/ viernes 27 de enero de 2023

Remesas ayudan a familias de La Perla; niños gozan de buena salud

La institución educativa cuenta con un comedor comunitario, donde por 10 pesos, los alumnos reciben alimentos

La Perla, Ver.- Los 94 estudiantes que asisten a la primaria “Ignacio Zaragoza”, de la comunidad Rancho Nuevo tienen una buena salud y reciben una buena alimentación, porque sus padres, que laboran en Estados Unidos, envían remesas a su familia, para manutención de los mismos menciona el profesor Roberto Tezoco.

En la comunidad ubicada a 2 mil 200 metros sobre el nivel del mar, cerca de las faldas del volcán, está la institución educativa que cuenta con un comedor comunitario, donde por 10 pesos, los alumnos reciben alimentos y los enseñan a consumir verduras.

Te puede interesar: ¿Sufres de violencia vicaria y no lo sabes?, te explicamos en qué consiste

Expresa que las madres de familia colaboran en la preparación de la comida, que tratan sea variada. Sirven a los estudiantes: Arroz, sopa, atole, tortillas, guisado de pollo y agua de frutas.

En la comunidad ubicada a 2 mil 200 metros sobre el nivel del mar, cerca de las faldas del volcán, está la primaria “Ignacio Zaragoza”/ Foto: Cortesía | Roberto Tezoco

¿Los estudiantes consumen comida chatarra?

Reconoce que existe la mala costumbre de consumir comida chatarra y litros de refresco de cola, lo que genera obesidad infantil, aunque la presidenta municipal Ruth García, envía personal del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) a impartir pláticas, para que la comunidad estudiantil se alimente de forma sana con un menú que nutra.

Explica que en las comunidades cercanas a la escuela primaria, los niños no van al campo a trabajar, porque los jefes de familia emigraron al extranjero y envían remesas con las que la esposa adquiere lo necesario para que los infantes estudien y coman bien.

Síguenos a través de Google News

“Los pequeños tienen la mala costumbre de consumir chatarra y refresco, pero como se tiene el comedor se prohíbe que salgan de la escuela en busca de comida basura”, resalta.

Las mamás de los alumnos hacen el esfuerzo de preparar durante la semana, los mejores platillos y, para ello se turnan por equipos. "Los maestros a veces acompañamos a los niños durante la hora de la comida, para poner el ejemplo de alimentarse sanamente con verduras y frutas", apunta.

Te puede interesar: Toman docentes escuela Nicolás Bravo, ¿qué exigen?

La matrícula de la Primaria Ignacio Zaragoza es de 94 alumnos y 4 docentes; dos profesores atienden primer grado y los otros dos, de segundo a sexto año.

La Perla, Ver.- Los 94 estudiantes que asisten a la primaria “Ignacio Zaragoza”, de la comunidad Rancho Nuevo tienen una buena salud y reciben una buena alimentación, porque sus padres, que laboran en Estados Unidos, envían remesas a su familia, para manutención de los mismos menciona el profesor Roberto Tezoco.

En la comunidad ubicada a 2 mil 200 metros sobre el nivel del mar, cerca de las faldas del volcán, está la institución educativa que cuenta con un comedor comunitario, donde por 10 pesos, los alumnos reciben alimentos y los enseñan a consumir verduras.

Te puede interesar: ¿Sufres de violencia vicaria y no lo sabes?, te explicamos en qué consiste

Expresa que las madres de familia colaboran en la preparación de la comida, que tratan sea variada. Sirven a los estudiantes: Arroz, sopa, atole, tortillas, guisado de pollo y agua de frutas.

En la comunidad ubicada a 2 mil 200 metros sobre el nivel del mar, cerca de las faldas del volcán, está la primaria “Ignacio Zaragoza”/ Foto: Cortesía | Roberto Tezoco

¿Los estudiantes consumen comida chatarra?

Reconoce que existe la mala costumbre de consumir comida chatarra y litros de refresco de cola, lo que genera obesidad infantil, aunque la presidenta municipal Ruth García, envía personal del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) a impartir pláticas, para que la comunidad estudiantil se alimente de forma sana con un menú que nutra.

Explica que en las comunidades cercanas a la escuela primaria, los niños no van al campo a trabajar, porque los jefes de familia emigraron al extranjero y envían remesas con las que la esposa adquiere lo necesario para que los infantes estudien y coman bien.

Síguenos a través de Google News

“Los pequeños tienen la mala costumbre de consumir chatarra y refresco, pero como se tiene el comedor se prohíbe que salgan de la escuela en busca de comida basura”, resalta.

Las mamás de los alumnos hacen el esfuerzo de preparar durante la semana, los mejores platillos y, para ello se turnan por equipos. "Los maestros a veces acompañamos a los niños durante la hora de la comida, para poner el ejemplo de alimentarse sanamente con verduras y frutas", apunta.

Te puede interesar: Toman docentes escuela Nicolás Bravo, ¿qué exigen?

La matrícula de la Primaria Ignacio Zaragoza es de 94 alumnos y 4 docentes; dos profesores atienden primer grado y los otros dos, de segundo a sexto año.

Policiaca

Unidad Especializada en el Combate al Secuestro realiza operativo en Orizaba

Trascendió que resultado de la intervención policiaca, sería la detención de al menos 16 personas

Local

Orizaba entre los municipios con más agresiones a mujeres

La mayoría de los agresores portaban algún tipo de arma al cometer actos violentos contra veracruzanas

Local

Será en junio cuando entreguen obra en puente del Metlac, ¿qué opinan transportistas?

Transportistas no están de acuerdo con la noticia ya que los afecta económicamente, por ejemplo, gastan gasolina de más

Policiaca

Choque en Orizaba deja ocho personas lesionadas, entre ellos hay infantes

Los ocho lesionados fueron valorizados por personal de la Unidad Municipal de Protección Civil

Local

En primavera aumenta consumo de bebidas alcohólicas: AA

Juan X, integrante del Grupo Fortaleza de Alcohólicos Anónimos habla de los problemas de adicciones en la región de las Altas Montañas

Local

Ciclovía para las Altas Montañas, se quedó en proyecto: BiciOri

El ciclismo como deporte o medio de transporte para la población, cada vez se arraiga más en el Valle de Orizaba