/ viernes 20 de noviembre de 2020

Por inseguridad, alcaldes pagan escoltas y blindan autos

Acusan que las nuevas administraciones recibieron a los cuerpos policiacos en pésimas condiciones

Aunque el caso de Jamapa y de la alcaldesa Florisel Ríos Delfín es muy particular y no se puede generalizar, pues sería juzgar sin fundamento, la alcaldesa de Tamiahua, Citlalli Medellín Careaga, dijo que ante la ola de violencia general que permea en todo el país, no sólo en el estado, cuenta con cuatro elementos pagados por ella porque le interesa estar viva.

Por su parte, la alcaldesa de Villa Aldama, Gisela Ramón Contreras, aclaró que normalmente el Fortaseg es para municipios con incidencia delictiva alta, pero como el suyo es pequeño y relativamente tranquilo no cuenta con esos apoyos, aunque sí con un cuerpo de 18 elementos que se han capacitado en la academia de policía estatal, por lo que no se ha sentido desprotegida ni en peligro.

Villa Aldama se ubica en el centro del estado, muy cerca de Perote, y cuenta con un penal de alta seguridad, por lo que la policía municipal trabaja en coordinación con elementos del Ejército Mexicano.

El municipio de Tamiahua se ubica en el norte del estado de Veracruz, donde los hechos delictivos son cosa común, por lo que la servidora pública, vía telefónica desde Puerto Rico, donde participa en el Encuentro de Mujeres Municipalistas y lleva la representación de las mujeres de Latinoamérica, asentó que Veracruz no es la excepción de los hechos de violencia que afectan al país, y que hasta este momento ni la Federación ni el estado se han pronunciado para brindar protección a los munícipes, lo que le ha obligado a contratar seguridad por su cuenta.

Explicó que a los alcaldes que actualmente están en funciones les tocó recibir a los cuerpos policiacos en pésimas condiciones, sin estar acreditados y sin licencias colectivas, por lo que les ha correspondido pagar por la capacitación y hacer los procesos para conseguir las licencias.

El presupuesto, añadió, es tan poco que no alcanza para armarlos y adquirir el equipamiento necesario, ya que apenas alcanza para pagarles sus salarios. En algunos municipios solo alcanza para ofrecerles salarios de 2 mil 500 pesos quincenales, aunque en Tamiahua éstos ganan el doble.

Además no hay presupuesto para ofrecerles seguro de vida, gastos médicos y tampoco tienen oportunidad de acceder a créditos para vivienda.

Además, sólo los municipios que están considerados como de alta incidencia delictiva reciben los beneficios del Fortaseg, que son los menos en el país, pues de los 2 mil 500 sólo 200 o 300 los reciben.

Lo grave es que el país no cuenta con presupuesto para prevenir la delincuencia ni para incentivar a los que tienen baja incidencia.

Los alcaldes, reiteró, han tenido que contratar y pagar a sus escoltas, otros han tenido para comprar vehículos blindados, pero en su caso, sólo paga a sus escoltas

Cabe hacer mención que la alcaldesa Citlalli Medellín fue de las primeras en confinar a su municipio al inicio de la pandemia.

El presupuesto para Villa Aldama es pequeño, indicó la munícipe, y se debe utilizar para seguridad, agua potable y obligaciones financieras, por lo que se utilizará para pagar aguinaldos tanto al cuerpo de seguridad como a los empleados del ayuntamiento.

Afortunadamente no ha habido novedades con casos graves qué lamentar, por lo que los habitantes de Villa Aldama pueden caminar y hacer sus actividades normales con seguridad, sin que se ignore los hechos de violencia que afectan al estado y al país.

A pesar del poco presupuesto, los 18 policías con que cuenta el municipio han sido capacitados, de hecho ahora mismo se capacita el segundo grupo en un curso de Proximidad con perspectiva de género y justicia cívica, asentó.

Entrevistada vía telefónica, la alcaldesa concluyó que el cuerpo de seguridad ha tratado de mantener la equidad de género por lo cual uno de los dos comandantes es mujer y tres de los integrantes son mujeres.

La alcaldesa reiteró que no se siente amenazada, por lo que ha continuado haciendo sus recorridos para verificar los trabajos en las diversas comunidades del municipio.

Aunque el caso de Jamapa y de la alcaldesa Florisel Ríos Delfín es muy particular y no se puede generalizar, pues sería juzgar sin fundamento, la alcaldesa de Tamiahua, Citlalli Medellín Careaga, dijo que ante la ola de violencia general que permea en todo el país, no sólo en el estado, cuenta con cuatro elementos pagados por ella porque le interesa estar viva.

Por su parte, la alcaldesa de Villa Aldama, Gisela Ramón Contreras, aclaró que normalmente el Fortaseg es para municipios con incidencia delictiva alta, pero como el suyo es pequeño y relativamente tranquilo no cuenta con esos apoyos, aunque sí con un cuerpo de 18 elementos que se han capacitado en la academia de policía estatal, por lo que no se ha sentido desprotegida ni en peligro.

Villa Aldama se ubica en el centro del estado, muy cerca de Perote, y cuenta con un penal de alta seguridad, por lo que la policía municipal trabaja en coordinación con elementos del Ejército Mexicano.

El municipio de Tamiahua se ubica en el norte del estado de Veracruz, donde los hechos delictivos son cosa común, por lo que la servidora pública, vía telefónica desde Puerto Rico, donde participa en el Encuentro de Mujeres Municipalistas y lleva la representación de las mujeres de Latinoamérica, asentó que Veracruz no es la excepción de los hechos de violencia que afectan al país, y que hasta este momento ni la Federación ni el estado se han pronunciado para brindar protección a los munícipes, lo que le ha obligado a contratar seguridad por su cuenta.

Explicó que a los alcaldes que actualmente están en funciones les tocó recibir a los cuerpos policiacos en pésimas condiciones, sin estar acreditados y sin licencias colectivas, por lo que les ha correspondido pagar por la capacitación y hacer los procesos para conseguir las licencias.

El presupuesto, añadió, es tan poco que no alcanza para armarlos y adquirir el equipamiento necesario, ya que apenas alcanza para pagarles sus salarios. En algunos municipios solo alcanza para ofrecerles salarios de 2 mil 500 pesos quincenales, aunque en Tamiahua éstos ganan el doble.

Además no hay presupuesto para ofrecerles seguro de vida, gastos médicos y tampoco tienen oportunidad de acceder a créditos para vivienda.

Además, sólo los municipios que están considerados como de alta incidencia delictiva reciben los beneficios del Fortaseg, que son los menos en el país, pues de los 2 mil 500 sólo 200 o 300 los reciben.

Lo grave es que el país no cuenta con presupuesto para prevenir la delincuencia ni para incentivar a los que tienen baja incidencia.

Los alcaldes, reiteró, han tenido que contratar y pagar a sus escoltas, otros han tenido para comprar vehículos blindados, pero en su caso, sólo paga a sus escoltas

Cabe hacer mención que la alcaldesa Citlalli Medellín fue de las primeras en confinar a su municipio al inicio de la pandemia.

El presupuesto para Villa Aldama es pequeño, indicó la munícipe, y se debe utilizar para seguridad, agua potable y obligaciones financieras, por lo que se utilizará para pagar aguinaldos tanto al cuerpo de seguridad como a los empleados del ayuntamiento.

Afortunadamente no ha habido novedades con casos graves qué lamentar, por lo que los habitantes de Villa Aldama pueden caminar y hacer sus actividades normales con seguridad, sin que se ignore los hechos de violencia que afectan al estado y al país.

A pesar del poco presupuesto, los 18 policías con que cuenta el municipio han sido capacitados, de hecho ahora mismo se capacita el segundo grupo en un curso de Proximidad con perspectiva de género y justicia cívica, asentó.

Entrevistada vía telefónica, la alcaldesa concluyó que el cuerpo de seguridad ha tratado de mantener la equidad de género por lo cual uno de los dos comandantes es mujer y tres de los integrantes son mujeres.

La alcaldesa reiteró que no se siente amenazada, por lo que ha continuado haciendo sus recorridos para verificar los trabajos en las diversas comunidades del municipio.

Local

Incendios en Altas Montañas fueron controlados, regresa la calma

Arduas laborales de brigadistas lograron con éxito el control total de los incendios, incluyendo el más reciente en el municipio de Atlahuilco

Local

Por mantenimiento; teleférico de Orizaba suspende actividades

Explican que este mantenimiento o revisión, se programa cada dos o tres meses, depende la situación

Doble Vía

Comienza la temporada de papalotes en Orizaba, ¿dónde puedes comprar uno?

Los ofrecen en redes sociales, tianguis, mercados y colonias populares a precios accesibles

Deportes

“Pequeño Dragón”, un luchador que hace del bando técnico un estilo de vida

Su bando le ha enseñado a pelear limpio, tener más técnica y te luces más; también tiene la escuela ruda donde las fechorías son parte de esta pelea

Cultura

Orquesta Clásica de Orizaba prepara su festejo a las infancias, fecha y sede del concierto

De los 39 años que lleva la Orquesta Clásica de Orizaba, al menos 30 han sido los que año realizan este concierto

Doble Vía

¿Sin regalo para el 10 de Mayo? Y si le compras a tu mamá una “chancla de oro”

¿Ya compraste el regalo para mamá? En Orizaba te presentan una opción para que le saques una sonrisa llena de ternura