/ jueves 13 de enero de 2022

Promueven nombres en lenguas originarias para niñas

Suelen ponerse nombres en idiomas ajenos a los niños, muy a menudo en inglés o en otra lengua europea

El nombre es destino, de ahí que propagar nombres de niñas en lenguas originarias mexicanas que habrán de acompañar personajes y fusionarse como identidades acompañando historias de vida, es de celebrarse, por lo que felicita a Carmiña Colomba Castro Vargas por su tenacidad para lograr la publicación de Tehue. Nombres de niña en lenguas indígenas mexicanas.

Sara Ladrón de Guevara, alumna de Carlo Antonio Castro Guevara, destaca que dar a conocer nombres de niñas en lenguas originarias, en estos tiempos de reivindicación, por un lado del valor de las niñas y las mujeres en cualquier ámbito, y por el otro de la resistencia de las lenguas maternas originarias que habrán de posicionarse como estandartes de quienes porten su nombre con el orgullo de su significado, de su sonido y de su origen, es para celebrarse.

Tehue, de Carlo Antonio Castro, Colomba Carmiña Castro y Crescencio García Ramos, posiciona nuestras lenguas originarias dándoles el valor de la personalidad de nuestra hijas, pues el nombre es el elemento de identidad por excelencia.

Señala que suelen ponerse nombres en idiomas ajenos a los niños, muy a menudo en inglés o en otra lengua europea, sin embargo la permanencia de nombres en lenguas originarias han, excepcionalmente, sobrevivido, en México.

Recuerda que cuando era rectora de la Universidad Veracruzana, Carmiña Colomba entró en su oficina con un legajo de dibujos y nombres indígenas de niñas en lenguas indígenas, esfuerzo que resulta en una forma de resistencia, esa que lucha por la permanencia de los saberes tradicionales, de la diversidad de las lenguas maternas; es parte de la resistencia de los pueblos originarios, es la reivindicación de las identidades étnicas diversas, dignas y valiosas, donde la presencia de su padre Carlo Antonio Castro permanece segura y comprometida en la lucha de la supervivencia de las lenguas originarias. Desea que esta obra inspire a los padres al poner un nombre a sus hijas.

Explica que mientras la obra estaba en la editorial de la Universidad Veracruzana, Carmiña Colomba utilizó el tiempo en favor de la obra pues bordó con hilos de colores las imágenes que integran el libro.

El resultado fue tan bueno que entonces se decidió integrar las imágenes de los bordados en lugar de los dibujos a colores que de inicio habían sido propuestos.

Te puede interesar: Poeta veracruzano escribe en náhuatl y español las palabras del corazón

“Las niñas de nombres indígenas se revistieron de vida, los dibujos originales se mantuvieron en los forros de la bella edición que se terminó por presentar en dos volúmenes: uno con las imágenes bordadas y otro como cuaderno para iluminar”.

Señala que los significados de los nombres de niñas son: agua, aire, colibrí, corazón, fresno, luna, luz, nube, oxidiana, rocío, sol, vida y en lenguas son: Dení, Maliyel, Atzin, Itzel, Tonantzin,y no puedo dejar de pensar en el Carlo Antonio lingüista, antropólogo, políglota, traductor, pero sobre todo en el Carlo Antonio poeta, inspirador de vocaciones, talentos y quehaceres, como éste que compartió con su hija"; muchas de las palabras elegidas como nombres aparecen en sus poesías luminosas.

El nombre es destino, de ahí que propagar nombres de niñas en lenguas originarias mexicanas que habrán de acompañar personajes y fusionarse como identidades acompañando historias de vida, es de celebrarse, por lo que felicita a Carmiña Colomba Castro Vargas por su tenacidad para lograr la publicación de Tehue. Nombres de niña en lenguas indígenas mexicanas.

Sara Ladrón de Guevara, alumna de Carlo Antonio Castro Guevara, destaca que dar a conocer nombres de niñas en lenguas originarias, en estos tiempos de reivindicación, por un lado del valor de las niñas y las mujeres en cualquier ámbito, y por el otro de la resistencia de las lenguas maternas originarias que habrán de posicionarse como estandartes de quienes porten su nombre con el orgullo de su significado, de su sonido y de su origen, es para celebrarse.

Tehue, de Carlo Antonio Castro, Colomba Carmiña Castro y Crescencio García Ramos, posiciona nuestras lenguas originarias dándoles el valor de la personalidad de nuestra hijas, pues el nombre es el elemento de identidad por excelencia.

Señala que suelen ponerse nombres en idiomas ajenos a los niños, muy a menudo en inglés o en otra lengua europea, sin embargo la permanencia de nombres en lenguas originarias han, excepcionalmente, sobrevivido, en México.

Recuerda que cuando era rectora de la Universidad Veracruzana, Carmiña Colomba entró en su oficina con un legajo de dibujos y nombres indígenas de niñas en lenguas indígenas, esfuerzo que resulta en una forma de resistencia, esa que lucha por la permanencia de los saberes tradicionales, de la diversidad de las lenguas maternas; es parte de la resistencia de los pueblos originarios, es la reivindicación de las identidades étnicas diversas, dignas y valiosas, donde la presencia de su padre Carlo Antonio Castro permanece segura y comprometida en la lucha de la supervivencia de las lenguas originarias. Desea que esta obra inspire a los padres al poner un nombre a sus hijas.

Explica que mientras la obra estaba en la editorial de la Universidad Veracruzana, Carmiña Colomba utilizó el tiempo en favor de la obra pues bordó con hilos de colores las imágenes que integran el libro.

El resultado fue tan bueno que entonces se decidió integrar las imágenes de los bordados en lugar de los dibujos a colores que de inicio habían sido propuestos.

Te puede interesar: Poeta veracruzano escribe en náhuatl y español las palabras del corazón

“Las niñas de nombres indígenas se revistieron de vida, los dibujos originales se mantuvieron en los forros de la bella edición que se terminó por presentar en dos volúmenes: uno con las imágenes bordadas y otro como cuaderno para iluminar”.

Señala que los significados de los nombres de niñas son: agua, aire, colibrí, corazón, fresno, luna, luz, nube, oxidiana, rocío, sol, vida y en lenguas son: Dení, Maliyel, Atzin, Itzel, Tonantzin,y no puedo dejar de pensar en el Carlo Antonio lingüista, antropólogo, políglota, traductor, pero sobre todo en el Carlo Antonio poeta, inspirador de vocaciones, talentos y quehaceres, como éste que compartió con su hija"; muchas de las palabras elegidas como nombres aparecen en sus poesías luminosas.

Doble Vía

Veracruz, entre los primeros productores de lichi ¿Qué beneficios tiene este fruto?

La producción de lichi inicia en mayo y termina en julio, por eso esta fruta es muy consumida en estos meses

Local

Trabajadores toman las instalaciones de la Jurisdicción Sanitaria

Los trabajadores de la Sección 70 de Orizaba piden cesen los descuentos indebidos de casas financieras entre otras demandas laborales

Local

Sin controlar incendio forestal en cerro del municipio de Tenejapan

Convocan al pueblo a unirse para que las llamas no acaben con el bosque de esa zona de las Altas Montañas

Local

Maestra de Atzalan cumple sueño de sus alumnos al llevarlos a pasear a Orizaba

La maestra Paola Bautista González agradeció a las personas que relizaron donaciones para hacer posible este viaje al pueblo Mágico de Orizaba

Local

Solicitudes de asilo en México aumentaron; son cerca de 30 mil

Entre 2013 y 2023, México ha reconocido en condición de refugiadas a poco más de 120 mil personas

Local

Examen admisión UV: van fecha, sedes y horarios para presentarlo, ¿sabes dónde te toca?

Las autoridades de la Universidad Veracruzana en la región dicen que no es necesario llegar una noche antes al examen