/ domingo 7 de mayo de 2023

¿Visitas Huatusco? No debes olvidar visitar "La Casa Azul" de Guillermo Landa

La Casa Museo Guillermo Landa se ha convertido en sitio de visita imperdible para quienes arriban al municipio de Huatusco

Huatusco, Ver.- A solo nueve meses de su inauguración, la Casa Museo Guillermo Landa se ha convertido en sitio de visita imperdible para quienes arriban al municipio de Huatusco, asegura Severo Pérez, coordinador del espacio ubicado en la zona montañosa central del estado de Veracruz.

Con el Pico de Orizaba como guardián de fondo, la “Casa Azul” es una ventana abierta a la intimidad de Guillermo Landa (1935-2020), poeta y diplomático que dejó estipulado que a su muerte, su chalet de descanso sería para el pueblo veracruzano.

Con la guía de Severo Pérez, adentrarse al recinto es una oportunidad para descubrir lo mismo objetos personales que las habitaciones que él recorrió durante los últimos 20 años de su vida.

Su navaja de afeitar, sus lentes, sombreros y bufandas que penden de un perchero dan cuenta de la presencia viva de quien dejó como legado literario al menos 16 poemarios, publicados por sellos del estado, nacionales y de la editorial St. Germain des Prés.

¿Quién fue Guillermo Landa?

Originario de Huatusco, Guillermo Landa fue creador literario y se formó como abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México para luego iniciar una carrera como miembro del Servicio Exterior Mexicano.

Debido a sus estancias por comisiones culturales en diversos países, las visitas a su tierra natal eran esporádicas, sin embargo, en el año 2000 volvió definitivamente para hacerse cargo de los bienes familiares.

Severo Pérez comparte que los objetos dispuestos en cada una de las salas de la casa-museo están intactas, tal y como el escritor dispuso que fueran colocadas, de acuerdo con su gusto, estilo y forma de vida.

¿Qué se puede encontrar en la Casa Museo Guillermo Landa?

Quien pisa la construcción ubicada en avenida 1 número 333 es recibido en el despacho, donde permanecen los poemarios del veracruzano, su máquina de escribir, así como libreros con primeras ediciones, volúmenes en distintos idiomas y de autores y editoriales de diferentes partes del mundo.

La segunda parada es en la antesala, con muebles estilo Luis XV, donde hay reconocimientos a su trayectoria diplomática, fotografías familiares, obras de arte y hasta un piano vertical Kranich Bach New York fechado en 1898.

Aunque es imposible nombrar todo lo que provoca curiosidad al visitante, no puede escapar la victrola de principios del siglo XX marca Victor Talking Machine y una colección de libros y partituras. Y es que sí, Guillermo Landa fue un gran melómano, así lo revela su colección musical, dispuesta en la que fuera su recámara.

El comedor también tiene secretos que develar, como una alacena que resguarda una colección de copas, tazas y servicio para café personalizada para su abuela María Álvarez de Landa.

En este espacio se pueden apreciar la llave de la ciudad otorgada al “hijo predilecto de Huatusco”, obras de David Alfaro Siqueiros, René Portocarrero y Juan Soriano, y esculturas firmadas por Herbert Hofmann, Ferdinand Liebermann y Bohuslav Schnirch.

La sala del vitral

Pasada la sorpresa viene el espacio estrella, la sala del vitral, donde están algunas de las piezas más destacadas de las colecciones que conforman la casa, además de un librero de cinco niveles que sirve de puerta.

Entre fotos familiares, enciclopedias, esculturas, relojes y piezas de porcelana atrae la atención el objeto que da nombre al espacio, un vitral que ilumina la sala de rojo, de manera natural, en una hora determinada del día.

En el chalet hay dos recámaras, una de ellas fue del matrimonio Landa Velázquez. De acuerdo con lo inventariado, los muebles resguardan objetos personales, como las zapatillas, guantes y pañuelos usados por la abuela el día de su boda.

El comedor tiene secretos que develar, como una alacena que resguarda una colección de copas, tazas y servicio para café personalizada para su abuela | Foto: Cortesía | Casa Museo Guillermo Landa

Dentro de un librero sobresale una colección de biblias ilustradas con diversos grabados, impresas entre 1742 y 1898, así como otros volúmenes que datan del siglo XIX.

Para no perder el entusiasmo, un pasillo también se vuelve un museo en sí mismo, portaplumas, insignias, una colección de monedas antiguas de varios países, piezas de arte y sí, más libros, como una edición en cuatro volúmenes fechada en 1862 de Los Miserables, y las obras completas de San Juan de la Cruz y Miguel de Cervantes.

Este espacio comunica con el sótano, da acceso a la terraza y permite conocer los objetos que antaño eran utilizados en los sanitarios.

¿Cuáles son los horarios de la Casa Museo Guillermo Landa?

La Casa Museo, administrada por el Instituto Veracruzano de la Cultura, permanece abierta de miércoles a domingo, de 10 a 15 horas, y hay visitas guiadas que se pueden agendar llamando al 273 734 00 67. La entrada al recinto legado por Guillermo Landa es sin costo.

La invitación queda abierta para conocer el chalet construido bajo la dirección de Luis Bacmeister y Aurelio Ruelas en 1912. Quienes aún no se sientan atraídos deben saber que este chalet fue catalogado en 2014 como Inmueble con Valor Artístico por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura.

Publicado en Diario de Xalapa

Huatusco, Ver.- A solo nueve meses de su inauguración, la Casa Museo Guillermo Landa se ha convertido en sitio de visita imperdible para quienes arriban al municipio de Huatusco, asegura Severo Pérez, coordinador del espacio ubicado en la zona montañosa central del estado de Veracruz.

Con el Pico de Orizaba como guardián de fondo, la “Casa Azul” es una ventana abierta a la intimidad de Guillermo Landa (1935-2020), poeta y diplomático que dejó estipulado que a su muerte, su chalet de descanso sería para el pueblo veracruzano.

Con la guía de Severo Pérez, adentrarse al recinto es una oportunidad para descubrir lo mismo objetos personales que las habitaciones que él recorrió durante los últimos 20 años de su vida.

Su navaja de afeitar, sus lentes, sombreros y bufandas que penden de un perchero dan cuenta de la presencia viva de quien dejó como legado literario al menos 16 poemarios, publicados por sellos del estado, nacionales y de la editorial St. Germain des Prés.

¿Quién fue Guillermo Landa?

Originario de Huatusco, Guillermo Landa fue creador literario y se formó como abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México para luego iniciar una carrera como miembro del Servicio Exterior Mexicano.

Debido a sus estancias por comisiones culturales en diversos países, las visitas a su tierra natal eran esporádicas, sin embargo, en el año 2000 volvió definitivamente para hacerse cargo de los bienes familiares.

Severo Pérez comparte que los objetos dispuestos en cada una de las salas de la casa-museo están intactas, tal y como el escritor dispuso que fueran colocadas, de acuerdo con su gusto, estilo y forma de vida.

¿Qué se puede encontrar en la Casa Museo Guillermo Landa?

Quien pisa la construcción ubicada en avenida 1 número 333 es recibido en el despacho, donde permanecen los poemarios del veracruzano, su máquina de escribir, así como libreros con primeras ediciones, volúmenes en distintos idiomas y de autores y editoriales de diferentes partes del mundo.

La segunda parada es en la antesala, con muebles estilo Luis XV, donde hay reconocimientos a su trayectoria diplomática, fotografías familiares, obras de arte y hasta un piano vertical Kranich Bach New York fechado en 1898.

Aunque es imposible nombrar todo lo que provoca curiosidad al visitante, no puede escapar la victrola de principios del siglo XX marca Victor Talking Machine y una colección de libros y partituras. Y es que sí, Guillermo Landa fue un gran melómano, así lo revela su colección musical, dispuesta en la que fuera su recámara.

El comedor también tiene secretos que develar, como una alacena que resguarda una colección de copas, tazas y servicio para café personalizada para su abuela María Álvarez de Landa.

En este espacio se pueden apreciar la llave de la ciudad otorgada al “hijo predilecto de Huatusco”, obras de David Alfaro Siqueiros, René Portocarrero y Juan Soriano, y esculturas firmadas por Herbert Hofmann, Ferdinand Liebermann y Bohuslav Schnirch.

La sala del vitral

Pasada la sorpresa viene el espacio estrella, la sala del vitral, donde están algunas de las piezas más destacadas de las colecciones que conforman la casa, además de un librero de cinco niveles que sirve de puerta.

Entre fotos familiares, enciclopedias, esculturas, relojes y piezas de porcelana atrae la atención el objeto que da nombre al espacio, un vitral que ilumina la sala de rojo, de manera natural, en una hora determinada del día.

En el chalet hay dos recámaras, una de ellas fue del matrimonio Landa Velázquez. De acuerdo con lo inventariado, los muebles resguardan objetos personales, como las zapatillas, guantes y pañuelos usados por la abuela el día de su boda.

El comedor tiene secretos que develar, como una alacena que resguarda una colección de copas, tazas y servicio para café personalizada para su abuela | Foto: Cortesía | Casa Museo Guillermo Landa

Dentro de un librero sobresale una colección de biblias ilustradas con diversos grabados, impresas entre 1742 y 1898, así como otros volúmenes que datan del siglo XIX.

Para no perder el entusiasmo, un pasillo también se vuelve un museo en sí mismo, portaplumas, insignias, una colección de monedas antiguas de varios países, piezas de arte y sí, más libros, como una edición en cuatro volúmenes fechada en 1862 de Los Miserables, y las obras completas de San Juan de la Cruz y Miguel de Cervantes.

Este espacio comunica con el sótano, da acceso a la terraza y permite conocer los objetos que antaño eran utilizados en los sanitarios.

¿Cuáles son los horarios de la Casa Museo Guillermo Landa?

La Casa Museo, administrada por el Instituto Veracruzano de la Cultura, permanece abierta de miércoles a domingo, de 10 a 15 horas, y hay visitas guiadas que se pueden agendar llamando al 273 734 00 67. La entrada al recinto legado por Guillermo Landa es sin costo.

La invitación queda abierta para conocer el chalet construido bajo la dirección de Luis Bacmeister y Aurelio Ruelas en 1912. Quienes aún no se sientan atraídos deben saber que este chalet fue catalogado en 2014 como Inmueble con Valor Artístico por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura.

Publicado en Diario de Xalapa

Local

¡Necesitan ayuda! Pobladores de Cuautlapan combaten incendio cerca de una recicladora

Se movilizan para atacar las llamas, pero requieren apoyo de brigadas y bomberos ya que temen avance rápidamente y afecte aún más la zona

Local

Brigadistas voluntarios combaten incendio en el cerro la Carbonera, ¿cuántos participan?

En la zona de Piedra Gacha, del municipio de Nogales, al menos un grupo de 15 personas estaban reuniendo bebidas y alimento para los brigadistas voluntarios

Local

Joven brigadista sueña con ser parte de la Marina; va la historia de Rogelio Flores

Es parte del grupo que ayuda a sofocar el siniestro en Tenango y conforme pasa el tiempo aprende más del combate a los incendios

Local

Incendio registrado en cerro de Tenango pone en alerta a la zona de Nogales

La dirección de Protección Civil se mantiene atenta y pendiente de los trabajos que llevan a cabo voluntarios y personal en el cerro de Tenango

Local

Incendio pone en peligro biodiversidad del Cañón de la Carbonera

Ambientalistas advierten que en el lugar existen varias especies en peligro de extinción

Deportes

Sabías que Orizaba fue campeón en el futbol mexicano; la historia

Fue en los años 70 cuando la llamada "Cuna del futbol" se alzó con el triunfo y logró subir a la segunda división