/ sábado 13 de enero de 2024

Paro de transporte público hunde a Acapulco

Usuarios pagan hasta cinco veces más de lo habitual para llegar a sus destinos y empresarios reportan pérdidas millonarias

Habitantes del puerto de Acapulco sufrieron por segundo día consecutivo para trasladarse debido al paro parcial de transportistas, quienes suspendieron el servicio tras las amenazas de grupos delincuenciales y la quema de unidades. Usuarios denuncian que deben pagar hasta cinco veces más de lo habitual para llegar a sus trabajos mientras que empresarios reportan pérdidas económicas millonarias.

Los pasajeros del transporte público dijeron que algunos enfrentarán descuentos en su salario debido a los retardos que les ocasiona la falta de transporte en el puerto.

¨Puede interesarte: Supuestas amenazas del crimen organizado paralizan transporte en Acapulco

En entrevista, el guía de turista Eliseo explicó que en su caso vive de las comisiones que recibe por llevar a visitantes a los hoteles, por lo que en estos dos días que no hubo transporte en el puerto de Acapulco, por lo que tuvo que echar mano de sus ahorros.

“Tu servidor vive en la Zapata —uno de los asentamientos más populares al norte del puerto—desde ahí tengo que tomar el taxi colectivo amarillo, pero de 20 pesos que cobraba, después del huracán Otis empezaron a pedir 30 pesos, pero ahora que pararon por la inseguridad me están cobrando 100 pesos y no me alcanza”.

El paro comenzó el jueves, cuando los transportistas decidieron suspender actividades debido a que recibieron amenazas de presuntos delincuentes. Por medio de WhatsApp circularon mensajes de texto y audio en los que se advertía a taxistas y operadores de camiones que serían atacados y sus unidades quemadas en caso de dar servicio.

Los criminales cumplieron su amenaza con un conductor de camión urbano de la ruta Hospital-Vacacional que fue atacado a balazos en la terminal ubicada en pleno centro de la ciudad. Otra camioneta Urvan fue incendiada en la zona Diamante de Acapulco.

Hasta el jueves sumaban cuatro las camionetas Urvan del servicio público siniestradas por hombres armados en lo que va del año.

Maribel señaló que toda la semana tiene que pagar transporte de la Unidad Habitacional El Coloso al Ayuntamiento, en el parque Papagayo, y que para llegar temprano se traslada en el colectivo amarillo que cobraba entre 20 y 25 pesos, lo que consideró que era justo, pero que ahora hay abusos.

“A partir del jueves no hubo transporte y los pocos que circulan cobran de 50 a 100 pesos por la dejada, lo que resulta un abuso, pero uno los tiene que pagar si no nos niegan el servicio y nos dejan en las paradas”, acusó.

Héctor refirió que usar transporte público es una necesidad, por lo que el aumento de tarifas es un abuso, pese a que es por inseguridad.

“Es lamentable que nadie les ponga freno y cobren lo que quieran. En mi caso tengo que desembolsar de 100 a 150 pesos por trasladarme de la Colosio al centro de la ciudad”, reprochó Héctor.

Decenas de usuarios quedaron varados debido a la escasez de unidades del transporte público. Foto: Dassaev Téllez Adame | Cuartoscuro.com

Cruz, quien trabaja en una empresa del puerto, se quejó de que ante la falta de transporte tenga que pagar hasta 200 pesos para trasladarse de ida y vuelta a su trabajo, además de que enfrentará descuentos en su pago quincenal por llegar tarde el pasado jueves.

“Tengo que pagar hasta 200 pesos para que un particular que hace una especie de servicio de Uber o DiDi me lleve de la zona poniente, al trabajo, y por las tardes a mi domicilio, son 100 de ida y 100 de regreso. Si sigue esta situación será mucho el desembolso, además de que enfrentaré un descuento por haber llegado tarde el jueves”, dijo.

Sin embargo, hay empresarios que son tolerantes con sus trabajadores y les permiten llegar tarde además de que los dejan salir más temprano.

“Entendemos la situación que se vive en Acapulco, por eso comprendemos que nuestros empleados hacen hasta lo imposible para llegar, por lo que no los regresmos ni les ponemos retardos, además de que los dejamos salir antes de la hora para que puedan llegar temprano a sus casas”, dijo un hotelero.

Los ciudadanos coincidieron que no tienen otra opción que aceptar las tarifas del transporte para llegar a sus empleos o casas y urgieron a las autoridades que se ponga freno a los abusos lo más pronto posible porque la economía no es nada buena, ya que pasan por un proceso de reconstrucción de sus viviendas después del impacto del huracán Otis.

Una de los pocos camiones urbanos que dieron servicio en la Costera este viernes. / Foto: Abraham Martínez | El Sol de Acapulco

Adalberto, quien trabaja en un hotel de la zona turística del puerto, comentó que con lo que ahora pagan de pasaje ya no es rentable trabajar lejos de casa. “Si un trabajador de alguna hospedería gana al día el salario mínimo que es de 246 pesos, para poder trasladarse a su trabajo desembolsa 100 pesos de ida y otros 100 de vuelta, lo que literalmente significa que sólo gana para transportarse”.

El Gobierno municipal continuó con el apoyo de traslado a los miles de ciudadanos que se quedaron varados en las paradas con el uso de patrullas en diferentes puntos de la ciudad.

El personal de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal hizo recorridos de Caleta a la Base, así como de Cuauhtémoc a la Cima para apoyar a los ciudadanos que no alcanzan a subirse a algún medio de transporte.

En el puerto, las escuelas públicas y particulares reportaron poca asistencia de estudiantes a pesar del anuncio de las autoridades educativas de Guerrero de que habría clases este viernes, ya que muchos padres de familia optaron por dejar a sus hijos en casa ante los amagos de ataques de la delincuencia organizada y por la falta de transporte.

CANACO REPORTA PÉRDIDAS MILLONARIAS

El paro parcial del transporte público también afecta a las empresas y comercios del puerto. El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Acapulco, Alejandro Martínez Sidney, reportó que sus establecimientos han tenido pérdidas por más de 200 millones de pesos.

El dirigente empresarial lamentó que en momentos de una reactivación económica de la ciudad luego del paso del huracán se realice ese tipo de movimientos que afectan de manera considerable al sector empresarial.

Martínez Sidney dijo que el pasado jueves fueron 34 mil empresas de todos los rubros comerciales los afectados por el paro de transportistas del jueves y que se perjudicó en sus actividades laborales a 80 mil trabajadores.

Desde el pasado jueves, toda la actividad comercial de Acapulco se cerró alrededor de las 18:00 horas por la falta de garantías de seguridad a la población en general.

Por su parte, la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda, anunció, a través de sus redes sociales, la implementación de refuerzos en las acciones de seguridad que se tiene en el puerto de Acapulco para avanzar en la ruta de pacificación en la ciudad.

La mandataria estatal explicó que esas acciones se realizan entre los tres órdenes de gobierno para reforzar con operativos de seguridad todas las regiones.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Especialmente en Acapulco donde mantenemos un despliegue de vigilancia en diversos puntos del puerto a través de la Secretaría de Seguridad Pública”, dice el mensaje de Salgado.

La violencia en Acapulco contra conductores y comerciantes que sufren extorsiones por parte de grupos criminales no cesa pese a que en el puerto hay un despliegue de 10 mil elementos de la Guardia Nacional que llegaron a garantizar la seguridad luego del paso del huracán Otis en octubre.

Habitantes del puerto de Acapulco sufrieron por segundo día consecutivo para trasladarse debido al paro parcial de transportistas, quienes suspendieron el servicio tras las amenazas de grupos delincuenciales y la quema de unidades. Usuarios denuncian que deben pagar hasta cinco veces más de lo habitual para llegar a sus trabajos mientras que empresarios reportan pérdidas económicas millonarias.

Los pasajeros del transporte público dijeron que algunos enfrentarán descuentos en su salario debido a los retardos que les ocasiona la falta de transporte en el puerto.

¨Puede interesarte: Supuestas amenazas del crimen organizado paralizan transporte en Acapulco

En entrevista, el guía de turista Eliseo explicó que en su caso vive de las comisiones que recibe por llevar a visitantes a los hoteles, por lo que en estos dos días que no hubo transporte en el puerto de Acapulco, por lo que tuvo que echar mano de sus ahorros.

“Tu servidor vive en la Zapata —uno de los asentamientos más populares al norte del puerto—desde ahí tengo que tomar el taxi colectivo amarillo, pero de 20 pesos que cobraba, después del huracán Otis empezaron a pedir 30 pesos, pero ahora que pararon por la inseguridad me están cobrando 100 pesos y no me alcanza”.

El paro comenzó el jueves, cuando los transportistas decidieron suspender actividades debido a que recibieron amenazas de presuntos delincuentes. Por medio de WhatsApp circularon mensajes de texto y audio en los que se advertía a taxistas y operadores de camiones que serían atacados y sus unidades quemadas en caso de dar servicio.

Los criminales cumplieron su amenaza con un conductor de camión urbano de la ruta Hospital-Vacacional que fue atacado a balazos en la terminal ubicada en pleno centro de la ciudad. Otra camioneta Urvan fue incendiada en la zona Diamante de Acapulco.

Hasta el jueves sumaban cuatro las camionetas Urvan del servicio público siniestradas por hombres armados en lo que va del año.

Maribel señaló que toda la semana tiene que pagar transporte de la Unidad Habitacional El Coloso al Ayuntamiento, en el parque Papagayo, y que para llegar temprano se traslada en el colectivo amarillo que cobraba entre 20 y 25 pesos, lo que consideró que era justo, pero que ahora hay abusos.

“A partir del jueves no hubo transporte y los pocos que circulan cobran de 50 a 100 pesos por la dejada, lo que resulta un abuso, pero uno los tiene que pagar si no nos niegan el servicio y nos dejan en las paradas”, acusó.

Héctor refirió que usar transporte público es una necesidad, por lo que el aumento de tarifas es un abuso, pese a que es por inseguridad.

“Es lamentable que nadie les ponga freno y cobren lo que quieran. En mi caso tengo que desembolsar de 100 a 150 pesos por trasladarme de la Colosio al centro de la ciudad”, reprochó Héctor.

Decenas de usuarios quedaron varados debido a la escasez de unidades del transporte público. Foto: Dassaev Téllez Adame | Cuartoscuro.com

Cruz, quien trabaja en una empresa del puerto, se quejó de que ante la falta de transporte tenga que pagar hasta 200 pesos para trasladarse de ida y vuelta a su trabajo, además de que enfrentará descuentos en su pago quincenal por llegar tarde el pasado jueves.

“Tengo que pagar hasta 200 pesos para que un particular que hace una especie de servicio de Uber o DiDi me lleve de la zona poniente, al trabajo, y por las tardes a mi domicilio, son 100 de ida y 100 de regreso. Si sigue esta situación será mucho el desembolso, además de que enfrentaré un descuento por haber llegado tarde el jueves”, dijo.

Sin embargo, hay empresarios que son tolerantes con sus trabajadores y les permiten llegar tarde además de que los dejan salir más temprano.

“Entendemos la situación que se vive en Acapulco, por eso comprendemos que nuestros empleados hacen hasta lo imposible para llegar, por lo que no los regresmos ni les ponemos retardos, además de que los dejamos salir antes de la hora para que puedan llegar temprano a sus casas”, dijo un hotelero.

Los ciudadanos coincidieron que no tienen otra opción que aceptar las tarifas del transporte para llegar a sus empleos o casas y urgieron a las autoridades que se ponga freno a los abusos lo más pronto posible porque la economía no es nada buena, ya que pasan por un proceso de reconstrucción de sus viviendas después del impacto del huracán Otis.

Una de los pocos camiones urbanos que dieron servicio en la Costera este viernes. / Foto: Abraham Martínez | El Sol de Acapulco

Adalberto, quien trabaja en un hotel de la zona turística del puerto, comentó que con lo que ahora pagan de pasaje ya no es rentable trabajar lejos de casa. “Si un trabajador de alguna hospedería gana al día el salario mínimo que es de 246 pesos, para poder trasladarse a su trabajo desembolsa 100 pesos de ida y otros 100 de vuelta, lo que literalmente significa que sólo gana para transportarse”.

El Gobierno municipal continuó con el apoyo de traslado a los miles de ciudadanos que se quedaron varados en las paradas con el uso de patrullas en diferentes puntos de la ciudad.

El personal de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal hizo recorridos de Caleta a la Base, así como de Cuauhtémoc a la Cima para apoyar a los ciudadanos que no alcanzan a subirse a algún medio de transporte.

En el puerto, las escuelas públicas y particulares reportaron poca asistencia de estudiantes a pesar del anuncio de las autoridades educativas de Guerrero de que habría clases este viernes, ya que muchos padres de familia optaron por dejar a sus hijos en casa ante los amagos de ataques de la delincuencia organizada y por la falta de transporte.

CANACO REPORTA PÉRDIDAS MILLONARIAS

El paro parcial del transporte público también afecta a las empresas y comercios del puerto. El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Acapulco, Alejandro Martínez Sidney, reportó que sus establecimientos han tenido pérdidas por más de 200 millones de pesos.

El dirigente empresarial lamentó que en momentos de una reactivación económica de la ciudad luego del paso del huracán se realice ese tipo de movimientos que afectan de manera considerable al sector empresarial.

Martínez Sidney dijo que el pasado jueves fueron 34 mil empresas de todos los rubros comerciales los afectados por el paro de transportistas del jueves y que se perjudicó en sus actividades laborales a 80 mil trabajadores.

Desde el pasado jueves, toda la actividad comercial de Acapulco se cerró alrededor de las 18:00 horas por la falta de garantías de seguridad a la población en general.

Por su parte, la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda, anunció, a través de sus redes sociales, la implementación de refuerzos en las acciones de seguridad que se tiene en el puerto de Acapulco para avanzar en la ruta de pacificación en la ciudad.

La mandataria estatal explicó que esas acciones se realizan entre los tres órdenes de gobierno para reforzar con operativos de seguridad todas las regiones.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Especialmente en Acapulco donde mantenemos un despliegue de vigilancia en diversos puntos del puerto a través de la Secretaría de Seguridad Pública”, dice el mensaje de Salgado.

La violencia en Acapulco contra conductores y comerciantes que sufren extorsiones por parte de grupos criminales no cesa pese a que en el puerto hay un despliegue de 10 mil elementos de la Guardia Nacional que llegaron a garantizar la seguridad luego del paso del huracán Otis en octubre.

Turismo

El Pueblo Mágico de Orizaba es bonito hasta cuando llueve

La temperatura ambiental que se registra es lo suficientemente elevada para que el agua de lluvia no sea molesta

Local

A partir de hoy realizarán tandeos en Orizaba: Lista de colonias

Autoridades de Orizaba hacen un atento aviso para que los ciudadanos cuiden y racionen el líquido

Gossip

Siddhartha en Orizaba y Veracruz: lo que debes saber del "Miel de Azar tour"

Lo que más llama la atención es que sus presentaciones en México del “Miel de Azar Tour” comienzan en tierras veracruzanas

Local

Se acercan las lluvias y más de siete comunidades en La Perla están en riesgo, revela PC

Según las autoridades ya hay coordinación con personal de otras direcciones del municipio para realizar acciones preventivas y de atención de la emergencia

Local

Entregan diplomas a mujeres que terminaron curso de capacitación en Orizaba

Fueron 15 estudiantes las que participaron en el curso, las cuales ya cuentan con las capacidades para emprender un negocio

Ecología

Ciudadanos se organizan para reforestar zonas afectadas por incendios

El presidente municipal de Ixhuatlancillo, Fernando Ochoa Vergara se reunió con un comité de pobladores para acordar labores de siembra de árboles nativos