabían dónde estaban, si era de día o de noche, pero al final los soltaron y terminaron en Tierra Blanca.

Córdoba, Ver.- Tengo nerviosismo porque nosotros estuvimos entre mucho plomo y todo me asusta, ustedes me asustan, los policías me asustan, pero uno tiene que seguir adelante e ir olvidando cosas del pasado; yo no duermo, al mínimo ruido digo "¡oh Dios mío, ¿qué está pasando?”, dijo Alba “N”, joven migrante venezolana.

Secuestro, balazos, robos, miedo, cansancio, fatiga y falta de dinero, son los problemas a los que una joven de 34 años originaria de Venezuela, su esposo y sus dos hijas de 7 y 11 años han tenido que enfrentarse luego de salir de “su segundo hogar”, que es Perú.

Te puede interesar: Van mil 353 revisiones migratorias en Veracruz

Desde hace 4 años ella su esposo y sus dos hijas salieron de Venezuela, pues la falta de empleo, dinero, oportunidades de trabajo y servicios médicos complicó su vida. Viajaron a Perú, pero el gusto les duró poco ya que dejaron ese país hace tres meses ante la falta de trabajo; vendieron cosas y empezaron la búsqueda del sueño americano.

 

 

Al no contar con el pasaporte venezolano, dijo, optaron por cruzar la selva llamada Tapón de Dorién, donde estuvieron seis días y siete noches solos, con miedo, sol, lluvia y animales que no conocían pero también con el miedo por sus hijas pequeñas.

Al ver las circunstancias decidieron continuar su travesía, pasaron por Ecuador y Colombia, cruzaron la selva, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras y Guatemala donde por segunda vez fueron asaltados, su miedo no era perder lo material, sino perderse, entre ellos pues habían sido testigos de violaciones a mujeres, situación que Alba temía para sus hijas.

Al llegar a México su situación económica era fatal, pues no contaban con dinero y fue como empezaron a pedir dinero en las calles de Tapachula.

Nos subimos a un bus, la gente nos decía por dónde pasar, qué ruta tomar y así evitar los retenes, pero llegando a Agua Blanca, Hidalgo nos volvieron a asaltar, nos quitaron el poco dinero, la ropa y pasamos la peor experiencia

Desde hace 4 años ella su esposo y sus dos hijas salieron de Venezuela / Foto: Jaime Ramírez | El Sol de Córdoba


Narró que durante cinco días ella su esposo y sus hijas vivieron el terror de un secuestro, no sabían dónde estaban, si era de día o de noche, pero al final los soltaron y terminaron en Tierra Blanca.

Local

Alerta en Veracruz por intensas lluvias; toma precauciones

La Dirección de Protección Civil exhortó a los sectores sociales, público y privado a extremar precauciones

Local

Habitantes de la Sierra de Zongolica en alerta por las lluvias; piden tomar precauciones

Revelan que tras el aguacero del viernes 14 de junio, el campo de futbol donde juega el equipo de Zongolica quedó convertido en una gigantesca laguna

Local

Invierten familias entre 500 y 1,500 pesos en el regalo para papá

Sara, Francisco y Emilio se reunieron y visitaron las tiendas departamentales para comprar el obsequio que éste 16 de junio entregarán a su papá

Local

Docentes en La Perla entonan el Himno Nacional de México en versión náhuatl [Video]

La idea es tratar de preservar la lengua madre como parte del Encuentro del Magisterio Veracruzano

Local

Glorietas en lugar de semáforos en Orizaba, ¿serían una opción?

El alcalde de la ciudad comentó que las glorietas serían más funcionales que los semáforos

Ecología

Microclimas podrían poner en peligro de extinción a las orquídeas: biólogo

Este jardín tiene alrededor de 124 especies que no están en ningún otro jardín botánico del mundo