/ miércoles 31 de enero de 2024

Poderes para cerrar frontera con México enredan a legisladores de EU

La Casa Blanca refuta al líder de la Cámara baja y afirma que Biden necesita el aval del Congreso; los republicanos dan por muerto un acuerdo de ley migratoria

WASHINGTON. El presidente de la Cámara Baja de EU, el republicano Mike Johnson, dio por muerto el acuerdo migratorio pactado por senadores de los dos partidos con la Casa Blanca, que por su parte acusó a Johnson de doble discurso y aseguró que el presidente Joe Biden necesita el aval legislativo para cumplir su promesa de cerrar la frontera con México.

“Cualquier cierre de la frontera que permita la entrada de un sólo ilegal es una línea roja. Miles al día es una barbaridad. El número debe ser cero”, afirmó Johnson en un mensaje a través de la red social X.

Te puede interesar: Biden ofrece cerrar frontera con México si republicanos aprueban ley

Johnson se refirió así a una de las cláusulas del acuerdo, que daría autoridad al presidente para “cerrar la frontera” sur con México cuando se alcancen niveles migratorios elevados.

Los detalles del acuerdo aún no se conocen, pero según el diario The Washington Post, se habla de “cerrar la frontera” y expulsar a los migrantes cuando las detenciones en el límite superen las 5 mil diarias durante un promedio de cinco días.

Durante diciembre pasado cruzaron un número récord de 302 mil migrantes, un promedio de casi 10 mil diarios.

La semana pasada, Biden expresó su respaldo a la iniciativa que senadores de ambos partidos llevan negociando desde hace semanas y que describió como “el proyecto de seguridad fronteriza más duro e inteligente de la historia”.

Algunos de estos senadores, como el demócrata Chris Murphy, han anunciado que el acuerdo existe y que el texto estará listo esta misma semana, cuando ya podría someterse a votación.

El acuerdo es un cambio significativo en la postura que el Partido Demócrata ha tenido sobre inmigración, pero la Casa Blanca puso el tema sobre la mesa como moneda de cambio para que los republicanos aprueben la ayuda militar para Ucrania que llevan meses bloqueando.

La Casa Blanca ha pedido un paquete de ayuda militar de más de 100 mil millones de dólares, de los cuales 60 mil irían destinados a Kiev y cerca de 15 mil a Israel.

Pese a las contrapartidas que han logrado, la negociación también ha puesto en evidencia la desunión que reina en el Partido Republicano.

Mientras algunos de sus senadores negociaban con los demócratas y con la Casa Blanca el acuerdo, el expresidente y actual precandidato presidencial republicano, Donald Trump (2017-2021), junto con sus aliados han llamado a rechazarlo, argumentando que Biden no necesita el proyecto de ley para cerrar la frontera.

En ese sentido, tanto Johnson como la mayoría de los republicanos en la Cámara Baja, donde ostentan la mayoría, están alineados con los deseos de Trump, que quiere usar la crisis migratoria como arma electoral de cara a las presidenciales de noviembre.

El fin de semana Johnson denunció el posible acuerdo bipartidista y aseguró que Biden puede utilizar una orden ejecutiva para cerrar la frontera sin necesidad de una nueva legislación migratoria.

“El presidente Biden afirmó ayer falsamente que necesita que el Congreso apruebe una nueva ley que le permite cerrar la frontera sur, pero sabe que eso no es cierto”, escribió el líder republicano el sábado en su cuenta de X.

“Puede comenzar a asegurar la frontera poniendo fin a la captura y liberación, cesando la explotación de la libertad condicional, restableciendo el programa Quédate en México, ampliando el uso de la autoridad para la expulsión acelerada y reanudando la construcción del muro fronterizo”. añadió.

Secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, encargado de la agenda de migración /AFP

La Casa Blanca, respondió ayer a Johnson afirmando que éste se estaba enredando en un doble discurso para “retrasar la seguridad fronteriza”.

Los presidentes tienen la autoridad legal para asegurar la frontera (Johnson ha afirmado durante seis años que no la tienen) o necesitan autoridad legal adicional para ello. Ambas cosas no pueden ser ciertas”, ironizó el vocero presidencial Andrew Bates, en un comunicado.

“O la interpretación de la ley por parte del presidente de la Cámara cambió radicalmente en los últimos cuatro días, o Johnson se está convirtiendo en un pretzel (enredado) para retrasar la seguridad fronteriza, incluida la contratación de más agentes de la Patrulla Fronteriza que se necesitan con urgencia y las inversiones en tecnología de vanguardia para la detección de fentanilo”, añadió Bates.

La respuesta tuvo lugar el mismo día en que la mayoría republicana de la Cámara baja debatía y se disponía a votar sin llevar al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas -encargado de la cartera de inmigración-, a un juicio político por supuestamente haber puesto en peligro la seguridad del país con la entrada de migrantes indocumentados.

De tener éxito, sería la primera acción de este tipo contra un miembro del gabinete en casi 150 años.

En una carta de seis páginas enviada ayer al presidente del Comité de Seguridad Nacional, el representante Mark Green, Mayorkas detalló su larga carrera y rechazó las acusaciones del Partido Republicano de que ha evitado sus solicitudes de supervisión.

Con información de EFE y AFP

WASHINGTON. El presidente de la Cámara Baja de EU, el republicano Mike Johnson, dio por muerto el acuerdo migratorio pactado por senadores de los dos partidos con la Casa Blanca, que por su parte acusó a Johnson de doble discurso y aseguró que el presidente Joe Biden necesita el aval legislativo para cumplir su promesa de cerrar la frontera con México.

“Cualquier cierre de la frontera que permita la entrada de un sólo ilegal es una línea roja. Miles al día es una barbaridad. El número debe ser cero”, afirmó Johnson en un mensaje a través de la red social X.

Te puede interesar: Biden ofrece cerrar frontera con México si republicanos aprueban ley

Johnson se refirió así a una de las cláusulas del acuerdo, que daría autoridad al presidente para “cerrar la frontera” sur con México cuando se alcancen niveles migratorios elevados.

Los detalles del acuerdo aún no se conocen, pero según el diario The Washington Post, se habla de “cerrar la frontera” y expulsar a los migrantes cuando las detenciones en el límite superen las 5 mil diarias durante un promedio de cinco días.

Durante diciembre pasado cruzaron un número récord de 302 mil migrantes, un promedio de casi 10 mil diarios.

La semana pasada, Biden expresó su respaldo a la iniciativa que senadores de ambos partidos llevan negociando desde hace semanas y que describió como “el proyecto de seguridad fronteriza más duro e inteligente de la historia”.

Algunos de estos senadores, como el demócrata Chris Murphy, han anunciado que el acuerdo existe y que el texto estará listo esta misma semana, cuando ya podría someterse a votación.

El acuerdo es un cambio significativo en la postura que el Partido Demócrata ha tenido sobre inmigración, pero la Casa Blanca puso el tema sobre la mesa como moneda de cambio para que los republicanos aprueben la ayuda militar para Ucrania que llevan meses bloqueando.

La Casa Blanca ha pedido un paquete de ayuda militar de más de 100 mil millones de dólares, de los cuales 60 mil irían destinados a Kiev y cerca de 15 mil a Israel.

Pese a las contrapartidas que han logrado, la negociación también ha puesto en evidencia la desunión que reina en el Partido Republicano.

Mientras algunos de sus senadores negociaban con los demócratas y con la Casa Blanca el acuerdo, el expresidente y actual precandidato presidencial republicano, Donald Trump (2017-2021), junto con sus aliados han llamado a rechazarlo, argumentando que Biden no necesita el proyecto de ley para cerrar la frontera.

En ese sentido, tanto Johnson como la mayoría de los republicanos en la Cámara Baja, donde ostentan la mayoría, están alineados con los deseos de Trump, que quiere usar la crisis migratoria como arma electoral de cara a las presidenciales de noviembre.

El fin de semana Johnson denunció el posible acuerdo bipartidista y aseguró que Biden puede utilizar una orden ejecutiva para cerrar la frontera sin necesidad de una nueva legislación migratoria.

“El presidente Biden afirmó ayer falsamente que necesita que el Congreso apruebe una nueva ley que le permite cerrar la frontera sur, pero sabe que eso no es cierto”, escribió el líder republicano el sábado en su cuenta de X.

“Puede comenzar a asegurar la frontera poniendo fin a la captura y liberación, cesando la explotación de la libertad condicional, restableciendo el programa Quédate en México, ampliando el uso de la autoridad para la expulsión acelerada y reanudando la construcción del muro fronterizo”. añadió.

Secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, encargado de la agenda de migración /AFP

La Casa Blanca, respondió ayer a Johnson afirmando que éste se estaba enredando en un doble discurso para “retrasar la seguridad fronteriza”.

Los presidentes tienen la autoridad legal para asegurar la frontera (Johnson ha afirmado durante seis años que no la tienen) o necesitan autoridad legal adicional para ello. Ambas cosas no pueden ser ciertas”, ironizó el vocero presidencial Andrew Bates, en un comunicado.

“O la interpretación de la ley por parte del presidente de la Cámara cambió radicalmente en los últimos cuatro días, o Johnson se está convirtiendo en un pretzel (enredado) para retrasar la seguridad fronteriza, incluida la contratación de más agentes de la Patrulla Fronteriza que se necesitan con urgencia y las inversiones en tecnología de vanguardia para la detección de fentanilo”, añadió Bates.

La respuesta tuvo lugar el mismo día en que la mayoría republicana de la Cámara baja debatía y se disponía a votar sin llevar al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas -encargado de la cartera de inmigración-, a un juicio político por supuestamente haber puesto en peligro la seguridad del país con la entrada de migrantes indocumentados.

De tener éxito, sería la primera acción de este tipo contra un miembro del gabinete en casi 150 años.

En una carta de seis páginas enviada ayer al presidente del Comité de Seguridad Nacional, el representante Mark Green, Mayorkas detalló su larga carrera y rechazó las acusaciones del Partido Republicano de que ha evitado sus solicitudes de supervisión.

Con información de EFE y AFP

Local

Día Internacional del Libro: ¿Qué prefieren los jóvenes orizabeños lectura digital o física?

En el Día Internacional del Libro, la Biblioteca de Orizaba, Bernardo Couto López, realizó actividad en el parque Apolinar Castillo

Local

Voluntarias de Ixhuatlancillo organizan festival para celebrar el Día del Niño

La Asociación Civil Mujeres Voluntarias para el Desarrollo de Ixhuatlancillo, organizan tres días de festejo por el Día del Niño

Policiaca

Resultan con quemaduras dos mujeres en incendio, lo que sabemos

El siniestro ocurrió la mañana de hoy martes cuando las mujeres se encontraban en el inmueble y de pronto detectaron que una densa nube de humo negro

Doble Vía

Puente del Toro en Orizaba ¿Cómo lucía al momento de su construcción? FOTO

Este puente fue construido en su totalidad de fierro, sobre cuatro elevadas bases de cemento y piedra, con 71 metros de longitud y cerca de 6 metros de ancho

Local

Tiendas “chinas” invaden Orizaba; comerciantes molestos

Pequeños negocios en el Centro Histórico tuvieron que cerrar ya que no pudieron competir con los precios de las tiendas de artículos chinos

Local

Sofocan incendio en Tenango; fueron 10 días de intensa labor de los brigadistas

De acuerdo a Protección Civil del Estado de Veracruz, el fuego consumió 70 hectáreas, entre pastizales y árboles maderables