/ jueves 10 de agosto de 2023

Por muerte de Iñigo Arenas, detienen a 6 empleados del bar Black Royce

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía del Edomex, empleadas del bar Black Royce suministraron sustancias al empresario Iñigo Arenas

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México detuvo a seis empleados del bar Black Royce por su probable participación en los hechos que derivaron en la muerte del empresario Iñigo Arenas.

Las personas son cuatro mujeres y dos hombres, que se encontraban trabajando la madrugada del 6 de agosto cuando Arenas acudió al establecimiento en Naucalpan.

Aritzi Abril “N”, Ana Karen “N”, Cecilia “N”, Ana Karen “N N”, Eduardo “N” y Carlos Daniel “N” serán puestos a disposición del Juez de Control, al interior del Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Tlalnepantla, para que resuelva su situación jurídica.

"Se estableció que a la víctima, al ingresar al inmueble, la situaron en un área de la planta baja, en donde estuvo acompañada por cuatro femeninas, empleadas del lugar, identificadas como Aritzi Abril “N”, Ana Karen “N”, Cecilia “N” y Ana Karen “N”, quienes ordenaron diversas bebidas y aparentemente le suministraron sustancias a la víctima, cuya composición fue motivo de peritaje y forma parte de la teoría del caso", detalla la Fiscalía a través de un comunicado.

En este sentido, agregó que las sustancias que le fueron suministradas a Iñigo Arenas "limitaron su conciencia, funciones motoras y que en grado de probabilidad habría propiciado su deceso".

Asimismo, elementos de la Fiscalía del Edomex realizaron un cateo al bar Black Royce, en donde aseguraron pastillas y sobres con contenido de diversa índole que dieron resultado presuntivo a clorhidrato de cocaína; recipientes para aplicación de gotas, cuyo contenido está siendo objeto de análisis químico; así como equipo de grabación y diversos documentos relacionados con la operación del lugar y del evento investigado.

Las instalaciones del lugar quedaron bajo resguardo de la Fiscalía para conservar el lugar de los hechos por la muerte de Iñigo Arenas y pues se presume que ahí se cometen diversas actividades ilícitas.

¿Cómo fueron las últimas horas del empresario Iñigo Arenas?

De acuerdo con las entrevistas de la Fiscalía del Edomex, Iñigo Arenas arribó al Black Royce alrededor de las 3:00 horas del domingo 6 de agosto, tras salir del club República, en Polanco.

Tras pasar cerca de dos horas consumiendo bebidas con cuatro de las empleadas del lugar, el empresario fue convencido de trasladarse a la zona "VIP" del club por el capitán de meseros y otra persona, aún sin identificar.

Las cuatro mujeres y dos hombres acompañaron al empresario a la planta alta del establecimiento, donde le vendieron cuatro botellas de bebidas con un valor de 10 mil pesos cada una.

Cerca de una hora después, una de las mujeres dijo al encargado de seguridad, identificado como Carlos Daniel “N”, que Arenas se sentía mal y se "puso morado", por lo que personal del establecimiento le practicó RCP.

Posterioremente Iñigo Arenas habría presentado la misma situación, por lo que empleados del Black Royce llamaron a los servicios de emergencia y trasladaron al empresario cerca de la salida de emergencia del lugar, donde fue hallado sin vida.

La investigación de la Fiscalía del Edomex también arrojó que el equipo telefónico propiedad de Arenas fue apagado a las 05:09 horas del domingo 6 de agosto en la alcaldía Miguel Hidalgo, en la CDMX, y fue encendido a las 06:41 horas del mismo día en el área de Santa Martha Acatitla, donde registra su última actividad a las 11:37 horas.

Con información de El Sol de Toluca

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México detuvo a seis empleados del bar Black Royce por su probable participación en los hechos que derivaron en la muerte del empresario Iñigo Arenas.

Las personas son cuatro mujeres y dos hombres, que se encontraban trabajando la madrugada del 6 de agosto cuando Arenas acudió al establecimiento en Naucalpan.

Aritzi Abril “N”, Ana Karen “N”, Cecilia “N”, Ana Karen “N N”, Eduardo “N” y Carlos Daniel “N” serán puestos a disposición del Juez de Control, al interior del Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Tlalnepantla, para que resuelva su situación jurídica.

"Se estableció que a la víctima, al ingresar al inmueble, la situaron en un área de la planta baja, en donde estuvo acompañada por cuatro femeninas, empleadas del lugar, identificadas como Aritzi Abril “N”, Ana Karen “N”, Cecilia “N” y Ana Karen “N”, quienes ordenaron diversas bebidas y aparentemente le suministraron sustancias a la víctima, cuya composición fue motivo de peritaje y forma parte de la teoría del caso", detalla la Fiscalía a través de un comunicado.

En este sentido, agregó que las sustancias que le fueron suministradas a Iñigo Arenas "limitaron su conciencia, funciones motoras y que en grado de probabilidad habría propiciado su deceso".

Asimismo, elementos de la Fiscalía del Edomex realizaron un cateo al bar Black Royce, en donde aseguraron pastillas y sobres con contenido de diversa índole que dieron resultado presuntivo a clorhidrato de cocaína; recipientes para aplicación de gotas, cuyo contenido está siendo objeto de análisis químico; así como equipo de grabación y diversos documentos relacionados con la operación del lugar y del evento investigado.

Las instalaciones del lugar quedaron bajo resguardo de la Fiscalía para conservar el lugar de los hechos por la muerte de Iñigo Arenas y pues se presume que ahí se cometen diversas actividades ilícitas.

¿Cómo fueron las últimas horas del empresario Iñigo Arenas?

De acuerdo con las entrevistas de la Fiscalía del Edomex, Iñigo Arenas arribó al Black Royce alrededor de las 3:00 horas del domingo 6 de agosto, tras salir del club República, en Polanco.

Tras pasar cerca de dos horas consumiendo bebidas con cuatro de las empleadas del lugar, el empresario fue convencido de trasladarse a la zona "VIP" del club por el capitán de meseros y otra persona, aún sin identificar.

Las cuatro mujeres y dos hombres acompañaron al empresario a la planta alta del establecimiento, donde le vendieron cuatro botellas de bebidas con un valor de 10 mil pesos cada una.

Cerca de una hora después, una de las mujeres dijo al encargado de seguridad, identificado como Carlos Daniel “N”, que Arenas se sentía mal y se "puso morado", por lo que personal del establecimiento le practicó RCP.

Posterioremente Iñigo Arenas habría presentado la misma situación, por lo que empleados del Black Royce llamaron a los servicios de emergencia y trasladaron al empresario cerca de la salida de emergencia del lugar, donde fue hallado sin vida.

La investigación de la Fiscalía del Edomex también arrojó que el equipo telefónico propiedad de Arenas fue apagado a las 05:09 horas del domingo 6 de agosto en la alcaldía Miguel Hidalgo, en la CDMX, y fue encendido a las 06:41 horas del mismo día en el área de Santa Martha Acatitla, donde registra su última actividad a las 11:37 horas.

Con información de El Sol de Toluca

Local

Asociación lamenta fallecimiento de niña que padeció leucemia en Mixtla de altamirano

Integrantes de la Asociación Orizaba Propone A.C., lamentan el fallecimiento de una niña tras padecer leucemia

Local

No somos delincuentes, manifestantes se defienden de acusaciones del alcalde de Ixtac

El grupo de inconformes asegura que no son delincuentes ni es un tema político, llevan casi un mes sin agua potable

Local

Veracruz tercera entidad con mayor número de desapariciones

Desde el año 2007 hasta 2023, se registraron un total de 836 desapariciones en Veracruz ante la CNDH

Salud

Mujeres, más propensas a padecer obesidad: estudio

Veracruz ocupa el cuarto lugar a nivel nacional en diagnóstico de obesidad, con más del 67 por ciento de las mujeres afectadas

Policiaca

Volcadura de automóvil deja a dos personas lesionadas, en la autopista Puebla-Veracruz

El accidente ocurrió en los primeros minutos de este lunes, cuando el vehículo era manejado por su chofer rumbo a Córdoba

Local

Incrementa contratación de sistema de cámaras de seguridad en Orizaba: empresario

Debido a la inseguridad las contrataciones de cámaras de vigilancia ha incrementado