/ martes 12 de noviembre de 2019

Orizaba-Ixtac: abusos letales

Hace un año, el 1 de noviembre de 2018, fueron asesinados arteramente por policías municipales de Orizaba los hermanos Román y Ernesto Pérez González, uno profesor y el otro odontólogo de profesión.
Ambos crímenes ocurrieron alrededor de las 5 de la madrugada, frente al domicilio de sus padres Luz María González y Román Pérez.

El primer acribillado fue Román, de 31 años de edad, quien era director y docente de un par de escuelas secundarias en la región de Orizaba. El profesor fue rafagueado a escasos metros de su casa paterna por los elementos de seguridad. Ernesto, al escuchar los disparos, salió de la vivienda percatándose que la víctima era su hermano. Al abalanzarse sobre su cadáver, también fue acribillado. Su padre acusó que manipularon los cuerpos colocándolos boca arriba y “sembrándoles” una arma para simular que habían atacado a los policías. Pretendían hacerlos pasar por delincuentes.

Doña Luz María afirmó haber visto también cuando los uniformados movían los cuerpos de sus dos hijos. “Volví a abrir la puerta y le dije al señor (Juan Ramón) Herebia (director municipal de Gobernación), quien se estaba poniendo guantes de látex: ‘¡Una ambulancia, mi hijo se está desangrando!’, y me dijo: ‘No señora, ya ni va a venir, ya están muertos, ahí está el arma’, y aseguró que él tenía un policía herido”.

Ante la presión de la familia, del magisterio y líderes del SNTE y de la CNTE, así como de la ciudadanía orizabeña, Herebia Hernández —quien como director de Gobernación del Ayuntamiento coordinaba a los uniformados— tuvo que pedir licencia para separarse del cargo durante un lapso de tres meses, al término del cual fue reinstalado por el alcalde priista Igor Rojí López. En cambio, la Fiscalía General del Estado detuvo e investigó a 14 policías, de los cuales seis fueron imputados por homicidio doloso calificado.

Hace 17 días, ahora en Ixtaczoquitlán —en el mismo corredor industrial de Orizaba—, fue denunciada la desaparición de siete comerciantes de ropa usada. Seis hombres y una mujer, oriundos de Ciudad Mendoza, fueron detenidos arbitrariamente por elementos de la Policía Estatal la tarde del domingo 26 de octubre cuando descargaban la mercancía de un tractocamión. Los remitieron a la Comandancia Municipal de Ixtaczoquitlán, donde poco después fueron liberados tras el pago de una multa. Sin embargo, cuando retornaban a su lugar de origen a bordo de una camioneta, fueron interceptados por dos grupos de hombres armados en el tramo carretero Orizaba-Río Blanco, de la autopista Córdoba-Puebla.

Sus familiares acusan ahora al director de Gobernación, del Ayuntamiento de Ixtaczoquitlán, Octavio Pérez Romero, de haber ordenado su detención, lo que obviamente el funcionario municipal niega. Pero ellos siguen desaparecidos.

Hace un año, el 1 de noviembre de 2018, fueron asesinados arteramente por policías municipales de Orizaba los hermanos Román y Ernesto Pérez González, uno profesor y el otro odontólogo de profesión.
Ambos crímenes ocurrieron alrededor de las 5 de la madrugada, frente al domicilio de sus padres Luz María González y Román Pérez.

El primer acribillado fue Román, de 31 años de edad, quien era director y docente de un par de escuelas secundarias en la región de Orizaba. El profesor fue rafagueado a escasos metros de su casa paterna por los elementos de seguridad. Ernesto, al escuchar los disparos, salió de la vivienda percatándose que la víctima era su hermano. Al abalanzarse sobre su cadáver, también fue acribillado. Su padre acusó que manipularon los cuerpos colocándolos boca arriba y “sembrándoles” una arma para simular que habían atacado a los policías. Pretendían hacerlos pasar por delincuentes.

Doña Luz María afirmó haber visto también cuando los uniformados movían los cuerpos de sus dos hijos. “Volví a abrir la puerta y le dije al señor (Juan Ramón) Herebia (director municipal de Gobernación), quien se estaba poniendo guantes de látex: ‘¡Una ambulancia, mi hijo se está desangrando!’, y me dijo: ‘No señora, ya ni va a venir, ya están muertos, ahí está el arma’, y aseguró que él tenía un policía herido”.

Ante la presión de la familia, del magisterio y líderes del SNTE y de la CNTE, así como de la ciudadanía orizabeña, Herebia Hernández —quien como director de Gobernación del Ayuntamiento coordinaba a los uniformados— tuvo que pedir licencia para separarse del cargo durante un lapso de tres meses, al término del cual fue reinstalado por el alcalde priista Igor Rojí López. En cambio, la Fiscalía General del Estado detuvo e investigó a 14 policías, de los cuales seis fueron imputados por homicidio doloso calificado.

Hace 17 días, ahora en Ixtaczoquitlán —en el mismo corredor industrial de Orizaba—, fue denunciada la desaparición de siete comerciantes de ropa usada. Seis hombres y una mujer, oriundos de Ciudad Mendoza, fueron detenidos arbitrariamente por elementos de la Policía Estatal la tarde del domingo 26 de octubre cuando descargaban la mercancía de un tractocamión. Los remitieron a la Comandancia Municipal de Ixtaczoquitlán, donde poco después fueron liberados tras el pago de una multa. Sin embargo, cuando retornaban a su lugar de origen a bordo de una camioneta, fueron interceptados por dos grupos de hombres armados en el tramo carretero Orizaba-Río Blanco, de la autopista Córdoba-Puebla.

Sus familiares acusan ahora al director de Gobernación, del Ayuntamiento de Ixtaczoquitlán, Octavio Pérez Romero, de haber ordenado su detención, lo que obviamente el funcionario municipal niega. Pero ellos siguen desaparecidos.

martes 12 de noviembre de 2019

Orizaba-Ixtac: abusos letales

martes 13 de agosto de 2019

Cuitláhuac en la FGR

lunes 01 de julio de 2019

Zenyazen: no ve ni oye

viernes 28 de junio de 2019

Negociazo en tecnológicos

jueves 27 de junio de 2019

Cuitláhuac: lunes negro

martes 11 de junio de 2019

Veracruz: ¿continuará la 4T?

lunes 10 de junio de 2019

Nassón: sus otras ‘víctimas’

viernes 07 de junio de 2019

Yunes: a rendir cuentas

miércoles 05 de junio de 2019

Infiltrados en Veracruz

miércoles 29 de mayo de 2019

Cazarín veta a Portilla

Cargar Más